lunes, 30 de octubre de 2017

La SEIDO, el “extraño” caso de las cajas fuertes y los 10 puntos claves


Expedientes X 30 octubre 2017.- La SEIDO y el “extraño” caso de las cajas fuertes… A dos semanas desde que La Marina aseguró las instalaciones de “First National Security” -con ese nombre tan pomposo-, los datos de lo que está sucediendo en ese lugar y de lo que va ocurrir en el futuro mediato ya prácticamente han sido desvelados a partir de filtraciones que proceden de las partes involucradas y que ahora permiten saber por qué la PGR actuó de sopetón y también el porqué les será muy difícil a los afectados recuperar el contenido de las mil 500 cajas de seguridad que están incautadas en ese lugar…

1.- La Marina aseguró el FNS en respuesta a una petición del Ministerio Público federal vía SEIDO, en un caso ligado a “Doña Lety”, narcotraficante ampliamente conocida en México con centro de operaciones en Cancún y detenida en Puebla.

2.- La operación de La Marina fue ejecutada como de costumbre. En sigilo y sin previo aviso. Obvio que si le avisan a los dueños de las cajas, éstos se llevan de inmediato la evidencia. De hecho se habla que tres clientes, todos ellos ligados a la política, habrían sido avisados para resguardar sus bienes, ésta información no confirmada, aunque no inverosímil.

3.- Los derechos de los arrendatarios de las cajas fuertes fueron violentados y el reclamo de éstos por tal arbitrariedad es justo. 

4.- La actuación de la Marina/SEIDO/PGR es violatoria a los derechos de las personas y es resultado de la actual política de combate al narcotráfico que el gobierno federal viene aplicando hace ya 20 años con daños colaterales y miles de inocentes a quienes se han llevado entre las patas, como en este caso a los arrendatarios de las cajas fuertes. Mientras ésta estrategia de lucha contra la delincuencia organizada continúe, siempre habrán muertes, despojos y otras injustas afectaciones que serán pagadas por inocentes.

5.- El aseguramiento de las cajas fuertes no es un robo, como los afectados insisten en definirlo. La SIEDO va a devolverles todas sus propiedades, pero con una complicación, y es que ahora los arrendatarios deberán demostrar la procedencia lícita de sus bienes, un trámite que se presume, no les fue requerido por “First National Security”, diferente a lo que ocurre en los bancos cuando una persona pretende guardar fuertes cantidades dinero, ésta la razón principal por la que en esas instituciones bancarias las cajas de seguridad desaparecieron.

6.- Otra complicación. Aún si el arrendatario puede comprobarle a la SEIDO la lícita procedencia de sus valores, éste todavía tendrá que sortear al SAT, pues se presume también que mucho del dinero que hay en las cajas fuertes no ha pagado impuestos a la Hacienda, lo cual constituye un delito no menor.

7.- Hoy se sabe que el dueño de “First National Security”, Santiago Ancona, tiene requerimientos del SAT y que es investigado por la SIEDO, éstos datos no abonan a favor de sus clientes, que son los arrendatarios que hoy podrían perder su dinero.

8.- ¿Cómo puede saber el Ministerio Público cuánto del dinero, joyas, títulos y otros valores que hay en las cajas fuertes son lícitos y cuáles no? Pues no hay forma de saberlo, salvo que cada arrendatario pueda comprobar su lícita procedencia. Se contempla que de las mil 500 cajas de seguridad sólo unos cientos, quizá los que están en la manifestación, serán aquellos que se presenten ante la SEIDO a comprobar la licitud de sus bienes.  

9.- ¿Y cómo se puede comprobar la procedencia lícita de bienes que son regalos, dinero que pasó del colchón a las cajas fuertes, joyas que algún familiar regaló, etc? En ese contexto cumplir el requisito de legitimidad es muy difícil de cumplir. Muy difícil y en algunos casos prácticamente imposible.

10.- La situación de los arrendatarios de las cajas fuertes es muy delicada. Podrían perder parte de sus bienes. Entre los afectados hay gente decente. Profesionales, amas de casa y otras personas que han acumulado riqueza a lo largo de los años y producto del trabajo honesto. Pero también hay “clientes” de dudosa procedencia y con fortunas que no pueden licitar. Desafortunadamente ambos “dineros” se mezclaron y hoy distinguir uno de otro parece ser todo un acertijo. Se presume que alguien en “First National Security” estaba consciente de esta mezcla constitutiva de delito y es por eso que el Ministerio Público Federal decidió intervenir esa empresa.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...