miércoles, 25 de enero de 2017

Carros para todos: Líder del Congreso-QR financia vehículos para diputados pese a “austeridad”


Por: Jorge Argüelles

Para el diputado presidente de la Gran Comisión de la Decimoquinta Legislatura, Eduardo Martínez Arcila, quien actualmente sólo se transporta en una ostentosa camioneta Suburban, los vehículos con los que cuenta el Congreso no son aptos para transportar a los legisladores por cuestiones de seguridad, sin embargo, sí son aptos para que los trabajadores de menor rango realicen las diligencias cotidianas. Por ello es que para este año el Congreso del Estado le autorizará a cada uno de los diputados un préstamo para adquirir un vehículo nuevo que cumpla sus necesidades.

Esto con la excusa de que legislaturas pasadas desaparecieron todo tipo de unidades oficiales. Con lo cual ya tendrán un automóvil en el que podrán gastarse sus más de 20 mil pesos mensuales que reciben para gasolina.

Según el legislador que se dice panista, pero que implementa prácticas priistas, los vehículos serán acorde a las necesidades de cada uno de los parlamentarios, puesto que al final de cuentas se les descontará de su salario las mensualidades que acuerden en el préstamo.

Eduardo Martínez Arcila justificó la adquisición de la Suburban que es para uso exclusivo del presidente de la Gran Comisión, la cual todavía se está pagando con dinero del erario público y que tiene un costo en factura de 780 mil pesos, más los interés a crédito, al decir que la unidad tenía que cumplir con las condiciones se seguridad “mínimas” para viajar por todo Quintana Roo.

“Para los demás diputados se buscarán esquemas donde ellos puedan sacar un vehículo y a través de un apoyo o préstamo puedan ir devolviendo el vehículo, hay 11 diputados que su lugar de residencia es en la zona norte del estado y se tienen que trasladar para desempeñar sus funciones y trabajo y por cuestiones de seguridad y de eficiencia en el gasto público lo más conveniente es que puedan adquirir sus vehículos, es un tema de ayudarlos con un préstamo o algo porque no todos tiene 200 o 300 mil pesos y será dependiendo de la necesidad que tenga cada diputado”.

Dijo que se buscan los esquemas para financiar los automóviles o camionetas que quieran adquirir los diputados, ya sea a través de un arrendamiento que especifique que al término del pago los diputados puedan quedarse con las unidades.

“De acuerdo a este nuevo presupuesto vamos a establecer cómo pueden acceder a vehículos, el parque vehicular del Congreso es de 14 vehículos, de los cuales sólo 6 o 7 sirven pero son vehículos pequeños que sólo sirven para las diligencias”.

Al inicio de esta Legislatura, se autorizó la renta de dos camionetas “Durango” de lujo con cargo al Congreso local para que Eduardo Martínez Arcila (PAN) y Emiliano Ramos (PRD) puedan movilizarse, cada una con un costo de 900 pesos diarios, mientras que los otros legisladores se mueven con vehículo propio.  

“Yo tengo una casa rentada aquí pero tengo que viajar a Cancún, las camionetas las conseguimos en un buen precio porque no hay vehículos para transporte”.

La estrategia de este despilfarrador diputado fue insistir en que otras legislaturas  se llevaron los vehículos, aunque hasta la fecha no hay demanda alguna, o siquiera un investigación para saber el paradero de las unidades oficiales que debería contar el Congreso de Quintana Roo.

Por si fuera poco las lujosas camionetas (la Suburban y la Durango) son ocultadas por los parlamentarios  en un intento de no ser vistos como derrochadores de los dineros públicos. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...