lunes, 6 de noviembre de 2017

Violencia en Cozumel: Perla Tun rechazó apoyo de la Policía Estatal


Por: Esmaragdo Camaz

Los cozumeleños tienen un grave problema de Seguridad Pública que va en ascenso. Bueno, antes de eso tienen un problema aún mayor: su presidenta municipal. Perla Tun rechazó las patrullas del gobierno estatal y no permite que nadie, más que su Policía, “patrulle” la isla, si es que a eso se le puede llamar patrullar. Con pésimos resultados en materia de seguridad pública, la alcaldesa ha tendido un cerco sobre Cozumel que impide las acciones del gobierno estatal y ello ya trae consecuencias a la población. 

Poco a poco se van conociendo los detalles de cómo la deteriorada relación de Perla Tun con el gobierno del estado va trayendo consecuencias a los cozumeleños. El talante de la presidencia municipal va aislando a la isla de los beneficios de un gobierno con el que se suponía, iba a mantener una estrecha relación, considerando que ambas partes -ella y el gobernador-, proceden de una misma alianza PAN-PRD denominada el “Gobierno del Cambio”.

Pero no es así. Prácticamente desde el inicio de su administración Perla Tun mostró su majadería. Primero con los medios de comunicación, a quienes culpa de todos los males. Después con los miembros de su Cabildo, a quienes ve como enemigos y no como aliados. Luego con sus propios servidores públicos, que le empezaron a renunciar gradualmente porque ya no la soportan. Y al final, con el gobierno estatal, en este último caso haciendo todo lo posible por demostrar públicamente su rechazo a la investidura del gobernador.

No pues así peleándose con todos no se puede gobernar.  

El problema de Perla Tun -me dicen-, no es su rebeldía. Sino más bien su incontrolable don para crear conflicto. Y en ese contexto ha hecho lo necesario para distanciarse con el gobierno estatal. 

El gobierno de Carlos Joaquín mantiene su compromiso de apoyar a Cozumel en los mismos términos que lo hace con todos los municipios del estado, pero Perla Tun le cierra la puertas. La alcaldesa se niega a trabajar en equipo, a todos los ve como enemigos, como una competencia y todo le parece mal, dicen los que han estado más cerca de ella.

Durante su administración, los delitos y la violencia en Cozumel han crecido de manera desproporcionada y hoy la presidenta municipal debe asumir la responsabilidad total de este violento ascenso pues fue ella quien quiso trabajar sola y rechazó la ayuda de la Policía estatal. 

Perla Tun mezcló sus diferencias políticas con la Seguridad Pública, un tema muy delicado que hoy ya tiene consecuencias graves para la población.   

Me dicen que el gobierno del estado continuará colaborando con Cozumel pues es su función y no la va a evadir. Perla Tun tendrá que asumir la consecuencias de sus actos.

Hoy el mayor problema en Cozumel es el descrédito y la desconfianza de los cozumeleños en su gobierno municipal. El Estado mantiene su política de contacto directo con la población, pero el estilo de gobernar de Perla Tun está alejando a la ciudadanía.

Cozumel no se merece el gobierno municipal que tiene hoy.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...