lunes, 7 de noviembre de 2016

Negocio chatarra: Funcionarios de Educación y Salud se embolsan billetazo a costa de obesidad infantil


Chetumal.- Permitir la venta de comida chatarra y gaseosas en las tiendas escolares es un negociazo para autoridades de Educación y de Salud del Ayuntamiento de Othón P. Blanco pese a que este tipo de artículos están prohibidos para su venta en planteles escolares, ingresos que no son reportados a las arcas municipales y estatales, trascendió este lunes.

A cambio de ello las autoridades solapan la venta de alimentos chatarra al interior de las escuelas primarias y secundarias por intereses económicos, a pesar de que quedó completamente prohibida en la ley general de salud la exhibición y venta de refrescos gaseosos embotellados y de alimentos con altos niveles de calorías.

Tratando de justificar las malas prácticas y su incapacidad para promover el cuidado de la salud, previniendo y combatiendo la obesidad y sobre peso infantil, el director de Salud Municipal, Fidel Cabrera Olivera, responsabilizó a la sociedad de este problema social y multifactorial al afirmar que algunas autoridades sí hacen su parte.

“Yo creo que las autoridades hacen su parte pero la sociedad también tiene que hacer su parte, por ejemplo la SEP tiene que emitir dentro de sus programas de educación para la alimentación y tengo entendido que hay programas especiales que se están difundiendo pero no han aterrizado en todas las escuelas, el problema no es de un solo nivel, los tres niveles de gobierno están involucrados, uno es la SEP que debe vigilar al interior y la periferia y en coordinación con todos nosotros podemos hacer que se mejoren las condiciones de venta totalmente irregular”.

Mientras la Secretaría de Salud realiza acciones para prevenir y combatir la obesidad y sobre peso infantil, autoridades como salud municipal y de la Secretaría de Educación y Cultura, promueven la venta de productos que causan estas enfermedades que pueden llegar a ser mortales.

“Nuestra responsabilidad es vigilar que se respeten estas leyes en coordinación con la SEP porque mucho de esto es la tolerancia de los directores de escuelas que están involucrados cuando son los primeros que tienen que vigilar esto e informar a quien tiene que dar parte, yo creo que tienen que entrar a su responsabilidad porque esto es un riesgo para la salud”.

El negocio de puestos de comida, alimentos chatarra y bebidas gaseosas al interior de los centros educativos ha sido más atractivo para los directores las escuelas y funcionarios públicos, en vez de promocionar la salud y la cultura de un alimentación saludable.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...