miércoles, 3 de septiembre de 2014

Policías borrachos: inventan falso ataque para justificar parranda en horas de servicio, pierden hasta la pistola


Chetumal.- Dos policías estatales, identificados como Juvencio Doblado Dzul Alando y José Saturnino Uch Sánchez, fingieron un ataque armado para justificar una parranda en horas de servicio, en la borrachera perdieron un arma, y ahora podrían ir a prisión, así lo dio a conocer el titular de Seguridad Púbica, Juan Pedro Mercader Rodríguez, quien informó que a los oficiales le dio positivo el examen del alcoholímetro.

Dos policías podrían ser dados de baja en las próximas horas e incluso terminar en la cárcel, por irse de parranda en horas de servicio, perder sus armas de fuego que tenían a cargo, e inventar que fueron atacados por un comando armado, para justificar su estado inconveniente.

El secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo, Juan Pedro Mercader Rodríguez, confirmó que los supuestos guardianes del orden ya están siendo investigados para ser procesados por el Consejo de Honor y Justicia, y también por la Procuraduría General de Justicia.

Por su borrachera los guardianes del orden perdieron sus armas de cargo y para evitar ser sancionados, los agentes inventaron que habían sido atacados por un comando armado, mismos que supuestamente habían sido los responsables de las lesiones de uno de los elementos, aunque tras dar positiva a la prueba de alcalímetro y caer en contradicciones en su declaraciones ministeriales, confesaron la verdad.

“Está en proceso la investigación, pues lo dicho de ellos es que habrían sufrido un atentado con arma de fuego, sin embargo, el comisionado inmediatamente que se reportaron, pidió a uno de los elementos que no estaba lastimado que se sometiera a una prueba de alcoholímetro y salió positivo, y en función de eso se ordenó que se turne el caso a la Dirección de Asuntos Internos, además de dar vista a la Procuraduría de Justicia por la pérdida del arma y con la finalidad de que se finquen las responsabilidades y se esclarezcan los hechos porque hubo percusión de arma de fuego y ya hay una persona lesionada, ahí a la Procuraduría le corresponde la investigación”.

El secretario de Seguridad Pública afirmó que los dos policías involucrados estaban asignados a la partida de “Dos Aguadas” en la zona limítrofe con Campeche, mismo lugar donde supuestamente habían sido atacados a tiros por varios sujetos armados, lo que dejó a uno de los agentes herido de bala.

Versión que más tarde fue descartada por las contradicciones de los hechos y que determinó que la herida de bala fue presuntamente auto infligida por los elementos para hacer creer a las autoridades que habían sido atacados por un convoy armado.

“La investigación va por dos vías, una la judicial, puesto que hubo la percusión de un arma y un herido, además de la pérdida del arma y por parte de la Secretaría de Seguridad Pública se trabaja para deslindar las responsabilidades y turnar el caso a Asuntos Internos, como marca nuestra reglamentación”.

Otra de las versiones es que los elementos habían estado ingiriendo bebidas embriagantes con otro grupo de personas y que bajo los influjos del alcohol tuvieron un discusión que pudo haber ocasionado una pelea y que por ello uno de ellos haya salido herido con arma de fuego.

Juan Pedro Mercader Rodríguez destacó que el castigo será severo para estos dos agentes de la Policía Estatal Preventiva, e incluso no descartó que pudiera darse la baja definitiva de estos elementos.

Aquí el primer reporte de los dos policías (se transcribe tal cual incluidas faltas de ortografía):

Siendo las 23:00 hrs del día 29 deles en curso el sub oficial juvencio doblado dzul alando de la crp 1282 conducida por el mismo con uno de fuerza el pol. José Saturnino uch zanches se trasladaron al poblado de. Josefa Ortiz, cuando de pronto salió una mujer vestida de negro en medio del camino retomando un arma de fuego para lo que moví la camioneta en forma de zig zag para evitar que nos den, a si mismo salió un vehículo azul disparando por lo que accione mi arma a cargo una escopeta mosber calibre 12 detonando las 5 municiones abastecidas, de igual forma accione mi arma prieto beretta calibre 9 ml ignorando cuantos disparos hice, hago mención que la crp quedó a la orilla de la carretera y cuando decendimos mi compañero me dijo que estaba herido, por lo que caminamos al poblado de Josefa Ortiz de Domínguez sin poder encontrar ayuda por lo que retornamos y en el camino encontramos a una señora que ignoro sus generales nos dijo que su hija se había extraviado, por lo que los pobladores y la policía de Campeche nos auxiliaron.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...