lunes, 25 de septiembre de 2017

La Tropa vs Remberto: Lo acusan de mal uso de recursos federales para SP, no les paga, sólo 12 patrullas sirven


Por: Esmaragdo Camaz

Remberto Estrada -el presidente municipal de Benito Juárez-, está haciendo mal uso de los recursos federales destinados a la Policía Municipal, acusa la tropa. Los policías cancunenses, molestos por múltiples engaños del alcalde, que no les paga sus sueldos a tiempo, abrieron la boca hoy durante una manifestación en el Palacio Municipal. Aseguran que sólo 12 patrullas son las que sirven y que éstas son las que “cuidan” a los cancunenses. También afirman que sólo 110 son los elementos activos en las calles y no los mil 900 que asegura el munícipe. De hecho, dijeron que este día en la explanada del Ayuntamiento fue que conocieron al secretario de Seguridad Pública municipal, de nombre Darwin Puc Acosta, a quien nunca antes habían visto. Ahora se entiende porqué la inseguridad y los delitos van a la alza en Cancún. Remberto ha desatendido la principal exigencia de los cancunenses. Y una prueba de ello es que hoy ni siquiera fue capaz de darle la cara a su propio cuerpo de Policía.

Los dichos y las excusas de Remberto en torno a la Policía municipal han resultado una falsedad ante la información de primera mano de los propios policías, que son a fin de cuentas los que conocen los recovecos de la corporación y son también los que arriesgan el pellejo en las calles a la hora de combatir a los criminales.

Los policías se instalaron en la explanada del Palacio Municipal al medio día de este lunes. Su reclamo principal es que Remberto Estrada los engañó. Les hicieron firmar un “aumento salarial retroactivo” y les dijeron que éste sería liquidado la semana pasada, cosa que no ocurrió. 


Remberto Estrada se abstuvo de hablar con los policías, quienes querían tratar este asunto con el alcalde a la vista del público y de los medios de comunicación para que quedara constancia de los hechos. Pero el munícipe, tal como lo acostumbra, se replegó y no quiso atender a la tropa.

Por ejemplo un policía raso, como es el caso de la mayoría de los elementos que se manifestaron hoy, debió cobrar 6 mil 600 pesos la semana pasada. Pero hasta hoy no había recibido su pago.

Los policías acusaron al alcalde de hacer mal uso de los recursos federales que son destinados para la Seguridad Pública, y que incluye prestaciones laborales, incentivos, compensaciones, dotación de equipo y otros beneficios.


Dijeron que los policías no tienen la culpa del mal uso que Remberto Estrada hace de los recursos federales. Y explicaron que en el Primer Informe de Gobierno del alcalde, éste anunció un aumento salarial para los policías. Una falsedad, pues en realidad lo único que hizo fue manejar como “incremento” una partida ya integrada que la Federación destina a los policías, por lo que exigieron que el munícipe no mienta y que ahora les cumpla con un verdadero aumento que se refleje en sus quincenas.

Los policías también hablaron de las condiciones, carencias y realidades que privan en la Policía y en la inseguridad que prevalece en Cancún. 

Revelaron que de las 97 patrullas que Remberto Estrada dice tener, sólo 12 sirven y que son estas las que circulan por la ciudad en auxilio de la población. Y de los mil 900 policías en nómina, sólo 110 trabajan en las calles por turno, lo que juntarían apenas unos 330 operativos en total, una cifra muy distante de la nómina reportada por Remberto.


Los policías explicaron que muchos elementos homologados, es decir aquellos que ganan el sueldo completo con todas sus prestaciones de ley, permanecen en las oficinas de Seguridad Pública y se niegan a salir a las calles a combatir a los delincuentes.

En cambio aquellos policías no homologados, son mandados a las calles a enfrentar a los delincuentes, pero en condiciones de franca desventaja, pues no cuentan con sueldos completos, no tienen prestaciones, no han recibido la capacitación adecuada y tampoco han logrado pasar los exámenes de control y confianza, ésta última la razón, pretexto, por el que el Municipio se niega a homologarlos.

¿Entonces por qué si no están homologados y no han pasado control y confianza los mandan a la calle a enfrentar a los delincuentes y a los homologados los dejan en las oficinas?, plantean los policías, quienes a su vez, exigen homologación salarial e igualdad de condiciones para la tropa en general.

Otra queja es la falta de equipo. No hay chalecos antibalas suficientes y en óptimas condiciones. También hay carencia de armamento, municiones y otros equipos. En el momento de estas quejas, el secretario del Ayuntamiento, Guillermo Brahms, quien fue el enviado de Remberto para hablar con la tropa, les prometió que este año los van a dotar de equipo y que los van a llevar a las prácticas de tiro. Aunque a decir de los propios policías, esas son “puras promesas”.

Los policías pidieron el pago pendiente del retroactivo para hoy mismo. De no ser así advirtieron que a partir de hoy permanecerán en los bajos del Palacio Municipal y que el resto de la tropa no iba a laborar, salvo “exclusivamente en algún caso muy urgente”.


En estas condiciones en que está la Policía de Cancún y con un alcalde que se ha desatendido de su propio cuerpo policial, las expectativas de que la ciudad recupere la tranquilidad perdida parecen estar cada días lejanas.

Desde la llegada de Remberto Estrada al Ayuntamiento las cosas van de mal en peor. Durante su primer año de gobierno no fue capaz de instalar a un secretario de Seguridad Pública. No fue sino hasta el 15 de Agosto pasado, cuando el Cabildo dio posesión a Darwin Puc Acosta, cuando por fin hubo un titular de esa área, la más vulnerada del gobierno de Remberto.

Es decir que pasaron que pasaron 12 meses, o sea un año, para que Cancún tuviera finalmente un titular de Seguridad Pública. Durante todo este tiempo Remberto sólo tuvo algunos “encargados del despacho”. Siempre sin resultados óptimos. Y lo peor es que desde Agosto a la fecha tampoco hay avances, pues los robos y las ejecuciones se mantienen a la alza.

Hoy los policías también dejaron ver la lejanía que existe entre el presidente municipal y la tropa. No hay empatía. No hay respeto. No ha liderazgo. Remberto asiste a los eventos sociales. Va a donde se puede tomar fotos para sus boletines rosas. Sólo asiste a lugares donde puede convivir con gente que le dá cuerda. Pero siempre huye de aquellos escenarios en los que se requiere a un líder. Una mano firme que resuelva asuntos serios. Que encare los problemas que aquejan a los ciudadanos y que les de solución. Para eso no existe presidente municipal en Cancún.

En resumen y considerando lo que se vio y vivió hoy entre la tropa, queda en el ambiente que la Policía no tiene un líder, que Remberto Estrada no gobierna y que por lo mismo, no sirve para esos menesteres. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...