jueves, 4 de septiembre de 2014

Mataperros: camioneta combi con falsos veterinarios a bordo recorre calles de Cancún, ofrecen servicios médicos para mascotas, matan a can embarazada


Cancún.- Una perra embarazada murió tras ser vacunada por un falso veterinario del “Grupo Veterinario Protección Animal A.C. de Cancún”, se trata una camioneta tipo combi con leyendas pro salud animal que recorre las calles de esta ciudad ofreciendo servicios médicos para mascotas, entidad dirigida por un hombre que falsamente se dice veterinario, así quedó al descubierto este jueves ante la Procuraduría de Justicia del estado, tras la apertura de la Averiguación Previa 5540/2014, interpuesta por la propietaria del can que perdió la vida.


Un supuesto veterinario que mató a un perro con una inyección fue denunciado, al final se supo que ni era médico veterinario, ni contaba con una clínica veterinaria, la dueña del can denunció ante las autoridades judiciales a este estafador e interpuso la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público del fuero común.


La mujer de nombre, Zaida Rocío Luna Ramírez, dijo a los medios de comunicación:


“Quiero denunciar al Grupo Veterinario Protección Animal A.C. de Cancún, ya que el día de hoy se presentaron a mi domicilio con propaganda y licencias para vacunar a mis perros, al comentarles que estaban todos vacunados y que no necesitaban ninguna vacuna por el momento, uno de los jóvenes se percató de que una de mis perras estaba embarazada y me ofreció vitaminas para su estado de gestación, a lo cual ingenuamente accedí, pero unas horas más tarde mi perra murió momentáneamente, de inmediato los llamé y les notifiqué lo sucedido, así que el joven me llevó a las oficinas para hablar con el dueño, el cual se encontraba en completo estado de ebriedad y de manera déspota me corrió de sus instalaciones”.


La mujer también indicó que el supuesto propietario de la clínica veterinaria le dijo que no tenía nada que ver con la muerte del animal ya que él no le había puesto ninguna inyección, sin embargo, el empleado de la clínica que la vacunó fue una de las personas que acompañó a la mujer a interponer la denuncia y tras aceptar que el no era médico veterinario, se disculpó por el error, pues dijo que sólo aceptó el trabajo por falta de empleo.


Indicó que su patrón sólo le explicaba lo que debía hacer y ofrecer a los posibles clientes, y dijo que varios jóvenes son reclutados por este supuesto médico veterinario, el cual opera ofreciendo servicios de casa en casa, dejando propaganda y ofreciendo diferentes servicios a domicilio.


La mujer dijo a los medios de comunicación y a los agentes del Ministerio Público del fuero común, que el supuesto veterinario tiene un permiso del Ayuntamiento a su nombre.


Tras estos hechos se abrió la A.P.5540/ 2014.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...