lunes, 5 de diciembre de 2016

Palo a quintanarroenses: Pagarán 1,181 pesos por reemplacamiento para saldar deudas de Borge, anuncia gobierno de Carlos Joaquín


Chetumal.- Al descalificar las quejas ciudadanas que rechazan en redes sociales el reemplacamiento forzado que impone el gobierno de Carlos Joaquín, su secretario de Finanzas, Juan Vergara, reiteró este lunes en rueda de prensa que los quintanarroenses pagarán el próximo año 1,181 pesos por los nuevos metales, mismos que serán fabricados con un costo de 300 pesos pero vendidos al público trescientas veces más caros. Con esto el gobierno joaquinista espera ganar unos 350 millones de pesos que se irán a un fondo no etiquetado, pero que según la fuente, servirá para paga a proveedores, a terceros y otros deudas derivadas del gobierno borgista.

Los dueños de automóviles en Quintana Roo tendrán que pagar 1,081 pesos a partir del 2017 por concepto de reemplacamiento y 100 pesos más por los derechos de la tarjeta de circulación que hace un total de 1,181 pesos, pese a la molestia generalizada expresada por la ciudadanía en redes sociales por el pago de estos impuestos.

El titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación del “Gobierno del Cambio”, Juan Vergara Fernández, confirmó que las nuevas placas serán obligatorias ya que la ley así lo establece para dar cumplimiento a la disposición general de renovarlas cada 3 años.

Esta medida recaudatoria producirá unos 350 millones de pesos no etiquetados a un rubro en particular y que la administración de Carlos Joaquín gastará a discreción, aunque en el discurso se dijo que se destinarán a pagar deudas de proveedores, retenciones a terceros, becas para estudiantes y para otros incumplimientos.


El Gobierno del Estado obtendrá ganancias millonarias ya que más de 675 mil 213 vehículos están obligados a pagar este impuesto, tomando en cuenta que la fabricación de las placas tendrá un costo de 300 pesos el par pero serán vendidas en 1,081 pesos a los ciudadanos, es decir más de 300% de su costo, con lo cual se obtendrán importantes utilidades. Dijo que hasta el momento son tres empresas interesadas en la licitación que cerrara este miércoles.

“El día miércoles a nivel nacional termina la licitación, ya hay empresas que están concursando, son tres y los costos de la placas van aproximadamente en 300 pesos el par, depende del momento en el que se gana la licitación y acorde al salario mínimo”.

Afirmó que desde el año 2000 se realiza el cambio de placas cada tres años y justició que este cobro es por ley.

“Las placas es una disposición nacional por medio de la Secretaría de Comunicación y Transporte que tiene su fundamento en el diario oficial de la federación del 25 de septiembre del año 2000 donde indica que las placas deberán ser cambiadas cada tres años y en nuestra Ley de Hacienda del Estado de Quintana Roo en su artículo 176 fracción segunda los derechos por canje de placas deberán pagarse los primeros tres meses de cada tres años”.

Señaló que las nuevas placas presentan códigos QR como una nueva medida de seguridad nacional, sin embargo en Quintana Roo no se cuenta con los lectores y otras tecnológicas para conectarse al sistema de seguridad nacional.

El padrón vehicular en Quintana Roo es de más de 675 mil 213 unidades, de las cuales 401, 578 son automóviles, 2,562 camiones y microbuses para pasajeros, 104, 907 camiones y camionetas de carga y 166, 167 motocicletas, estas últimas solo pagan 360 pesos por placas y 100 por tarjeta de circulación.

También las bicicletas y triciclos están obligadas a pagar, sin embargo, aunque será una cuota de entre 100 y 300 pesos, aún se desconoce el número de estas unidades.


En conferencia de prensa el encargado de las finanzas del estado Juan Vergara Fernández, aclaró que “por el momento” no habrá cobros ni verificación vehicular en Quintana Roo hasta nuevo aviso y que el costo del emplacamiento por mil 181 pesos está por debajo de los precios establecidos en otros estados.

“Los verificentros en Quintana Roo no existen, son una herencia que nos deja la administración pasada por medio de un decreto y un acuerdo que se encuentra en la ley de hacienda del estado y que precisamente el gobernador nos instruyó de no dar paso a los verificentros porque esto costaría un desembolso a todos los propietarios de vehículos y lesionaría su economía”.

El funcionario llamó detractores de Quintana Roo a los ciudadanos que han manifestado su inconformidad en las redes sociales y que no están de acuerdo con las medias que realiza este gobierno que según sería tolerante a las críticas y opiniones. Señaló que los detractores del gobierno están mal informando a la población.

“Hay temas que han sacado revuelo en medios de comunicación y redes sociales por las placas y la contratación de la digitalización y sistematización de un software que dará resultados de control de la administración pública, es muy sencillo y salir a hablar y ocultarse en las redes sociales con seudónimos y atacar y sobre todo desinformar las acciones correctas, transparentes y honesta del gobernador por medio de cada uno de sus secretarios y debería ser de manera profesional que las personas que manejen redes sociales se identifiquen, los invitamos se acerquen al gobierno para aclararles sus dudas”.

“Quienes desinforman en redes social y algunos medios son detractores de Quintana Roo que no quieren que le vaya bien a Quintana Roo y desinforman a los ciudadanos”.

De igual forma explicó que en el caso de la adquisición del software con un costo de 374 millones 050 mil 175 pesos, permitirá la transformación digital para tener un control financiero y la simplificación de trámites de las 67 dependencias gubernamentales.

Reveló que la compra millonaria se hizo a la empresa yucateca Blue Ocean Technologies S.A. de C.V. a través de una adjudicación directa y quien a raíz de esta venta busca instalarse en la entidad.

Dijo que la condición del gobierno fue que se cedieran licencias de por vida y que no se limite el número de usuarios para la utilización del software.

Además de que el pago se realice de manera diferida en 24 meses o hasta 36 como máximo debido a que en este momento no hay dinero.

Con ello dijo se tendrá control general sobre los inventarios, adquisiciones, control y manejo de licencias de bebidas alcohólicas, administración de obra pública, recaudación, auditoría fiscal, administración de cobros de los servicios de las dependencias gubernamentales y hasta saber el estado financiero del gobierno estatal.

Destacó que del 2011 al 2016 el gobierno de Roberto Borge Angulo pagó dos mil 24 millones 498 mil 286 pesos, sin embargo sólo el 62% está identificado, mientras que el 38% no está operando o no se encuentra en las actas de entrega recepción, es decir, recursos por más de 769 millones 309 mil 240 pesos no se encuentran en software.

Finalmente, manifestó que asume el costo político que implica el emplacamiento que se estará dando en razón de que la administración actual únicamente cumple con la normatividad vigente y está sustentado legalmente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...