jueves, 6 de julio de 2017

¡Cómo comen!: Arcila asigna 3 MDP para la comida de los diputados del Congreso-QR 


Por: Esmaragdo Camaz 

Los diputados del Congreso de Quintana Roo no tienen llenadera. Su líder, Eduardo Martínez Arcila, les asignó 3,138,034.87 pesos para sus comidas. ¿No pueden pagarlas con sus propios sueldos? Cada diputado gana un salario integrado mensual superior a 75 mil pesos, a parte reciben otros beneficios y estímulos, por ejemplo, 20 mil pesos mensuales para gasolina, entre otros. El Congreso es autónomo y los legisladores se auto reparten el dinero público sin supervisión ni rendición de cuentas. Lo hacen a su libre albedrío. Y con esa facultad los representantes populares de los quintanarroenses decidieron comer con el dinero de las arcas del poder legislativo. 

El presupuesto anual de 3,138,034.87 de pesos para las comidas de los diputados –dividido entre 365 días al año-, equivale a un gasto diario de 8 mil 597.35 pesos. Esta cantidad es más o menos lo que un empleado "medianamente bien pagado" gana al mes. Sin embargo, los diputados se lo comen en un solo día. 

De acuerdo a este ejercicio de 365 días, cada diputado tendría unos 343.89 pesos diarios para comer. Pero esto no es cierto. Los legisladores no trabajan todos los días. Más bien apenas si trabajan, en comparación al ciudadano común. 
 
Haga click para ver en grande
Los diputados sólo trabajan en dos temporadas al año, lo que le llaman dos periodos de sesiones, que es cuando "obligadamente" tienen que presentarse en el salón de sesiones, éstas las únicas ocasiones que las inasistencias son contabilizadas, pues del resto de las faltas de los diputados no se tiene un registro oficial. 

Cada periodo de sesiones tiene una extensión máxima de 4 meses. Es decir que los diputados apenas trabajan unos 8 meses al año. O sea, unos 240 días más o menos. Pero los diputados sólo trabajan (cuando trabajan), de lunes a jueves, o sea, 4 días a la semana, unos 16 días al mes.  

Es decir que los diputados de Quintana Roo trabajan unos 128 días al año. No más. 

Así que los 3,138,034.87 de pesos para sus comidas habría que dividirlo entre 128 días al año. Esto significa que los diputados tienen 24 mil 515 pesos diarios para sus alimentos. Y esto entre 25 legisladores nos da un total de 980.63 pesos que sería el presupuesto diario para alimentar a cada uno de estos representantes populares. 
 
Haga click para ver en grande
Cada diputado del Congreso de Quintana Roo se come 125 mil 521 pesos al año del dinero público.  

Esta cantidad es libre de su sueldo, que es de unos 900 mil pesos al año. Más aguinaldo, que es superior a 200 mil pesos. Más 240 mil pesos de gasolina. O sea, un global de 1,340,000 pesos al año más otras prestaciones y estímulos. Y aparte de esta espectacular suma, los diputados decidieron desviar todavía más dinero del erario público para pagar sus comidas. 

Esta es la tabla del sueldo de cada diputado, de acuerdo a documentos oficiales del Congreso de Quintana Roo: 

65,859.28 - Remuneración mensual bruta 
52,127.66 - Remuneración mensual neta 
23,185.42 - Dietas 
 
Haga click para ver en grande
El diputado Eduardo Martínez Arcila es al mismo tiempo el presidente de la Gran Comisión del Congreso de Quintana Roo. Eso significa que tiene poder absoluto para decidir sobre el dispendio de ese cuerpo camaral. Todos los documentos de egresos están firmados por él y su equipo administrativo. 

En los documentos oficiales del Congreso de Quintana Roo publicados en su sitio web con motivo del corte al primer trimestre del presente año, no se publica quiénes son proveedores de estos alimentos. La opacidad prevalece en la gestión de Martínez Arcila pese a su gastado sonsonete de la transparencia y la anticorrupción. 

A diferencia de los diputados, el quintanarroense común no tiene 900 pesos diarios para alimentar a su familia. Más bien se las tiene que ingeniar para alimentar a los suyos con mucho menos de eso. El salario mínimo es de 80.04 pesos diarios para profesionales y para practicantes de oficios es aún menor. La desproporción entre el sueldo de los diputados y el ciudadano al que representan es abismal.

Y todavía con esas abismales diferencias de sueldo, los diputados toman dinero del erario público para pagar sus comidas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...