domingo, 17 de marzo de 2013

“Se alocó”; los sicarios debían matar sólo a líder taxista, pero uno de los matones perdió el control y ultimó a todos, informó el Procurador


Cancún.- Los sicarios que asesinaron a las siete personas del Bar La Sirenita de la Región 233 tenían instrucciones de matar únicamente a Francisco de Asís Achach Castro (a) “La Barbi”, secretario de conflictos del Sindicato de Taxistas, pero uno de los matones “se alocó”, así lo informó este Domingo el procurador de Justicia de Quintana Roo, Gaspar Armando García Torres, al revelar las declaraciones de los presuntos responsables de la masacre, mismos que fueron detenidos este fin de semana.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...