miércoles, 7 de febrero de 2018

Exhiben a Carlos Joaquín: Lució “despliegue inusitado de seguridad” durante fiesta privada en Yucatán



Cancún.- El gobernador Carlos Joaquín fue exhibido por la prensa yucateca por su “despliegue inusitado de medidas de seguridad” compuesto por al menos 7 elementos, durante una boda en Umán, Yucatán, evento social privado realizado en la iglesia de San Francisco de Asís, recinto religioso que fue cerrado al público durante la ceremonia celebrada el sábado 27 de enero. El mandatario quintanarroense, quien se hizo acompañar de su esposa Gabriela Rejón a esa fiesta privada, reforzó su seguridad personal este mes con la adquisición de equipo por 1 millón 519 mil pesos tras el violento 2017 que cerró con 227 ejecuciones en Quintana Roo, la época más convulsa en la historia del estado. 

De acuerdo al Diario de Yucatán, Carlos Joaquín y Gabriela Rejón asistieron el 27 de enero a la boda de Juan Rafael Molina Rodríguez y María Regina Casares Vales, celebrada en Umán, Yucatán, donde el gobernador y la primera dama quintanarroenses desplegaron un operativo de seguridad calificado por el rotativo como “inusitado”.

El diario de Yucatán, en su columna editorial “Plaza Grande”, del 6 de Febrero, citó la presencia de Carlos Joaquín y Gabriela Rejón en éstos términos:

“A la boda de los jóvenes Juan Rafael Molina Rodríguez y María Regina Casares Vales, el sábado 27 de enero en Umán, asistió, con despliegue inusitado de medidas de seguridad, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, acompañado de su esposa, Gabriela Rejón de la Guerra. Siete personas tuvieron a su cargo la seguridad de la pareja, incluso dentro del templo católico, durante la misa en la iglesia de San Francisco de Asís y la recepción en la Hacienda Xtepén. Las puertas de la iglesia umanense se cerraron durante la ceremonia; solo se permitió acceso a los invitados”.

Apenas el pasado 1 de Febrero, el gobierno de Quintana Roo adquirió equipo de seguridad por un monto de 1 millón 519 mil 764 pesos para reforzar la guardia personal del gobernador Carlos Joaquín, con chalecos, gas portátil, bastones expandibles y botiquín de primeros auxilios.

El reforzamiento de la seguridad de Carlos Joaquín surge tras un 2017 violento que fijó las cifra de 227 ejecuciones en Quintana Roo, la mayoría de ellos en el norte turístico del estado, el año más violento en la historia de la entidad.

Con información de Editorial “Plaza Grande”, Diario de Yucatán: http://www.yucatan.com.mx/editorial/plaza-grande-12

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...