jueves, 5 de enero de 2017

Los engañaron: Gobierno de Carlos Joaquín no cumple acuerdos con campesinos Mayas


Por: Esmaragdo Camaz

Los campesinos Mayas fueron engañados por el gobierno de Carlos Joaquín. A  los ejidatarios de José María Morelos les prometieron mil pesos por hectárea siniestrada y ahora les están pagando una parte proporcional que para algunos es de apenas 50 pesos. Y a los de Felipe Carrillo Puerto les prometieron una reunión con ejecutivos de la aseguradora para realizar una inspección de campo con miras a hacerles válido el seguro, pero los dejaron plantados. Los funcionarios joaquinistas no se presentaron a la cita.

La Zona Maya de Quintana Roo está caliente y el gobierno joaquinista está jugando con fuego.

En José María Morelos hay dos grupos y dos problemas. El primero es con 35 ejidos que sí fueron beneficiados con los seguros contra siniestros. Ya les están pagando, pero no a mil peros por hectárea como decía el acuerdo firmado con los funcionarios de SEDARU. Le están pagando al ejido y esta suma se la comparten entre los campesinos que tienen ahí su parcela. El resultado es que a algunos les toca 200 pesos, a otros 50, a otros 100, etcétera. Pero en ningún caso son los mil pesos por hectárea prometidos. Estos campesinos que se sienten engañados por el gobierno, están literalmente encabronados con Carlos Joaquín y en represalia detuvieron a tres funcionarios municipales que fueron a su comunidad a pagarles. También tienen una patrulla de policía en su poder. Hasta la tarde de este Jueves aún no los liberaban.

El otro problema en José María Morelos es con campesinos de 28 ejidos que no fueron beneficiados por la aseguradora. Los funcionarios de SEDARU les firmaron un acuerdo comprometiéndose a gestionar ante AGROASEMEX la inclusión de esos ejidos a razón de mil pesos por hectárea. Pero en los hechos la aseguradora no los consideró. Ahora este grupo de ejidatarios, que también se dicen engañados por el gobierno, están muy molestos y amenazan con nuevos bloqueos carreteros y otras medidas de presión.

En el caso de Felipe Carrillo Puerto, son 58 los ejidos que reclaman el pago por los siniestros del año pasado. Tenían la promesa del jefe de la oficina del gobernador, Miguel Ramón Martín Azueta, de reunirse ayer con ejecutivos de la aseguradora y funcionarios del gobierno joaquinista para hacer una supervisión de campo, pero nadie se presentó al compromiso. Muy convenientemente, los enviados del gobernador programaron la reunión para un después del 3 de Enero, día en que Carlos Joaquín asistió al aniversario del prócer que da nombre al municipio. Hoy los campesinos engañados declararon que ese día del homenaje no encararon al mandatario respectando la tregua pactada, pero que ahora por no cumplirles no responden por las reacciones que esto genere entre sus compañeros.

En ambos casos, José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto, comisiones de campesinos fueron a Chetumal a buscar solución a sus problemas. El pronóstico de lo que puede pasar en la Zona Maya no es bueno. Los funcionarios joaquinistas ya no quieren mediar con los campesinos porque no cuentan con el respaldo del gobernador. La respuesta permanente a todos los problemas es que no hay dinero y en este caso no es distinto.

Carlos Joaquín les dijo a los campesinos en su oportunidad que el tema de los siniestros era un tema de los seguros y no del gobierno. Es una verdad a medias. Los seguros son contratados por el gobierno del estado y no por los campesinos. Y por ende la aseguradora tiene que rendirle a cuentas a su cliente que es el gobierno estatal. Y éste a su vez tiene que proteger a los beneficiarios de ese seguro, que son los campesinos de la Zona Maya.

Los campesinos mayas no quitan el dedo del renglón. En la Zona Maya hay hambre, muchas necesidades y quieren obtener el dinero que ellos consideran les corresponde. En el pasado reciente los gobiernos del PRI complacían ampliamente a los Mayas, no por nada el Revolucionario Institucional ganó las pasadas elecciones en toda esa vasta región de Quintana Roo.

Los Mayas de Quintana Roo rechazaron a Carlos Joaquín en las pasadas elecciones y hay voces en la Zona Maya que lo acusan de querer cobrarles venganza.

Sea como sea, el riesgo de los bloqueos y otras medidas de presión son latentes y da la impresión de que más promesas incumplidas del gobierno pueden resultar en actos violentos. No olvidar tampoco que el uso de la fuerza pública también es una opción.

Ojalá pronto llegue una solución al problema.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...