miércoles, 4 de enero de 2017

No cumplió: Carlos Joaquín se lava las manos y da por terminadas las conclusiones del caso Roberto Borge


Por: Esmaragdo Camaz

Me parece que con esta declaración de hoy de Carlos Joaquín, los quintanarroenses podemos dar por terminada la promesa incumplida del gobernador de llevar a Roberto Borge ante la Justicia. El mandatario dijo esto: “Hemos generado todas las denuncias correspondientes, terminamos con todas las conclusiones, ojalá estuviera en mis manos terminar y decidir cada una de las acciones que deben emprenderse, hay autoridades correspondientes, estamos dando seguimiento a cada una de estas situaciones”.

Esto ya se veía venir.

En los días de las Navidades, el líder del Congreso, Eduardo Martínez Arcila, declaró que necesita por lo menos un año como para empezar un juicio político contra Roberto Borge. Esto da una idea clara de la línea del gobernador Carlos Joaquín respecto a las supuestas investigaciones contra el ex mandatario.

Y también por esas fechas, el nuevo fiscal, Miguel Ángel Pech Cen, declaró que no hay denuncia contra Roberto Borge y que “es del dominio público” que existe una contra el ex mandatario en la PGR. El abogado afirmó que la Fiscalía a su cargo recibió denuncias contra ex funcionarios del gobierno pasado, pero tampoco dio número de carpetas de investigación.

La asociación “Somos Tus Ojos”, la única institución que ha trabajado con firmeza para llevar a Roberto Borge ante la Justicia, calificó que el Fiscal de Quintana Roo, Miguel Ángel Pech Cen, no garantiza investigación contra el ex gobernador.

Y también en este periodo de tiempo se hizo más visible la presencia de Roberto Borge en Quintana Roo a través de fotografías que aparecieron en redes sociales. En todos los casos sin la preocupación de un hombre en problemas legales.


Con éstos antecedentes, sólo faltaba que el gobernador se echara para atrás en su promesa electoral de llevar a Roberto Borge ante la Justicia. Y eso es lo que hizo hoy.

Carlos Joaquín se está lavando las manos, le echa el “muerto” a la PGR, a las “autoridades” y prácticamente le da carpetazo al asunto. Su débil frase: “estamos dando seguimiento a cada una de estas situaciones”, no alcanza ni para taparle el ojo al macho.

El gobernador fue muy claro en sus frases. Está planteando que él ya terminó de aportar todas las conclusiones de lo que encontraron contra Roberto Borge y que no está en sus manos actuar contra el ex mandatario. Carlos Joaquín expone que eso le corresponde a las autoridades y no a él.

“Hemos generado todas las denuncias correspondientes, terminamos con todas las conclusiones, ojalá estuviera en mis manos terminar y decidir cada una de las acciones que deben emprenderse, hay autoridades correspondientes, estamos dando seguimiento a cada una de estas situaciones”.

También quedan pendientes los números de las denuncias. Se supone que hay sólo una contra Roberto Borge en la PGR y una para cada uno de sus siete ex colaboradores en la Fiscalía General del Estado. Aunque en todos los casos no se conocen los números de las carpetas de investigación. De esas supuestas denuncias interpuestas sólo tenemos la palabra de Carlos Joaquín. Queda en cada quintanarroense creerle o no al mandatario. A falta de pruebas esto ya se convirtió en mero acto de fe.

El público debe saber que una querella se basa en la aportación de pruebas que presente la parte acusadora. En este caso las supuestas pruebas contra Roberto Borge no son contundentes. Algunos de los supuestos delitos indilgados al ex gobernador apenas son faltas administrativas.

Lo malo de todo esto es que Carlos Joaquín ganó la simpatía del electorado con engaños. Acaso exageraciones. Afirmó que su antecesor se llevó 20 mil millones de pesos. Ha usado el argumento del desfalco de Roberto Borge para martirizarse. Para martirizarnos como estado. Y hoy que ya no necesita del voto de los quintanarroenses simplemente se lava las manos y deja tiradas las promesas que ahora vemos que no cumplió.

Y en vez de recuperar el dinero que él mismo dijo que Roberto Borge se llevó, Carlos Joaquín se lo cobra a la gente con más impuestos como el reemplacamiento, que para muchos quintanarroenses sigue siendo todavía inaceptable pese a la rebaja que anunció ayer.

Es muy temerario el gobernador Carlos Joaquín al fallarle a los quintanarroenses apenas empezando su periodo de seis años. Queda mucho tiempo por delante y gobernar sin credibilidad no le será fácil.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...