miércoles, 29 de julio de 2015

Negociazo de Abuxapqui: cobra 9 mil pesos a tenderos para dejarles operar mini-casinos; con argucias legaloides hace dinero a costa de niños chetumaleños


Chetumal.- El gobierno municipal de Eduardo Espinosa Abuxapqui está cobrando 9 mil pesos por establecimiento para permitir el funcionamiento de las “maquinitas mini-casinos” en perjuicio de la niñez, la operación consiste entre pasos: clausura las “tienditas” amparado en la Ley de Juegos que prohíbe su uso, posteriormente les impone una multa económica, y cuando el tendero la paga, éste reabre el negocio y vuelve a poner en funcionamiento la máquina traga-monedas; acto seguido, el Ayuntamiento de OPB se hace omiso con el argumento de que sólo la PGR está facultada para decomisar las máquinas, y entonces el círculo vicioso se completa, esto ha sucedido ya 400 ocasiones, lo que da una idea del jugoso negocio, según el propio secretario general de la Comuna capitalina, Jorge Cheluja Aguilar, quien reveló este modus operandi.

El Secretario General del ayuntamiento capitalino, Jorge Cheluja Aguilar, argumentó que “sólo han podido” clausurar temporalmente a los negocios donde se encuentran los mini casinos, al carecer de los permisos pertinentes, sin embargo, tras pagar una multa de 9 mil pesos, vuelven a reabrir sus puertas.  

Afirmó que es responsabilidad de la Procuraduría General de la República decomisar estas máquinas de juegos de apuestas de azar.  

Reconoció que el último operativo se llevó a cabo hace aproximadamente 7 meses, cuando sólo se pudo decomisar 80 máquinas, aunque el Ayuntamiento ha clausurado más de 400 establecimientos por no contar con los permisos para operar estos aparatos. 

“Nosotros hemos presentado la solicitud, hemos tenido pláticas con ellos, pero me gustaría le pregunten a ellos, nosotros en nuestro ámbito de competencia atendemos las solicitudes y hemos clausurado arriaba de 400 negocios por este tema, pero pagan sus multas y tenemos la obligación de abrirles, ellos guardan las máquinas y después las sacan, pero no es un tema que le competa a la administración municipal porque es un tema del ámbito federal, la multa es de 9 mil pesos y parece redituable, desgraciadamente si están las maquinitas es porque alguien las usa, son actos que están fuera de ley pero existen 3 órdenes de gobierno y dentro de la regulación que existe esto le compete la ámbito federal”.

Argumentó que en tres ocasiones se ha solicitado a la Procuraduría General de la República su intervención para decomisar los minicasinos, sin embargo, el llamado del Cabildo, el de los regidores y del mismo presidente municipal, no ha sido atendido a pesar de que cada vez son más los establecimientos que cuentan con estas máquinas y cada vez son más niños que terminan con problemas de ludopatía infantil.

Sin embargo, reconoció que el Ayuntamiento de OPB ha cobrado multas a los dueños de estas máquinas y éstas continúan funcionando.

“Los minicasinos no es una responsabilidad del Municipio, está normado en la Ley de Juego y Sorteo y compete al ámbito federal a través de la PGR, no está dentro de las funciones del Ayuntamiento, lo único que hacemos es revisar la licencia de funcionamiento y si no incluye el catálogo de juegos y sorteos, son clausuradas las tiendas, pero pagan una multa y vuelven a reapertura, nosotros no tenemos la autoridad para poder confiscar estas máquinas y ponerlas a disposición, esto es un trabajo que le corresponde a la Procuraduría General de la República”.

De existir una coordinación entre las autoridades, reflejaría el decomiso de 400 máquinas tragamonedas, ya que este es el mismo número de clausuras que ha realizado el municipio a establecimientos por no contar con los permisos correspondientes para exhibir los minicasinos, concluyó la fuente.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...