viernes, 5 de enero de 2018

Beto al bote: Borge en el CEFEREPSI de Morelos, sin hacinamiento y con hospital de tercer nivel


Ciudad de México.- El exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, arribó alrededor de las 13:00 horas al Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial de Morelos, bajo un estricto y numeroso operativo de seguridad, en el que participaron elementos estatales y de la Policía Federal. El Ceferepsi es uno de los cinco mejores penales que existen en el país.

Cabe destacar que Borge Angulo abandonó las instalaciones del Centro de Justicia Penal en el Estado de México alrededor de las 09:10 horas, luego de una audiencia inicial que tuvo una duración de casi 14 horas, y en la que se le vinculó a proceso por su probable participación en calidad de coautor de operaciones con recursos de procedencia ilícita en la modalidad de ocultamiento de bienes, resultado de una actividad ilegal.

Uno de los abogados del exgobernador, quien resaltó que se interpondrá un amparo contra la vinculación a proceso, destacó que Borge Angulo “sufrió mucho en Panamá, donde estuvo cinco días incomunicado en una celda bajo tierra”.

El juzgador federal del Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de México, con sede en Ciudad Nezahualcóyotl, determinó decretar la medida cautelar de prisión preventiva justificada por riesgo de fuga.

Al término de la audiencia, el juez concedió un plazo de seis meses a la Procuraduría General de la República (PGR) para cerrar la investigación complementaria contra el exgobernador de Quintana Roo por el delito de lavado de dinero.

Roberto Borge pasará al menos seis meses encarcelado en el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (Ceferepsi) de Ayala, Morelos, considerado uno de los mejores penales del país, y en el que estuvo recluido hasta hace poco el también ex mandatario de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid.

Ayer, el ex Gobernador de Quintana Roo salió del penal de Panamá “con sus mocasines italianos Salvatore Ferragamo de piel de becerro, con un valor aproximado de 11 mil 400 pesos”, de acuerdo con el periódico mexicano Reforma.

Borge Angulo pasará en en ese centro penitenciario su prisión preventiva ante la posibilidad de que se fugue, la medida cautelar fue dictada este día por el juez de Control del Centro de Justicia Penal Federal José Artemio Zúñiga, con sede en Nezahualcóyotl, Estado de México.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó en un comunicado que será enviado a ese centro penitenciario especial.

Los fiscales de la PGR aportaron cerca de 90 datos de prueba y lo acusaron de un quebranto en el erario público de hasta 900 millones de pesos.

Sin embargo, el Gobierno de Quintana Roo, actualmente encabezado por Carlos Joaquín González, lo acusa de un quebranto patrimonial hacia la entidad por más de 3 mil millones de pesos, pero otras acusaciones más se podrían acumular, según advirtió la Fiscalía estatal.

El ex Gobernador llegó el jueves a la Ciudad de México para hacer frente a las acusaciones de corrupción, tras ser extraditado desde Panamá, donde fue detenido el pasado junio.

Borge, quien gobernó Quintana Roo de 2011 a 2016 por el PRI, será juzgado por cargos federales y del fuero común, incluyendo lavado de dinero, aprovechamiento ilícito del poder, peculado y desempeño irregular de la función pública.



El Ceferepsi es uno de los cinco mejores penales que existen en el país y fue llevado ahí, luego de que la defensa del ex priista argumentara que padece síndrome vasovagal, problemas renales y una depresión profunda.

En esta cárcel hay internos con desórdenes mentales y por ello talleres, zonas deportivas, recreativas, escuela y no existe la sobrepoblación.

El Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2016 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) le da al centro especial una calificación de 7.65, arriba del promedio de 7.21, lo que lo coloca en el quinto mejor sitio de reclusión entre los 19 centros federales evaluados, sólo por debajo de los cuatro establecimientos que conforman el Complejo Penitenciario de Islas Marías. Además, la instalación de 102 mil metros cuadrados está habitada por 288 interno-pacientes pese a tener una capacidad para 460.

El informe de la CNDH expone que a octubre de 2015, solo 67 internos-pacientes del Ceferepsi fueron declarados inimputables y, además, que también atendió a internos con “otros problemas de salud”.

Sin embargo, a diferencia de otros penales federales donde hay hacinamiento y condiciones insalubres, en el Ceferepsi hay trato distinto por la condición de los interno-pacientes. El diagnóstico de la CNDH evalúa cinco rubros, en los cuales este centro tiene semáforo amarillo en cuatro y uno verde. Ninguno rojo.

Durante su supervisión, la CNDH detectó que es importante prestar atención en la “insuficiencia” de personal de seguridad y custodia, y en los procedimientos para la remisión de quejas de probables violaciones a los derechos humanos. También pidió vigilar las condiciones de los materiales, equipo e higiene del ingreso, dormitorios y área médica. Asimismo, resaltó atender las actividades laborales, capacitación y educativas para los reos.

Por el otro lado, reconoció la supervisión del funcionamiento del centro; prevención de violaciones a derechos humanos; atención a personas privadas de la libertad en condiciones de aislamiento; alimentación; reglamento; y capacitación del personal.

La CNDH detectó que el derecho de protección de la salud es un problema generalizado en los centros federales dada la falta de personal médico, así como por la deficiencia en su atención. Pero en el Ceferepsi hay un área de servicios médicos y hospitalización de tercer nivel, así como un área de rehabilitación.

Antes de ser capturado en Panamá, Borge pasó sus últimos días en libertad en la lujosa Torre Trump. Pero su arresto, que se llevó en conjunto con la Policía Internacional (Interpol), puso fin a su fuga a Francia.

Tras su captura interpuso varios recursos en Panamá para evitar la extradición, pero todo quedó resuelto cuando el Gobierno panameño firmó una resolución para ejecutar su traslado a México, después de que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) rechazara tres hábeas corpus y un incidente de objeciones.

El político, que fue expulsado del PRI, es uno de varios ex gobernadores mexicanos envueltos en problemas con la justicia, al lado de casos como el de Javier Duarte, de Veracruz, y César Duarte Jáquez, de Chihuahua, ambos considerados parte de la “nueva generación del PRI”.


Con información de Excélsior y Sin Embargo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...