domingo, 20 de noviembre de 2016

Reserva Territorial: Carlos Joaquín y Roberto Borge vendieron hectáreas en Tulum


Es la danza de la venta de lotes de la reserva territorial. Es una tentadora práctica de la que es difícil abstenerse siendo gobernante de cualquier nivel, más sabiendo que esto no es constitutivo de delito, pues apenas alcanza a ser una falta administrativa. Dos reveladoras informaciones periodísticas del pasado reciente publicadas en EQR en 2011 retoman vigencia hoy cuando el gobernador Carlos Joaquín tiene demandado a su antecesor Roberto Borge por el remate de grades extensiones de terrenos propiedad del estado. 

Por: Esmaragdo Camaz

Carlos Joaquín vendió parcelas de la reserva territorial en Tulum entre los años 2005 y 2008 cuando era presidente municipal de Solidaridad, acusación hecha por los ejidatarios de Manuel Antonio Hay. Esta información no es nueva, fue publicada originalmente en EQR en Octubre de 2011 y en ese momento el entonces diputado federal priista no desmintió ni se inconformó con esta nota periodística. La publicación –que vio la luz hace cinco años- retoma vigencia ahora en un momento en que el tema de la venta de terrenos propiedad del estado es la principal acusación del “gobierno del cambio” contra el ex gobernador Roberto Borge.


Por su parte, Roberto Borge también vendió lotes de la reserva territorial en Tulum, unas 800 hectáreas del Ejido Macario Gómez, ubicadas a unos 11 kilómetros de los predios donde se suponía sería construido el Aeropuerto Internacional de la Rivera Maya, proyecto fallido hasta hoy. Esta información tampoco es nueva y fue publicada originalmente en EQR en Agosto de 2011. Esta nota periodística que surgió a partir de fuentes municipales de Tulum, desapareció de Expediente Quintana Roo poco después de su publicación resultado del múltiple hackeo propinado por personal del propio ex gobernador y que casi terminó con la base de datos de este medio informativo. Sin embargo, el sitio DossierPolítico lo reprodujo y desde entonces permanece ahí para consulta del público.

Haga Click para ver en grande

Escribí ambos artículos a partir de información proporcionada por funcionarios del entonces recién formado Ayuntamiento de Tulum y de la declaración de ejidatarios que fueron entrevistados y que aportaron datos en torno a estos temas. 

Es muy importante destacar y que el público lo tenga en cuenta, que en ese entonces –cuando escribí estos artículos-, Carlos Joaquín era un destacado e ilustre miembro del PRI. Diputado federal por ese partido y desde entonces aspirante a la gubernatura que hoy ostenta. 


En este mismo contexto, Roberto Borge empezaba su gobierno luego de una férrea disputa interna del PRI. El ex gobernador Félix González habría llenado de jugosas dádivas a Carlos Joaquín para renunciar a sus aspiraciones y dar paso a su delfín, ésta última también información publicada entonces y nunca aclarada por las partes.

Cito este contexto porque algunas de las fuentes que en 2011 aportaron datos para estos artículos periodísticos hoy son afines a Carlos Joaquín. 

Insisto que éstas notas informativas no son nuevas y publicarlas hoy en su contexto original -sin ninguna actualización- las convierte en textos aún más reveladores justo en este momento en que el tema de la venta de grandes extensiones de la reserva territorial ocupa la atención del público a partir de la denuncia interpuesta por el gobierno de Carlos Joaquín en contra de Roberto Borge.

Haga Click para ver en grande

Retomar estos reportes periodísticos de 2011 nos refresca el registro de que la venta de predios de la reserva territorial parece ser una práctica generalizada entre los gobernantes de cualquier nivel y época. Porque hoy además sabemos que este ejercicio no constituye un delito, sino apenas una falta administrativa, según lo ha informado Rafael del Pozo Dergal, el titular de la Función Pública del gobierno de Carlos Joaquín.


Quizá esto último es la base de la impunidad con la que los gobernantes actúan en este tema. Estas informaciones del pasado reciente también nos hacen pensar de que en la danza de la venta de terrenos todos los gobernantes –del pasado y del presente- pueden salir raspados en el caso de una investigación seria y a fondo.


Hasta hoy ninguna autoridad –incluido Carlos Joaquín- nos ha presentado un mapa detallado de las miles de hectáreas que han sido vendidas de la reserva territorial en los últimos años. No sabemos bien a bien cuántas habría vendido él mismo. O cuántas Roberto Borge, Félix González, Joaquín Hendricks, etc. Incluso Greg Sánchez y Alicia Ricalde también en su momento fueron señalados en este negocio, el primero por terrenos en Cancún y la segunda por amplias extensiones en Isla Mujeres Continental, donde se dice que el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa es uno de los grandes beneficiados. Así como otros alcaldes, algunos de ellos incluso sin quejas, porque también es cierto mencionar que no siempre hay quien se queje de esta práctica de los políticos-gobernantes porque del otro lado también hay muchos beneficiados.


Imposible dejar de mencionar la tradicional entrega de lotes de la reserva territorial a cambio del voto. Colonias inmensamente grandes han surgido en Quintana Roo a partir de esta práctica, que en ocasiones ha encontrado su auto justificante en la necesidades de la gente. La colonia Chiapaneca de Cancún entre ellas.


De acuerdo al reporte presentado por el gobierno de Carlos Joaquín, Roberto Borge remató entre familiares y amigos más o menos el 10 por ciento de la reserva territorial del estado. O sea que aún hay mucho por vender. Si las leyes no cambian, ésta práctica seguirá siendo una falta administrativa y no un delito. Y esto seguramente dará paso a más impunidad. 


Sólo los diputados pueden cambiar las leyes y convertir esta práctica en un delito, pero como siempre, los legisladores –que son los mismos políticos-, no se van a dar un tiro en el pie. Pero además, la actual Legislatura ya fue comprada por Carlos Joaquín y sólo le harán caso a su jefe porque el que paga manda, como en el gobierno pasado Roberto Borge hizo lo mismo y antes de él todos los demás gobernadores.


A continuación los dos artículos periodísticos en cuestión con sus títulos originales y sus textos íntegros sin ningún tipo de actualización:


Carlos Joaquín vende tierras nacionales; Cuauhtémoc Blanco y CEMEX entre sus clientes; acusan ejidatarios de Tulum

En su paso por la administración pública, en donde se ha desempeñado como presidente municipal, diputado federal y ahora aspira a un lugar en el Senado de la República, Carlos Joaquín González se ha beneficiado con el uso del poder, así lo exponen los ejidatarios de Tulum, quienes lo acusan de vender mil 150 hectáreas de terrenos nacionales y el desvío de recursos federales para una carretera que no construyó.

Por: Esmaragdo Camaz

El diputado federal Carlos Joaquín González vendió mil 150 hectáreas de tierras nacionales en territorio de Tulum durante el tiempo en que fue presidente municipal de Solidaridad, acusa una fuente del Ejido Manuel Antonio Hay, una comunidad colindante al lugar en que se ubican los predios comercializados.

Carlos Joaquín González, quien fue presidente municipal de Solidaridad de 2005 a 2008, habría desviado también recursos federales para construir una carretera que diera más plusvalía a los terrenos que vendió, a decir de la misma fuente, y quien pidió a Expediente Quintana Roo mantenerse en el anonimato, pese a la grabación en la que da a conocer detalles de esta transacción.

De acuerdo a esta fuente, Carlos Joaquín González, quien hoy es diputado federal, vendió en 2006, mil 150 hectáreas de tierras nacionales que se adjudicó en un proceso irregular y que haciendo uso de su posición, transó con ejidatarios de Francisco Uh May, lugar en el que se encuentran los predios.

De esas mil 150 hectáreas, Joaquín González habría vendido terrenos a jugadores de fútbol del primer circuito mexicano, entre ellos, Cuauhtémoc Blanco, así como también a la empresa cementera, CEMEX, terrenos que se ubican en lo que hoy es el municipio de Tulum.

En 2006, cuando Carlos Joaquín era presidente municipal y vendió estas tierras, Tulum todavía pertenecía al municipio de Solidaridad.

En ese contexto, el hoy diputado federal hizo arreglos con los ejidatarios de la zona, haciéndoles creer que haría un camino a Cobá, cosa que no sucedió, pero esto sin embargo, ayudó para sustentar ante la Federación, la obtención de recursos que al final, fueron desviados hacia los caminos que llevan a las hectáreas que el entonces presidente municipal habría vendido a particulares:

“En Cobá se hizo una asamblea, líderes de aquí (Ejido Manuel Antonio Hay), líderes de San Juan y la gente de ahí (Ejido Francisco Uh May), les dieron cheques, unos centavitos, se iban a hacer, 31 kilómetros de carretera, con Carlos Joaquín, pero dijeron que para lo nacionaleros de Cobá, pero no lo hicieron para allá, lo hicieron de Francisco Uh May para allá, para esos terrenos y ese dinero lo bajaron de la federación”, detalló la fuente.

“Carlos Joaquín les vendió, hasta donde yo tengo entendido, a jugadores y a una empresa que se llama CEMEX”, insistió el ejidatario, quien antes señaló al futbolista, Cuauhtémoc Blanco como uno de los compradores de los terrenos que habría vendido en diputado federal en el Ejido Francisco Uh May, del hoy municipio de Tulum.

Los terrenos se ubican también en las inmediaciones de los predios que han sido anunciados como parte del proyecto del aeropuerto de la Riviera Maya.

Carlos Joaquín González pertenece al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y  apareció de forma notable en la administración pública en 2005, como presidente municipal de Solidaridad. 

Se desempeñó también como secretario de Turismo en el sexenio de Félix González Canto. 

Se convirtió en diputado federal en 2009.

Fue uno de los precandidatos del PRI a la gubernatura de Quintana Roo en 2010 y se vio envuelto en un escándalo tras dimitir públicamente y filtrarse una negociación por 50 millones de pesos, una senaduría y el reparto de posiciones políticas para  los miembros de su equipo, a cambio de desistir en su intento por competir en esas elecciones.

Hoy, el todavía diputado federal ha puesto en marcha a sus activistas para una nominación al Senado de la República, que podría ser por el Partido Acción Nacional.



Braulio Luna, Temo, Pavel Pardo y Chucho Ramírez, futbolistas defraudados en Quintana Roo (Parte I)

A unos kilómetros de lo que será el Aeropuerto Internacional de la Riviera Maya, en el municipio de Tulum, los terrenos van ganando precios estratosféricos. Un promotor de fútbol que se adjudica la incursión del cancunense Carlos Vela a la campaña electoral del hoy gobernador Roberto Borge, figura en operaciones de compra venta en esa zona. Una filtración a Expediente Quintana Roo apunta al fraude, pues estos terrenos, vendidos a jugadores de la primera división de México, son propiedad de la Nación. Benjamín Matheis Valerio, el promotor en cuestión, aparece en fotos inéditas junto a la estrella del Barcelona Lionel Messi, y el mandatario Borge, como una forma gráfica de demostrar su cercanía al poder.

Por: Esmaragdo Camaz

Futbolistas del circuito profesional de la primera división de México habrían sido defraudados en Quintana Roo con la venta de terrenos nacionales y ejidales ubicados en Tulum, en operaciones en las que figura un promotor deportivo de nombre Benjamín Matheis Valerio y autoridades estatales, revela una filtración a Expediente Quintana Roo, misma que fue consultada y confirmada por fuentes oficiales de ese municipio.

De acuerdo a datos recabados entre autoridades de Tulum, se trata de una extensión superior a 800 hectáreas que se ubica en el Ejido Macario Gómez, población distante 20 kilómetros del centro de la ciudad, sobre la carretera a Mérida, es decir, en sentido opuesto a Boca Paila, la zona de playas.

Los terrenos, que en su gran mayoría están en breña, hoy tienen una importante plusvalía, pues se ubican a sólo 11 kilómetros de los predios “La Escalera” y “El Porvenir”, donde la SCT construirá el Aeropuerto Internacional de la Riviera Maya, tal como fue publicado este jueves en el Diario Oficial de la Federación.

En esa zona habrían comprado lotes los futbolistas, Braulio Luna, actualmente en el equipo Pachuca. Cuauhtémoc Blanco, ex jugador del América y de la Selección Mexicana. Johan Rodríguez, quien militó en equipos como Necaxca, Cruz Azul y Morelia. Pavel Pardo, defensa del América. Jesús Ramírez, ex jugador de Pumas de la UNAM y actualmente entrenador. Oscar Mascorro, ex jugador de los Tiburones Rojos del Veracruz, entre otros.

Algunos de estos lotes son terrenos propiedad de la Nación, y otros, son ejidales, pero en ambos casos, los predios no tienen el estatus de propiedad privada, situación bien conocida en Tulum, pues estas son zonas que en este momento enfrentan serios problemas de disputa de tierras.

Una fuente oficial consultada en Tulum confirmó que el promotor deportivo Benjamín Matheis Valerio ha vendido esos lotes a los jugadores de futbol, en ocasiones sensibilizados por un vendedor de tiempo compartido del Hotel Sunset, a quien identifican como “El Morro”.

Algunas de estas transacciones con los futbolistas habrían sido realizadas a través de una empresa denominada Sport House S. A., presuntamente propiedad de Matheis Valerio, en sociedad con personajes que en este momento son autoridad en el gobierno del Estado.

A decir de las fuentes consultadas, Matheis Valerio se dice protegido por autoridades del gobierno estatal y se adjudica el financiamiento de la participación del jugador cancunense, Carlos Vela, para la campaña del hoy gobernador Roberto Borge, quien apareció en televisión en 2010 en spots proselitistas al lado del joven futbolista, durante los tiempos de las campañas electorales de ese año.

El paquete filtrado a Expediente Quintana Roo incluye una foto inédita en la que aparecen, Roberto Borge; la estrella argentina del Barcelona, Lionel Messi, y el promotor Benjamín Matheis Valerio. Esta fotografía ha sido rastreada en la red y no hay una similar.

Lionel Messi estuvo en la Riviera Maya el 20 de Julio de 2010, en un viaje de vacaciones en el que se hizo acompañar de su novia Antonella Roccuzzo, tras su participación en el Mundial de Fútbol Sudáfrica.

Se desconoce si ésta foto filtrada a EQR fue tomada en esa ocasión. En la imagen los tres personajes parecen estar sentados en la grada de un estadio o un campo de entrenamiento. Messi porta una casaca de la marca Nike, como las que usan los jugadores cuando están en los entrenamientos.

Se sabe que durante su estancia en la Riviera Maya, Lio Messi no practicó al futbol ni realizó exhibiciones. La fecha y procedencia de la fotografía en cuestión es desconocida y EQR la presenta tal cual fue recibida en su buzón de filtraciones. Expertos en manipulación de imágenes consultados dan por válida la fotografía.

Esta imagen en la que figura la estrella del balompié mundial del equipo Barcelona y de la Selección Argentina de Fútbol, supone una estrecha y gráfica relación entre el hoy gobernador, Roberto Borge y el promotor Benjamín Matheis, quien también aparece en esta otra fotografía filtrada, con Lionel Messi, a quien le habría autografiado una playera de la selección de su país.

Fuentes oficiales en Tulum descartan que el promotor deportivo Benjamín Matheis tenga vínculos familiares con el ex gobernador, Joaquín Hendricks Díaz, aunque confirman que en su oportunidad, ambos sostuvieron algunos negocios.

El tema surge ante la creencia popular en Tulum de que Matheis es sobrino de Hendricks Díaz, pues el empresario se ha presentado con esas cartas en esa municipalidad.

El hermetismo y la discreción con la que se habla del tema de los futbolistas defraudados en Tulum son evidentes.

El fraude alcanzaría también a un número indeterminado de particulares que han comprado otros lotes en esas mismas zonas ejidales y en otras, propiedad de la Nación. En algunos casos los vendedores son los mismos, pero también hay otros quienes se ostentan como legítimos propietarios de esos terrenos, por lo que se presentan como vendedores de los mismos.

Las fuentes oficiales consultadas en Tulum revelan que algunos futbolistas defraudados ya tienen conocimiento de éstas irregularidades y algunos de ellos incluso, estarían buscando la intervención de autoridades.

Un poco más delante de Macario Gómez, población de referencia en la que se ubican los lotes de los futbolistas, está el caso de una gran extensión de tierra perteneciente a la población Manuel Antonio Hay, distante 31 kilómetros del centro de la ciudad de Tulum.

En ese lugar, un diputado federal por Quintana Roo, actualmente en funciones, vendió tierras propiedad de la Nación. Entre los compradores también hay un futbolista y una poderosa empresa mexicana, información contenida en la segunda parte de esta investigación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...