miércoles, 5 de octubre de 2016

Detectan 500 “diablitos”: Chetumaleños, Bacalarenses, Morelenses y Carrilloportenses se roban la luz


Chetumal.- La Comisión Federal de Electricidad detectó más de 500 casos de robo de energía con la implementación de diablitos y otras alteraciones a los equipos de medición en Chetumal, Bacalar, José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto, generando pérdidas de más de 4 millones de pesos.

El superintendente de la CFE en la zona sur, Gonzálo Paredes Plancarte, informó que por medio de los operativos que realizan los elementos de la paraestatal se pudo descubrir en viviendas particulares, comercios y unas cuantas industrias que alteraban sus medidores, estaban conectados de manera directa, utilizaban diablitos y otras modalidades para que en sus facturas bimestrales se reflejara un menor consumo.

Estas anomalías han sido detectadas en los cuatro municipios que le corresponde a la zona sur, Othón P. Blanco, Bacalar, José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto.

“En caso de robo de energía te puedo decir que tenemos una campaña de detección de servicios que hacen uso indebido y tenemos poco más de 500 servicios detectados en el ámbito de los cuatro municipios del sur del estado y estamos dándole seguimiento y en caso de que no se haga la recuperación procederemos con las demandas”.

Ante ello exhortó a la población que pudiera tener alguna modificación en su instalación eléctrica o medidor a que lo elimine y lo corrija para que no tenga ninguna consecuencia que pueda afectar drásticamente en su economía debido a las elevadas multas económicas y sanciones legales que implica el robo de energía.

“Lo que hay que evitar es hacer el uso indebido de la energía eléctrica, tenemos interpuestas las denuncias y le damos seguimiento, la mayor parte de ellas al iniciarse el proceso terminan pagando por la nueva modalidad de hacer un convenio de pago”.

Hasta el momento la CFE ha interpuesto 25 denuncias ante instancias federales y recuperado más de 3 millones de pesos, sin embargo en la mayoría se ha llegado acuerdos para formalizar convenios de pago y poder recuperar parte de las pérdidas. 

Según estimaciones de la paraestatal, el robo de energía representa un 2 por ciento del total de la producción, sin embargo son millones de pesos que no ingresan de manera bimestral. Por robo de energía la CFE pierde entre 40 y 50 millones de pesos al año, y a pesar de ser un delito federal, el robo de energía se sigue cometiendo.

Explicó que los usuarios de viviendas particulares han tenido que pagar entre 20 y 50 mil pesos, dependiendo del tiempo en que hayan robado energía, aunque en los casos de quienes llevaban años con estas malas prácticas, los montos son mayores.

La Comisión Federal de Electricidad también alertó a la población sobre la existencia de pseudo empleados y asesores de energía que por una cantidad (que puede ser entre mil 500 y tres mil pesos) ofrecen garantizar reducir en un 50 por ciento la disminución del pago de sus recibos de luz con la instalación de “diablitos” o alterando los medidores para aparentar un menor consumo de energía eléctrica.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...