domingo, 4 de diciembre de 2016

Desencanto en el Caribe: Carlos Joaquín y el fin de su Luna de Miel con los Quintanarroenses


En 1989 en Baja California, el panista Ernesto Ruffo Appel se convirtió en el primer gobernador no priista de México. Tuvieron que pasar 27 años para que esa alternancia llegara al Caribe con un priista arrepentido panrredista, Carlos Joaquín. Los quintanarroenses se ilusionaron con el encanto de la transición, pero muy pronto ese entusiasmo –que llegó incluso hasta los Medios nacionales-, hoy se convirtió en desencanto.

Por: Esmaragdo Camaz

El desencanto del público contra Carlos Joaquín ha sido gradual y ascendente en los últimos días. Pero el chispazo definitivo que está llevando a los quintanarroenses a manifestarse en las redes sociales en ese sentido es el anuncio de que la ciudadanía tendrá que pagar 1,235 pesos por nuevas placas que los ciudadanos no necesitan y que el único propósito de ésta medida es que el “Gobierno del Cambio” se agencie más dinero para gastar.

La queja ciudadana es a fin de cuentas lo único importante, pues los quintanarroenses confiaron en un Carlos Joaquín que les prometió un piso más parejo, una vida mejor y sobre todo, no más impuestos.


Este desencanto del público contra el novel gobierno de Carlos Joaquín es resultado de una acelerada descomposición de esta administración estatal que está conformada de remiendos, desconfianzas y pugnas internas propias y normales de un equipo sin ideología común y con intereses personales resultado de una alianza amorfa entre priistas, panistas y perredistas que vieron la oportunidad de acceder al poder.

A lo largo de éste texto y porque el desencanto del público es lo verdaderamente importante, citaré entre párrafos algunos de los comentarios más significativos que los quintanarroenses han colgado en Facebook como muestra de su molestia y desencanto con el gobierno estatal y con el gobernador Carlos Joaquín (Se hacen correcciones ortográficas para su mejor entendimiento).

DESENCANTO DE LA PRENSA NACIONAL


“Que renuncie por inepto”. Julio Calva, habitante de Playa del Carmen, quien dice no al reemplacamiento.


Darío Celis, el prestigioso periodista financiero del Excélsior y de Grupo Imagen, es el primer periodista de alcance nacional que da por terminada la luna de miel con Carlos Joaquín. El columnista evidenció la promesa no cumplida del gobernador que se comprometió con sus electores a no aplicar nuevos impuestos. Como se sabe, el novel mandatario impuso un nuevo impuesto del 10 por ciento a la industria de juegos y sorteos, con el inverosímil argumento de que la medida es para frenar la ludopatia. El experto en finanzas también exhibe al secretario de Finanzas estatal, Juan Vergara, a quien lo relaciona con propietarios de casinos.


“Todos piensan en lo mismo: sacarle dinero al pueblo!!! Y la detención de Borge y sus cuarenta ladrones?!!! —Zoyla González, habitante de Chetumal.

El desencanto de la industria de los casinos con Carlos Joaquín es evidente. Estos negocios aportan unos 250 millones de pesos a las arcas de Quintana Roo y generan unos 2 mil 500 empleos directos y otros ocho mil indirectos. Sobra decir que estos centros de entretenimiento son parte integral del Turismo, nuestra única industria en el estado.

Aquí la columna de Darío Celis (http://www.dineroenimagen.com/2016-12-02/80924)

DESENCANTO DE HOTELEROS


“¿Para eso nos convenciste?”. —FI SH, habitante de Cancún.

Por su parte, los hoteleros de Cancún se hicieron acompañar por los dirigentes de prácticamente todas las cámaras empresariales del norte del estado para aclararle a Juan Vergara que no aceptan la propuesta de Carlos Joaquín de quedarse con el 70 por ciento del 3 por ciento del Impuesto al Hospedaje y dedicar sólo el 3 por ciento restante de este gravamen a la promoción turística de los Destinos de Quintana Roo.


Carlos Gosselín le declaró a los reporteros que sería ilógico que después de que les costó tanto trabajo lograr la transición ahora se pelearan con el nuevo gobierno. Pero apenas horas después, el líder del Congreso, Eduardo Martínez Arcila, expresó públicamente que la única propuesta que los diputados tienen en la mesa es la del financiero de Carlos Joaquín y que esa es la que van a aprobar en los próximos días.



“Repórtense los que decían que habría cambio y que Sr. Joaquín sería la mejor opción”. —Miguel Arjona, habitante de Cozumel.


El desencanto entre Hoteleros y Carlos Joaquín es latente y el encontronazo entre ambos es sólo cuestión de tiempo.

DESENCANTO DE ALCALDES


“El endeudamiento de la administración pasada ya se volvió escudo para exprimir más al pueblo, quieren dinero ?? Saben dónde está y quién lo tiene, con lo que se llevó Beto Borge da para solventar cualquier estrategia que puedan implementar para la mejora de Quintana roo!! Pero como comen del mismo plato, prefieren seguir chingando al pueblo”.— Rubén Figueroa Coral, empresario de Bienes Raíces y habitante de Playa del Carmen.

Más bragada que los demás, Perla Tun, la presidenta municipal de Cozumel, no se anduvo por las ramas y de plano ya cortó definitivamente con Carlos Joaquín y su séquito. La alcaldesa y el gobernador ya van sumando una lista de acciones que los evidencian.


Antes de enlistar estas acciones, el público debe tener claro que esta mujer arribó al poder de la mano de Carlos Joaquín. Fue la candidata de la alianza PAN-PRD y ferviente seguidora del hoy gobernador. Este rompimiento es especialmente significativo si se toma en cuenta que Perla Tun está gobernando el terruño del gobernador y de toda la familia Joaquín, quienes ya no la quieren tampoco.


“Todos son así, no sólo él”.—Siloe García, estudiante de Bachillerato y habitante de José María Morelos. “Pero Carlos Joaquín prometió el cambio, los otros no”.- Graciela Machuca Martínez, periodista y habitante de Felipe Carrillo Puerto. “Bueno eso sí”.—respuesta del bachiller.

Aquí los agravios entre Perla Tun y Carlos Joaquín:

1.- Perla Tun se rehusó a firmar el pacto de “Austeridad” que Carlos Joaquín firmó con diez de los once alcaldes del estado. La alcaldesa simplemente no asistió al evento que tuvo verificativo en Chetumal.


2.- En respuesta a lo anterior, Carlos Joaquín rehusó dar el banderazo de salida al evento deportivo “Iroman” –al que asistían todos los mandatarios-, y de hecho canceló definitivamente esta emblemática justa, que popularizó a Cozumel en el mundo por más de una década. Perla Tun, que se quedó esperando al mandatario, confirmó que el gobierno del estado no tiene más interés en este asunto. No sobra decir tampoco que la alcaldesa quería dinero por la realización de este evento, con el argumento de que al Ayuntamiento éste le generaba gastos.


3.- La presidenta del DIF estatal, Gabriela Rejón de Joaquín, invitó a la regidora cozumeleña, Gina Latife de Marrufo –ésta a su vez esposa del ex alcalde Fredy Marrufo-, a la toma de protesta del Voluntariado de esta institución, a la que asistieron los titulares de todos los DIF municipales excepto Gladys Tun –hermana de Perla Tun-, quien sin justificación se abstuvo de jurar. Lo más significativo de este pasaje fueron las fotos distribuidas en redes sociales donde destacan Gabriela Rejón junto a Gina Latife, un claro mensaje para las hermanas Tun.


4.- Pero en la siguiente oportunidad –apenas este fin de semana-, la hermanas Tun reviraron a Gabriela Rejón, pues ambas se abstuvieron de asistir a un evento en Cozumel donde la presidenta del DIF estatal participaba en una campaña a favor de los niños. Perla Tun y su hermana sólo enviaron a sus respectivas representantes.


“Hijos de su...m... Merecen que de verdad nos mandemos sin políticos de mierda, nos quitan un buen de impuestos y no buscan qué inventar par fregarnos más. Están viendo que el puto salario no da ni para lo básico y siguen con sus abusos. Chinguen a los ladrones de cuello blanco, no al pueblo. Me dan ganas de armar la revolución”.— Lulú Silva, habitante de Chetumal.

Perla Tun se niega a hablar públicamente sobre su deshecha relación con el gobierno de Carlos Joaquín. Pero se sabe de algunos hechos que han abonado gradualmente a la molestia de la alcaldesa cozumeleña con el gobernador.

1.- Perla Tun se lanzó de frente contra la prensa local. Los insultó, los exhibió y les metió una patada por el trasero a los periodistas. Estas acciones motivadas por la política anti-prensa que el propio gobernador Carlos Joaquín sostiene contra los medios establecidos en Quintana Roo. Pero cuando la prensa le respondió con una denuncia ante los Derechos Humanos, la presidenta municipal no recibió el apoyo que esperaba del gobierno estatal y en cambio fue sometida por la CEDHQR a que tenía que moderarse con los periodistas.


2.- Perla Tun se queja del gobierno estatal que se queda con la mayor parte de los impuestos que las grandes empresas establecidas en Cozumel pagan. Al Ayuntamiento le queda apenas algo así como un 30 por ciento. La alcaldesa ha declarado públicamente que esas son migajas.

3.- El gobierno de Cozumel enfrenta dificultades financieras y no tiene el apoyo del gobierno estatal. Y con la distancia entre Perla Tun y el gobernador las posibilidades de partidas adelantadas son cada vez menos probables. Sobra decir la molestia de la presidenta municipal por esta situación.


¿Querían cambio? Ese es el cambio…”.— Juan Puc Quintero, habitante de Chetumal y quien en su muro ya exhibe un pegote en contra del reemplacamiento.

A diferencia de otros municipios, en Cozumel el desencanto es aún mayor porque la molestia con Carlos Joaquín se extiende a Perla Tun y viceversa. Los cozumeleños ven el ascenso imparable de la inseguridad. Apenas esta semana se registraron tres linchamientos en tres días seguidos a tres vándalos que fueron sorprendidos robando en establecimientos.

Esta situación de molestia de la alcaldesa contra el gobernador no es exclusiva de Perla Tun. Otros presidentes municipales –más moderados-, usan las política para esgrimir ante el mandatario y sus funcionarios las carencias y vacíos que prevalecen en esta novel administración estatal.

El desencanto en Cozumel es manifiesto y se va extendiendo gradualmente a otros municipios.


“Pues creo que están peor que antes. La izquierda fusionada con la derecha PRD/PAN más el PRI que es la cuna....pues ese empieza a ser el EFECTO… Yo fui a pagar obligadamente una multa de mi pequeño negocio y fue una tortuosa faena. Explicarles que no había lugar para ello y después de casi una semana ahí me hicieron el gran 30% de descuento. Copias y copias....porque si no pagas te vuelve a caer otro inspector con una multa por no mostrar la multa pagada.....!!! Esto es una sinvergüenzada de los funcionarios quienes sólo siguen LAS POLITICAS DEL GOBIERNO ESTATAL EN FUNCIÓN. Pero así era….¿Cómo ver el cambio con todas las mafias infiltradas en la misma ratonera…?”— Yazmín Díaz Ojeda, habitante de Cancún.

DESENCANTO DE LA BUROCRACIA

Entre el gabinete de Carlos Joaquín también priva el desencanto. No todos los que caminaron a su lado están en los cargos importantes. O al menos no donde ellos creen que merecen estar. Y esto generó al inicio una discreta disputa que hoy ya es un conflicto visible. El jefe de su oficina, Miguel Ramón Martín Azueta, y su secretario de Gobierno, Francisco López Mena, sostienen una reyerta a base de empujones, filtraciones, zancadillas, intromisiones más allá de sus funciones y sobre todo, la rebatinga por los millonarios presupuestos que van a ejercer a partir del próximo año. Tema aparte y ya conocido ampliamente el despido masivo de burócratas que tiene en jaque a la economía de Chetumal.


“Se supone que por eso hizo un refinanciamiento, para no caer en estas mamadas, ya nos endeudó 30 años más, y ahora sale con esto, que no joda el cabrón! Claramente se nota que se trata de un robo al bolsillo del pueblo. CSPM”.—Car Puc, habitante de Chetumal.


Pero al desencanto mayor al interior del gobierno de Carlos Joaquín es la incursión tolerada de “Los Poblanos”. La cabeza visible de este grupo es Juan Vergara, el secretario de Finanzas. Una especie de “chimoltrufio” que como dice una cosa dice la otra. Primero afirmó que Quintana Roo estaba en quiebra financiera, pero cuando el titular de Hacienda, José Antonio Meade, dijo lo contrario, entonces el poblano reculó y se dijo mal interpretado por los medios. Antes denunció ante diputados que los Hoteleros cancunenses evadían millones de pesos de impuestos y anunció una cacería fiscal, pero luego se desdijo cuando el dirigente de los aludidos, Carlos Gosselín, advirtió que las palabras del poblano eran una afrenta para sus agremiados. Y Juan Fernández mintió otra vez al afirmar que no habría nuevos impuestos ni endeudamiento, resultando ambas aseveraciones en falsedades.

DESENCANTO POR EL SOBREENDEUDAMIENTO


“Todavía que el pinche salario de Cancún es una mierda, sube la canasta básica, la gasolina y no se qué tanto madre más y aún así ponen más chingadera para cobrar, bola de rateros corruptos ratas de alcantarilla, bola de perros”.—Elizabeth Ramírez Martínez, habitante de Cancún.

A Félix González Canto y Roberto Borge Angulo les llevó 11 años hundir a Quintana Roo en un severo endeudamiento de 22 mil millones de pesos. Pero Carlos Joaquín más eficiente que sus antecesores, logró sumir todavía más al estado en apenas dos meses al frente del gobierno. El novel mandatario -de la mano de su financiero poblano-, aumentó la deuda a casi 35 mil millones de pesos con una serie de estratagemas con los bancos acreedores y como resultado de ello, este nuevo gobierno va a disponer tan sólo el próximo año de 21 mil 200 millones de pesos, unos 700 millones de peos más que el año pasado.


Carlos Joaquín usó la deuda pública de Quintana Roo como herramienta electoral. Hoy el desencanto de los quintanarroenses es manifiesto pues ven cómo en vez de resolver los pasivos, el nuevo gobernador los aumentó considerablemente.

¿Y BORGE?, OTRO DESENCANTO


“Le faltan Huevos para quitarle a Borge todo lo que se robó, prefiere seguir sangrando al pueblo, qué decepción”.—Candy Núñez, habitante de Cancún.


Roberto Borge también le significó a Carlos Joaquín un excelente activo, pero mantenerlo eternamente para usarlo como una excusa recurrente es un recurso que ya se le esté acabando.


En Veracruz, Miguel Ángel Yunes no perdió el tiempo y siendo todavía gobernador electo interpuso sólidas denuncias penales contra su antecesor Javier Duarte. Como resultado de ello y a antes de asumir el cargo, la PGR ya había devuelto 421 millones de pesos a las arcas de ese estado. También antes de jurar como gobernador, Yunes Linares ya tenía las escrituras de la mega-mansión de ensueño que su antecesor se mandó construir en Fortín de las Flores con un costo de 200 millones de pesos. Y también como resultado de su firme decisión de llevar a Duarte ante la Justicia, el ex mandatario veracruzano renunció en los últimos días de su mandato para iniciar su huida. O sea y en concreto, el hoy gobernador veracruzano –que como Carlos Joaquín también uso los excesos de su antecesor con fines electorales-, sí cumplió con sus electores.

Pero en cambio en Quintana Roo, Carlos Joaquín siendo ya gobernador electo emprendió un inútil periplo por los once municipios del estado dando abracitos y besitos a la gente en vez de aplicarse en el armado de las denuncias que probablemente hoy tuvieran ya a Roberto Borge y a sus funcionarios ante la Justicia.


“Mejor que le quite el dinero a Beto Borge que se transó si se robó, por que es puro pancho que lo va a meter al bote”.—Walo Vázquez, habitante de Chetumal.

Es importante destacar que en ese periodo el propio Carlos Joaquín insistió que habían elementos de culpabilidad contra Roberto Borge pero que estaba esperando a asumir como gobernador para poder iniciar las auditorías que sirvieran de base para denunciar a su antecesor. En ese mismo espacio de tiempo el propio ex gobernador y sus funcionarios tuvieron más de cien días para preparar su salida del gobierno estatal.


“No pos qué poca madre”.— Roberto Carlos Figueroa Cruz, habitante de Cancún.

Como el público ya sabe, el gobierno de Carlos apenas presentó hace unos días una débil denuncia contra Roberto Borge por la venta masiva de lotes de la reserva territorial en beneficio de familiares y amigos quienes pagaron precios por debajo de los avalúos. No obstante, en muchos casos estos beneficiados pagaron millones de pesos por tales predios y la presunción de que éstos usaron dinero mal habido es lo que según el demandante, constituye un delito penal y no una falta administrativa.


Pero dos hechos claros respecto a este asunto han causado el desencanto entre los aguerridos electores y seguidores de Carlos Joaquín. Uno es que Roberto Borge no demuestra el comportamiento propio de un hombre en fuga. El ex gobernador ha sido visto en Estados Unidos paseando con sus hijos y a la vez  estaría preparando sus segundas nupcias, éste último episodio consignado con imágenes no desmentidas que circulan profusamente en las redes sociales. Y el segundo, que una periodista y activista, Fabiola Cortés, tiene más avances penales contra Roberto Borge que el mismo gobierno del estado. La también abogada le va ganando a Carlos Joaquín 2 a 1 en la tarea de llevar al ex mandatario quintanarroense ante la Justicia. Propósito que hoy ya nadie parece ser capaz de asegurar que se va a convertir en una realidad.

Los quintanarroenses están desencantados con Carlos Joaquín pues ven que los días pasan y Roberto Borge aún no es llevado ante la Justicia, tal como el hoy gobernador lo prometió en su campaña.


“El Gran Gobierno del "Cambio" pero pues los Poblanos tienen que Comer, allá los que votaron por el "Cambio" que salió PEOR”.— Lily Berdon Charles, habitante de Cancún.

En este prematuro escenario de promesas incumplidas, mentiras o verdades a medias, y de un temprano hartazgo del público, el incipiente gobierno de Carlos Joaquín presagia una ola de inconformidad popular que se le puede convertir en el mediano plazo en un obstáculo para cumplir con su labor de gobierno.

Las acciones inmediatas de un verdadero líder que ponga orden en el gobierno ya son necesarias.  


“Qué cambiazo está dando Carlos Joaquín al Estado, gracias Sr. Gobernador por jodernos más aumentando precios a las licencias, al emplacamiento y a las multas, ahora qué vendrá Sr. Gobernador? Todo lo contrario que ofreció en su campaña. Haaaaa pero no dice nada de quitarle sueldo a los que andan robando sueldo en Gobierno. Y de Borge no se diga, disfrutando lo que robó al Estado y hasta policías que nosotros pagamos lo cuidan. Éste era el cambio que prometió, pero sólo para ustedes, por que el pueblo más hundido lo deja, pero eso es lo que gana uno por creer en sus pinches mentiras. ¿Qué opina el pueblo? ¿O es que quiere endeudarnos más? Nos está dando la espada señor Carlos Joaquín a nosotros que lo pusimos en el puesto que tiene, sólo es uno más del montón, el pueblo esta decepcionado de usted metiendo a trabajar personas de otros lugares, el pueblo inconforme con su cambio. Pasa a tus contactos”.— Aline Villa, habitante de Chetumal. “Y así es el comienzo, qué será al final. Ojalá y razone”.—Adelfo Castillo Mora, en respuesta al comentario de Aline Villa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...