martes, 13 de octubre de 2015

Madriza Policial: cuicos tunden a golpes y patadas a jovencita de 17 años, la mandan al hospital en estado de coma, “la levantaron como perro”, acusa la mamá


Chetumal.- Policías municipales mandaron al hospital en estado de coma a una menor de 17 años de edad luego de caerle encima a golpes y patadas con el pretexto de detenerla por riña en vía pública, y aún durante su traslado a Seguridad Pública, la tunda continuó, así lo denunció éste martes ente la prensa, la madre de la víctima, Guadalupe Cámara Reyes, quien dijo sobre los uniformados: “le dieron madrazos porque nadie los veía hasta que mi sobrino llegó y la levantaron como perro”.

Una menor de 17 años de edad terminó hospitalizada y en coma tras recibir una severa golpiza de policías municipales de Othón P. Blanco por rehusarse a ser detenida tras involucrase en una trifulca en un centro nocturno de Chetumal.


Según los familiares de Ninfa Valeria Cámara Reyes, la menor sostuvo una riña con otra mujer dentro de la discoteca Cat´s, misma que culminó a las afueras del lugar, donde fue sometida con gas lacrimógeno y a punta de golpes en las costillas y varias partes del cuerpo, incluso fue pateada en el rostro.

La madre de la joven, Guadalupe Cámara Reyes quien fue testigo de una parte de los hechos, narró el abuso policial y el trato cruel y degradante que sufrió su hija y que provocó la dejaran en coma. 


Señaló que su hija sufrió lesiones corporales graves que la mantienen todavía hospitalizada con un diagnóstico médico reservado.

“Corrió para no que la agarraran y le echaron gas lacrimógeno, se cayó y le pegaron los policías, le dieron madrazos porque nadie los veía hasta que mi sobrino llegó y la levantaron como perro y de tanto forcejeo ella cayó y se golpeó la cabeza y tiene una bola, llegaron 2 mujeres policías, la pararon y la esposaron, luego mi hija me pidió le eche agua porque le ardía su cara y no aguantaba y me empujaron porque según tenía que aguantarse y la subieron como perro a la patrulla y en el camino los policías le iban pegando y a mí me detuvieron por echarle agua. Mi hija tiene 17 años y les dije que no se pasen porque era menor de edad y no les importó, me dijeron que me callara pero mi hija lloraba porque se sentía mal”.


Afirmó que las agresiones físicas continuaron durante todo el traslado a los separos de la Policía Municipal, tiempo en el que quedó inconsciente de tantos golpes.

A pesar de su estado crítico de salud, durante más de una hora la menor de edad no recibió atención médica.


“Le venían dando en la camioneta y la última patada fue en la cara y se desmayó y estuvo tirada una hora, yo le dije a la policía que por favor llevara a mi hija al hospital porque sacaba espuma y me dijo que me callara, pero después de que tenía las uñas moradas y se mordiera la lengua la llevaron al hospital y la dejaron como perro, donde estuvo inconsciente por dos días, a penas hasta ayer empezó a reaccionar porque estaba en coma, estuvo a punto de perder la vida porque los golpes y el gas lacrimógeno le afectó”.


La señora Guadalupe Cámara Reyes, agregó que su hija tuvo que ser reanimada con electroshock, tras su crítico estado de salud a raíz de la brutal agresión policial.

Tras denunciar públicamente los hechos, los familiares interpusieron una denuncia en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, además informaron que interpondrán una denuncia penal ante las autoridades encargadas de impartir justicia. 


Exigieron justicia y que este como muchos de los abusos policiales no queden impunes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...