miércoles, 24 de agosto de 2016

Fredy Marrufo agradece la vocación de servicio de Mario López


Cozumel.- En el marco de la celebración por el “Día Nacional del Bombero”, el Presidente Municipal, Fredy Marrufo Martín, felicitó a todos los elementos de la Dirección de Protección Civil, en especial al bombero Mario López Alfaro, quien verdaderamente es un héroe al sobrevivir a una tragedia mientras cumplía con su labor procurando la seguridad de los cozumeleños.

Mario López, es originario de Independencia, Chiapas, quien a pesar de la discapacidad como consecuencia del accidente, continúa con su vocación de servicio y comparte con sus compañeros las experiencias que le ha dejado este oficio, donde el esfuerzo y las ganas de proteger a la población convierten a los elementos en verdaderos héroes.

Fue el 26 de mayo de 1995 durante la administración pública de Germán García Padilla, cuando López Alfaro, tuvo la terrible experiencia que le cambió completamente la vida, al acudir junto con sus compañeros de oficio para sofocar un incendio que él mismo considera como el más grave en la historia de la isla, ya que perduró por más de una semana en una zona selvática, aledaña la carretera Transversal, la cual ponía en riesgo los ranchitos que ahí existían, e incluso a la pistas del aeropuerto internacional.


“Ese día estábamos trabajando y al ingresar al monte donde el incendio estaba más fuerte, hicimos unas guardarayas, pero al otro lado se quemaba de raíz un árbol de aproximadamente 10 metros de altura, que al caer me dejó prensado contra el suelo por espacio de casi dos horas hasta que me lograron rescatar, lo que me provocó graves fracturas en la parte cervical, que hasta el día de hoy no me permiten caminar”, detalló el bombero.

Contó que además de esa fractura, el peso del enorme árbol también provocó que sus costillas se partieran en pedazos, así como también una terrible fractura craneoencefálica y en otras partes del cuerpo que lo dejaron en estado de coma, despertando una semana más tarde en un hospital de la ciudad de Mérida, donde los médicos le diagnosticaron solamente unos cuantos días de vida, por lo que pidió su alta para ser trasladado a la isla a pasar sus últimos días.

“Eran tantas mis ganas de vivir para seguir disfrutando a mi esposa Amparo Velasco y a mis hijos Luz Verónica, Rosa América, Audy Tamar, Mario Azaél y Laura Patricia (esta última que en ese entonces apenas tenía meses de vida), que desperté con la esperanza de ganarle la batalla a la vida”, expresó emotivo Mario López.


Esas mismas ganas de vivir, le dieron la fuerza suficiente para salir del hospital, y posteriormente con apoyo los gobiernos Municipal y estatal en turno, del empresario Mario Molina y el DIF de Cozumel, para su transportación y su rehabilitación que hasta el día de hoy le permiten seguir con vida, a pesar haber perdido la movilidad de las piernas.

“Parece terrible este accidente, pero en realidad a mi me parece una bendición, porque me permitió sobrevivir para seguir disfrutando de mi familia, así como darme la oportunidad de conocer a quienes realmente aprecian el trabajo de un bombero, porque me apoyaron en todo momento como el caso del actual Presidente Municipal, Fredy Marrufo Martín quien siempre está al tanto de mí. Si me dieran a elegir entre otros oficios, elegiría nuevamente ser bombero y no me arrepentiría de acudir con mi deber y mi compromiso de velar por la seguridad de la ciudadanía” finalizó Mario López Alfaro, el valiente bombero que arriesgó su vida por el bienestar de los cozumeleños. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...