miércoles, 1 de marzo de 2017

Javicho, el Coco: El auditor incómodo


Por: Esmaragdo Camaz 

Al auditor estatal Javier Zetina González lo designó Roberto Borge, pero a Carlos Joaquín le está siendo muy útil. "Javicho" -como le dicen-, es algo así como el "Coco" con el que el gobernador asusta al enemigo. Al enemigo interno. 

"Javicho" no le estorba a Carlos Joaquín para sus planes con Roberto Borge. Ni le sirve ni le perjudica. Explico. 

Las indagatorias contra Roberto Borge las lleva la PGR del Dr. Raúl Cervantes. Y como ya informó esa institución, existe una carpeta de investigación en contra del ex gobernador de Quintana Roo por el delito de Recursos de Procedencia Ilícita, esto resultado de las denuncias interpuestas por el departamento Jurídico del Gobierno del estado, tal cual está detallado en el boletín correspondiente de la Procuraduría General de la República. 

Otras investigaciones sobre el mismo tema las lleva el fiscal del estado, Miguel Ángel Pech Cen, quien ya adelantó hace unas horas que un nuevo paquete de denuncias en contra de Roberto Borge está en proceso. 

Rafael del Pozo Dergal, el jurídico del estado, es en hechos reales el encargado de escudriñar, husmear y buscar en los cajones de los escritorios de las oficinas públicas, todo aquel documento comprometedor que el gobierno anterior haya podido olvidar, quemar o desaparecer de cualquier otra forma posible, para que la nueva administración no lo use en su contra. Y esta chamba ya está hecha. Ya está terminada. Los resultados de las misma son las denuncias antes descritas. 

"Javicho" no tiene poder ni facultades legales para proceder o encubrir a Roberto Borge o a Félix González Canto. Tampoco está en condiciones de decidir quedarse en el cargo o renunciar a él. Como todo funcionario público en México, su encargo depende de las decisiones del gobernante en turno, no del que se fue. 

¿De cuándo acá un gobernador es tan respetuoso de la ley? Carlos Joaquín no necesita ningún procedimiento especial o específico para deshacerse del tal "Javicho". Puede hacerlo cuando quiera y sin previo aviso. 

Aunque eso sí, un gobernador no suele responder a presiones. Menos si estas proceden –como en este caso-, de quienes temen en "Javicho" a un auditor incómodo. Casos específicos de los diputados Eduardo Martínez Arcila, panista líder del Congreso local, y Emiliano Ramos, perredista presidente de la Comisión de Hacienda y Cuenta Pública. 

A este par les urge la salida de Javier Zetina González. No quieren ser auditados por él. Lo consideran un extraño, no es parte del equipo. Es un borgista y lo ven como un inminente peligro. Martínez Arcila y Emiliano Ramos –que controlan y gastan con dispendio el presupuesto del Congreso- saben que no pasarían una auditoría realizada por el tal "Javicho". 

Martínez Arcila y Emiliano Ramos consideran que Javier Zetina no pertenece al "Gobierno del Cambio", una administración que panistas y perredistas creen que es suya. Arcila y Ramos parecen no haberse percatado aún que son ellos los que no encajan en este nuevo gobierno encabezado por un ex priista que no confía en el PAN ni en el PRD, tanto así que Carlos Joaquín no se ha afiliado todavía a ninguno de esos dos partidos. Y hasta donde tengo conocimiento, el mandatario no tiene planes de ello. Desconozco qué tan claro tiene el público éste hecho de que el gobernador no es panista, ni perredista, ni priista. No tiene partido pues. 

Carlos Joaquín González y Javier Zetina González son primos. También primo de Félix González Canto. Y éstos a su vez igualmente emparentados y en algunos casos cruzados con los Borge. La clase política cozumeleña en el poder es de una forma u otra, parte de una misma familia, incluso sin importar a qué partido pertenezcan. No olvidar a los panistas Gustavo Ortega Joaquín y Addy Joaquín, ambos familiares del gobernador, entre muchos otros. Todo esto es del dominio público y no representa ninguna novedad. Más bien es la conformación de que los únicos que no encajan en este clan son Martínez Arcila y Emiliano Ramos, al parecer ambos poco diestros en eso de ubicarse y saber dónde están parados. Lo que se llama el Don de la Ubicuidad. 

Martínez Arcila y Emiliano Ramos filtran a sus voceros oficiosos que "Javicho" ya se va. Que ya merito. Que ya hubo acuerdos con el gobernador y que ya tiene un pie fuera. El colega tunde-máquinas anda como ratón loco. Sus aliados ideológicos lo traen de aquí para allá con una información incierta, forzada, inviable. Lo hacen trastabillar, lo exhiben. Lo desgastan. Es difícil ver con claridad cuando un compromiso ideológico nos nubla el entendimiento. El perredismo ha sabido aprovecharse de eso.  

"Javicho" -después de todo-, no le viene mal al gobernador. Los primos pueden trabajar bien cada uno en el ámbito de sus responsabilidades. Con Javier Zetina como auditor, Carlos Joaquín puede mandar el mensaje no sólo a Martínez Arcila y a Emiliano Ramos, sino también al resto de sus aliados, como Jorge Portilla Mánica de Transporte, o Pedro Pérez de Agricultura, o Juan Vergara, éste último el titular de las Finanzas, una posición clave. Sin dejar fuera claro a la pléyade de poblanos que arribaron con el "Gobierno del Cambio", todos ellos también susceptibles de ser llamados a cuentas. 

Javier Zetina González ha declarado hoy a medios de prensa que no ha renunciado y que se mantiene trabajando como de costumbre. De hecho "Javicho" ha buscado por iniciativa propia canales de comunicación para expresarse ante la opinión pública, pues el propio Gobierno le ha negado ese derecho a través de los medios oficiales.  

"Javicho" ha desmentido hoy que deje el cargo, en respuesta a una publicación que dice lo contrario. Una fotografía de él durante una reunión de trabajo está circulando en redes sociales como una prueba de que se mantiene en el trabajo. 

A Javier Zetina González le toca auditar las cuentas del Congreso de Quintana Roo. Ésta es una de sus primeras encomiendas. Quizá eso no le diga mucho al público, pero quizá sí lo entienda si le digo que a "Javicho" le toca llamar a cuentas al "Diputado Rata", ese que sale en el video de Facebook asegurando que paga la renta de su Durango con su dinero, cuando en el mismo video es desmentido por documentos que prueban lo contrario.  

O quizá también le suena el otro diputado que se compró una Suburban con dinero del erario público para su uso personal y que le financió carros a todos los diputados. El mismo que se gastó 4 millones de pesos en las tabletas que les regaló a los 25 diputados porque supuestamente no podían contar manualmente los votos durante las sesiones del pleno. Bueno pues a ese me refiero, a Eduardo Martínez Arcila, el líder del Congreso. A ese también "Javicho" le meterá mano.  

Javier Zetina González tiene entre sus encomiendas revisar las cuentas del pasado reciente, entre los que sobresalen funcionarios del Borgismo-Felixismo. Pero el público debe saber que en esa revisión también están en la tablita funcionarios de Carlos Joaquín. Sí, del gobierno actual. Casos como el de los hermanos Julián y Alicia Ricalde Magaña, ambos ex presidentes municipales de Benito Juárez e Isla Mujeres respectivamente. El primero es hoy titular del área de los Indígenas y la segunda está al cargo de los Puertos. No es casual que la Ricalde se haya amparado contra la designación del auditor, pues también le teme a las auditorias de "Javicho" al no ser éste de su grupo. Este trabajo que va a hacer Javier Zetina González se llama: "Programa Anual de Visitas e Inspecciones (PAAVI) 2015" y fue solicitado por la XV Legislatura.  

Así la cosas, parece que "Javicho" se queda. Quien lo puede echar no lo echa y quienes tienen cola y le temen lo quieren fuera.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...