viernes, 11 de noviembre de 2016

Exhiben a Martha: Catedrático de la UQROO publica mensajes de texto de la titular del SQCS


Chetumal.- La directora del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social, Martha Silva, envió la madrugada de este Viernes mensajes vía celular al profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Caribe, Carlos Barrachina Lisón, en respuesta a una columna de opinión donde el mentor cuestionó la viabilidad del proyecto de Carlos Joaquín en materia de comunicación social, mensajes que el catedrático calificó como ofensivos y los expuso en una extensa carta abierta que publicó en redes sociales.

Este nuevo roce entre comunicadores y funcionarios del gobierno de Carlos Joaquín surge en medio de una ascendente descomposición de las relaciones entre el “Gobierno del Cambio” y los medios de comunicación establecidos en Quintana Roo.

Aquí el documento en cuestión:

Carta abierta a la C. Martha Silva: Directora del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social.
Carlos Barrachina Lisón
11 de noviembre de 2016

Distinguida señora doña Martha Silva,

Me voy a permitir responderle públicamente a los mensajes ofensivos que usted me ha enviado esta madrugada. Lo publicito por la sencilla razón de que usted es una Autoridad Pública, que representa al C. Gobernador en una posición de poder muy importante. Una responsabilidad que además le confiere la encomienda de asegurar que la libertad de expresión se garantice en el sistema de comunicación pública del estado. Después de sus comentarios agresivos sobre mi persona, no creo sinceramente que usted tenga ni el deseo, ni la competencia profesional para poder desarrollar esta misión tan importante. 


Ayer yo escribía en una nota lo siguiente: “El perfil eminentemente político de Martha Silva, como directora del SQCS, ha levantado severos cuestionamientos: ¿cuál es el objetivo del Gobernador?: ¿controlar férreamente lo que se presenta en los medios públicos? ¿hundir de forma definitiva al SQCS, dándole la puntilla que se requiere? A pesar del cariño que la nueva responsable tiene a la institución, por ser una de las primeras imágenes públicas de la misma, la pregunta que circula es si tendrá las posibilidades para hacer resurgir a un sistema de comunicación público, que por naturaleza democrática debe reflejar la pluralidad de las opiniones, o si su tránsito será un lento anestésico que encamine al sistema a una muerte discreta. Sin duda todo dependerá de las instrucciones que haya recibido, y de su capacidad profesional”. 

En ningún momento califique en un sentido u otro su “capacidad profesional”, y no me parece ofensivo señalar que usted tiene un perfil “eminentemente político”, ni que responda a las instrucciones del señor Gobernador. Sin embargo, esta mañana me despierto con un mensaje que usted me escribió entre las 24.48 del día de ayer y la 1:17 del día de hoy y que se encuentra adjunto en las fotografías adjuntas en el comentario que subo al Facebook. 


En este mensaje, usted se defiende profesionalmente, no sé por qué razón... A continuación, me acusa de que “yo ando buscando chamba”, pone en duda mi profesionalidad, señala que usted tiene una larga carrera que la da la experiencia “de lo que es la democracia”; y además cuestiona mi capacidad de comentar las acciones del Gobernador, sin investigar o sustentar con ninguna prueba mis argumentos. 

Pudiera entender que una persona sin información, responsabilidad, ni cultura, pudiera “agredirme” así, señalándome de forma tan grosera que mi objetivo, cuando comento las acciones políticas, que suceden en el estado de Quintana Roo es “buscar chamba”. Pero que una responsable política lo señale me parece no sólo una grosería, sino una falta de responsabilidad grave. Para su información, aunque lo sabe, soy profesor de Ciencia Política, con definitividad, en la Universidad de Quintana Roo. Desde el año 2006 soy uno de los pocos profesores de la UQROO que se ha mantenido de forma ininterrumpida en el Sistema Nacional de Investigadores del CONACYT. Además, acabo de aceptar la Coordinación Académica de Seguimiento y Titulación de los posgrados de Derecho en la Universidad Anáhuac de la Ciudad de México; y he solicitado una licencia para poder desempeñar esta función. 


Quizás, usted está acostumbrada a que algunas personas que conoce, sólo escriben para buscar un espacio laboral; pero resulta que hay personas desinteresadas, que tienen un gran cariño al Estado, que tratan de aportar ideas, y apoyar a las instituciones con sus comentarios. Éstos por supuesto no siempre tratan de adular al señor Gobernador, porque de poco le sirven a éste los lambiscones, o los cortesanos que sólo le sonríen para tenerlo contento. Así no se ayuda a la consolidación de la democracia en el Estado. 

Me preocupa más, sin embargo, su intolerancia, ante los comentarios y su falta intencionada a la verdad. ¿Cómo puede alguien que repite estas actitudes, coadyuvar a la libertad de opinión en el Estado desde una posición pública? 


Recuerdo que me sorprendió el día 31 de agosto con un comentario fuera de tono, en el momento en que pregunté por primera vez, sobre cuándo el Gobernador presentaría su programa de Gobierno (también adjunto fotografía de esta conversación). Usted me respondió: “CJ no puede dar a conocer su programa de Gobierno hasta que tome protesta el 25 de septiembre y sea Gobernador Constitucional. En su momento lo dará a conocer, está bien preparado para eso”. En ese momento usted era la responsable de la “Mesa de Expertos” en el equipo de Transición. Yo le repliqué señalándole que debía tener un programa de gobierno y haberlo presentado en la campaña, y usted me respondió en mayúsculas: “POR LEY NO LO PUEDE HACER HASTA QUE SEA GOBERNADOR”. Le pregunté en qué Ley se señalaba eso, pero no me contestó, y se limitó a señalarme que sería en base a propuestas ciudadanas.

Todavía me sorprendió más el día 14 de octubre, en el que además usted faltó a la verdad. Ese día había yo de nuevo preguntado sobre el programa de Gobierno.  Usted me señaló: “CJ tomó protesta como Gobernador apenas hace 3 y medio semanas. Y la política no es lo que se tiene un fondo y un transfondo (sic). En estos días se hará la presentación del programa de Gobierno”. Le pregunté si la podía citar para que la gente se sintiera más tranquila, y usted me volvió a responder en mayúsculas: “No porfa ESO ES SOLO FACULTAD DEL GOBERNADOR”. Le respeté y no hice público su nombre. Ese día usted cometió dos errores graves en política. Engañarme y tomar el nombre del Gobernador en vano (también adjunto copia del mensaje).


Sé que usted tiene apoyos políticos muy sólidos y que eso le hace sentirse muy segura. Ello le hizo cometer la torpeza de prometer gasolina el día de la elección a los que votaran por Carlos Joaquín, y le costó que le buscara la policía, y que cerraran temporalmente la estación de la Insurgentes. Ese mismo respaldo le ha llevado a proponer personas en el gobierno, muy cuestionadas en la prensa y en la sociedad chetumaleña, que también le causaran disgustos, no sólo al pueblo, sino al Gobernador….  


Sin embargo, modestamente, le comento que me considero un demócrata, y que sí me creí el discurso de Carlos Joaquín González de que las cosas iban a cambiar en el Estado; por eso creo que merece la pena seguir expresando mi opinión sobre los aconteceres políticos.


Permítame que le regale gratis un consejo no pedido. La política no es para “conseguir chamba”. La política es para servir a la gente. Lo comento porque ahora entiendo porque usted me confesó que el sistema sólo le había “premiado” en su vida una vez con una diputación. No se trata de ser “premiado” con un puesto político; se trata de servir para el mismo y ser útil para el desarrollo del Estado, y el bienestar de los ciudadanos. Hoy usted me ha mostrado que está muy lejos de ese ideal. Yo de usted, por dignidad renunciaría a su encomienda. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...