lunes, 3 de agosto de 2015

El Ombusman Ignorante: titular de Derechos Humanos de QR en contra de la Alerta Amber


Por: Esmaragdo Camaz

Es insólito el pronunciamiento hecho hoy por el titular de los Derechos Humanos en Quintana Roo, Harley Sosa Guillén, respecto al derecho de niños y niñas, y la verdad que es difícil saber si se trata de una broma, un arrebato de ignorancia, o una obsesiva calentura por promocionarse en la prensa aún a costa del ridículo; este funcionario advirtió que “llegará hasta las últimas consecuencias” hasta encontrar quién “filtró” foto y datos personales de la menor de 12 años reportada en Cancún como desaparecida el viernes pasado, ¿qué éste señor no sabe que toda esa información forma parte de lo que se conoce como Alerta Amber?, las procuradurías de los Estados y en este caso la de QR y su titular, Gaspar Armando García Torres, son los responsables de la difusión masiva de esos materiales gráficos en un formato de alerta a gran escala en la que participan medios de comunicación y el público en general en la búsqueda de personas y niños extraviados, ¿o es que el ombusman quintanarroense está en contra de que la comunidad ayude al rescate de estos infantes? 

Qué ignorante.

Sosa Guillén dijo esto:

“El Consejo Consultivo de la Comisión de los Derechos Humanos damos a conocer un pronunciamiento hacia los medios de comunicación, servidores públicos y autoridades par que se respete el derecho a la protección de datos personales de niños, niñas y adolescentes, la semana pasada el día viernes se dieron a conocer notas en la que una menor de edad, una niña de 12 años en Cancún, aparentemente se había escapado con su novio y dan a conocer el nombre de la niña y por eso iniciamos una queja de oficio y daremos vista al Ministerio Público para que se haga un investigación real para saber de dónde se filtró el nombre de la menor”.

Es imperativo decir que la foto y nombre de Fátima Alondra Mejía Falcón, de 12 años de edad, no es ninguna “filtración” como dice Sosa Guillén, esos datos forman parte de la ficha digital que la Procuraduría de Justicia de Quintana Roo emitió luego de que el padre de la menor la reportó como extraviada.

Por eso y por la gravedad del caso fue emitida esa alerta.

De ahí llegó a los medios de comunicación y a su vez pasó a miles de retuits que la comunidad en general le dio al hecho para buscar a la niña.

¿Y cómo poder encontrarla sin esos datos?


La Alerta Amber y en ocasiones una pre-alerta, ocurre cuando un adulto o menor de edad es reportado como desaparecido, y su objetivo es que la comunidad ayude a localizar a la víctima.

La Alerta Amber también funciona como un inhibidor contra el delincuente, pues este se siente acorralado por la exhaustiva búsqueda resultado de su difusión masiva.

Pero Sosa Guillén dice esto:

“Comentan que autoridades policiales dieron a conocer el nombre y el primer contacto que tuvimos con las autoridades comentan que para nada los dieron a conocer, pero pueden tener sanciones, las autoridades pueden ser hasta destituidas y se les puede iniciar un proceso en su contra, pero primero investigaremos y llegaremos hasta las últimas consecuencias, aquí el llamado es para las autoridades y medios de comunicación para que entre todos protejamos el derecho de las niñas, niños y adolescentes”.

Qué ignorante.

Si el ombusman quintanarroense quiere “investigar” esta “filtración”, sólo le anda haciendo a la Policía China, pues el responsable de la información es Gaspar Armando García Torres, el titular de la Procuraduría General de Justicia en Quintana Roo, institución que emite la Alerta Amber en el estado cuando es necesario.


Y si Harley Sosa tiene un mejor método para encontrar a los niños y niñas desaparecidas, pues que se lo cuente a un padre o una madre de familia desesperada en el momento de la desaparición de su hijo o hija, cuando lo único que quiere es que éste aparezca a como dé lugar.

La niña por cierto, apareció al día siguiente, pues se había fugado con su novio de 21 años, lo que constituye un delito de estupro y/o violación, pues aún con el consentimiento de la menor, si éste existiera, el sujeto violó la ley al involucrarse con una menor de 18 años.

Tras este caso, muchos padres de familia que conocieron la historia a través de la prensa, están más atentos de sus hijas, ahora saben que sus niñas pueden ser objeto de delito, cuando quizá para la menor sólo se trate de un “novio mayor”.

También la difusión masiva de este caso es un alerta para muchas niñas que confiadas y con engaños, caen en las garras de individuos sin escrúpulos conscientes de que están cometiendo un delito.

Y este caso también es una advertencia para aquellos vivales que abusan de las menores de edad.

Toda esta enseñanza es el sentido social de la difusión masiva de este tipo de hechos.

El Consejo Consultivo de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo hizo un llamado para que servidores públicos y autoridades eviten vulnerar los derechos de las niñas, niños y adolescentes y de no proporcionar los datos personales ni tampoco informar si fueron víctimas de algún delito.

La Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, en su capítulo Décimo Séptimo, establece claramente en qué consiste el derecho a la intimidad personal y familiar, y a la protección de sus datos personales y asimismo lo que se constituye como violaciones a este derecho.

Tocará a otras instancias determinar si el modelo de la Alerta Amber violenta el derecho de protección de datos de los menores de edad, sin dejar de entender la angustia y desesperación que los padres de un niño extraviado experimentan en un momento crucial en que lo único importante es la búsqueda masiva de la víctima.

Y esta no es posible sin la divulgación de su imagen y datos personales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...