martes, 18 de abril de 2017

CAPA cierra: Cansado de quejas Gerardo Mora se atrinchera en oficina y niega acceso al público


Chetumal.- La Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) cerró sus puertas al público por instrucciones de su director, Gerardo Mora Vallejo, trascendió este Martes. La medida es una respuesta a las múltiples quejas de los usuarios que sólo piden agua apta para el consumo humano, en diversas colonias de esta capital y en zonas sub-urbanas y rurales, como el caso de Laguna Guerrero y Raudales, donde la población no puede hacer uso del vital líquido por la dureza mineral del mismo. 

Las puertas de acceso a las oficinas centrales de CAPA en esta capital, que tradicionalmente permitía al público ingresar por el amplio estacionamiento frontal, fueron cerradas y ahora la gente ya no puede ingresar al despacho del director general, en este caso, Gerardo Mora Vallejo, quien se atrincheró en el lugar para evitar a los usuarios que le reclaman constantemente la mala calidad del agua y el excesivo monto que aparecen en sus recibos. 

Para evitar cualquier posibilidad de que el público llegue a él, Gerardo Mora mandó a instalar guardias de seguridad que custodian todo el perímetro del amplio inmueble, desde el acceso principal hasta su oficina, trascendió.   

El director general de la Comisión de Potable y Alcantarillado (CAPA), Gerardo Mora Vallejo, ha optado por evitar el acceso a la gente, ante la creciente cantidad de quejas y denuncias que se han interpuesto por la mala calidad del servicio que presta la paraestatal, que ha obligado la intervención del Congreso del Estado. 
  
El regidor del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, Andrés Blanco Cruz, denunció que funcionarios con este comportamiento no deben formar parte de esta administración llamada del cambio y cuando se habla de un gobierno de puertas abiertas. 
  
El acceso al público a sus patios y oficinas administrativas de su sede principal actualmente se encuentra cerrado. 
  
Es una actitud que en nada abona a solucionar la problemática que existe en la ciudad de Chetumal, sobre todo por el tema de los embargos. Además, se ha cerrado el acceso para que los usuarios busquen directamente en sus oficinas al director, pues se colocó seguridad en las entradas. 
  
Blanco Cruz aseguró que el gobernador Carlos Joaquín ha pedido a los funcionarios estatales que se aplica y den un trato directo a los ciudadanos porque además los servidores públicos devengan un sueldo pagado con el impuesto de los usuarios. 
  
La actitud de Mora Vallejo es poco cortés, pues no solamente ha impedido el paso a los ciudadanos, sino a los medios de comunicación, la instrucción es que no se les atienda, si no hacen una cita previa. 
  
Finalmente, el regidor comentó que el director de CAPA debe dar la cara y debe tener la capacidad de resolver los problemas en lugar de guardarse, pues los problemas no se van a resolver a escondidas de la gente. 

Agua de CAPA no apta para consumo humano 

La Comisión de Agua Potable y Alcantarillado distribuye agua con una alta concentración de compuestos minerales, en particular sales de magnesio y calcio, a más de 1,700 familias de las comunidades de Laguna Guerrero y Raudales, debido a la falta de inversión para renovar la red de distribución e instalar un equipo de tratamiento para reducir la dureza del líquido. 
  
El delegado municipal de la comunidad de Laguna Guerrero, José Luis del Ángel Salazar, denunció que llevan más de 7 años recibiendo agua potable de mala calidad, pues la CAPA, a pesar de los altos cobros mensuales, nunca ha invertido en la infraestructura para mejorar el abastecimiento del vital líquido. 
  
“Hace falta una desoladora que nos hicieron hace algún tiempo, hay un equipo que está ahí y hemos manifestado ante el gobierno pero está abandonado y queremos que se eche andar esto, es un equipo caro que no está completo, mientras tanto sigue abandonado desde hace años”. 
  
Puntualizó que los habitantes han exigido a la CAPA que renueve la red de distribución y retome las obras pendientes que quedaron inconclusas, ya que debido al estado del agua no es apto para consumo humano, ni siquiera hirviendo el agua ya que tiene altos contenidos de sales. 
  
El representante de la localidad externó la molestia de las cientos de familias que tienen que conformarse con un servicio a medias, sin embargo, aclaró que en el caso de los cobros, los recibos llegan cada mes de manera puntual y con un aumento significativo. 
  
“Yo como delegado estoy recientemente en esto y quiero que se vea este problema que es esa desoladora que esta parada ahí, de ahí se le envía agua a Raudales y es el mismo problema, las redes de agua potable no sirven y por eso no se ha echado a andar eso. Hemos tratado de hervirla pero suelta más sal y por eso no podemos consumirla”. 
  
Dijo que este problema también afecta a la población de Raudales en la cual habitan unas 700 familias ya que únicamente pueden utilizar el agua para uso doméstico ya que beberla es prácticamente imposible debido a la pésima calidad del agua que proporciona la CAPA. 
  
Para poder echar a andar la planta desoladora, la CAPA tendría que invertir varios millones de pesos para sustituir su red de distribución debido al pésimo estado en el que se encuentra, por lo cual aun no se tiene fecha para cuando la paraestatal concluya esta obra que ha permanecido por 7 años en total abandono.

De igual forma puntualizó que otra problemática es la baja de precio para distribuir el agua, debido a los bajos niveles del único pozo de donde se extrae el líquido, esto ante las condiciones climáticas que prevalecen en la zona.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...