martes, 2 de febrero de 2016

Tráfico de Caracol: comercializan 5 mil toneladas en restaurantes de Quintana Roo, cooperativistas piden penas más severas contra furtivos


Chetumal.- Cooperativistas quintanarroenses se pronunciaron a favor de penas graves para pescadores furtivos que capturan y comercializan hasta 5 mil toneladas de caracol rosado (en veda) cada mes en restaurantes de la entidad, mismos que venden el producto a sus comensales con el falso argumento de que el molusco es importado de Belicie, reveló el líder de la Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera, Langosteros del Caribe, Jaime Medina Flores, quien dijo que ya elaboran una propuesta dirigida a los diputados federales para modificar las leyes en la materia.

Informó que este año buscarán modificar el Artículo 420 del Código Penal Federal para elevar a pena grave la comercialización de especies acuáticas en veda debido al incremento de la captura ilegal del caracol.

Explicó que desde el 2013 cuando se declaró una veda de 5 años para el caracol rosado luego de estar casi en peligro de extinción por llegar a su punto máximo de explotación, los pecadores furtivos son los únicos que han distribuido en el mercado negro toneladas del molusco para atender la demanda de los consumidores, esto debido a la falta de vigilancia y regulación de la autoridades.

“Solicitamos se eleve a pena grave la comercialización del producto siempre y cuando no puedan comprobar la legal procedencia, el artículo 420 del código federal penaliza el transporte, acopio, pero no el que comercializa  directamente las especies declaradas en veda y es lo que nosotros queremos, porque una vez que se apruebe ya estaremos del otro lado,  por decir si en un restaurante están vendiendo caracol procesado en alimentos y no puede demostrar la persona que lo compró a una persona que esté autorizado o que es esta pescando legalmente es un infractor y como se eleva la pena las multas son fuertes entre ellas la clausura del establecimiento porque mientras haya quien lo compre lo seguirán vendiendo”.

Dijo que a pesar de estar prohibida su captura, acopio y transporte, es una realidad que el caracol rosado se vende en restaurantes de la entidad con la justificación de haberlo adquirido en Belice.

El representante de la cooperativa pesquera señaló que lo que se busca es que los restauranteros expendedores de pescados y mariscos dejen de comprar el molusco a los pescadores furtivos y ofrecerlo a sus comensales para lograr una menor demanda y sobre todo lograr la recuperación de esta especie nativa de la región.   

“Fácil sacan de 4 a 5 mil kilos por mes cuando a nosotros sólo nos autorizaban 4 mil kilos cada año, esa era la cuota de las cooperativa cuando ellos lo sacan cada mes, no hay control para nada ni  en el comercio, los establecimientos venden caracol y dicen que lo traen de Belice cuando ahí no es tan grande la producción, si el restaurante lo vende, tú como comensal llegas y ves el caracol en el menú lo pides y no te pones a investigar si es legal o ilegal”.

Destacó que actualmente se trabaja con el Centro Mexicano de Derecho Ambiental que es la encargada de elaborar el documento legal y la exposición  de motivos para presentar nuevamente a los legisladores federales la propuesta  para elevar a pena grave la comercialización de especies acuáticas en veda.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...