miércoles, 14 de febrero de 2018

QR a la cola: Último lugar nacional en innovación, no genera patentes


Chetumal.- El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) ubicó a Quintana Roo en el último lugar del país en el índice de Innovación y Sofisticación, lo que indica que la entidad no propicia la formación de investigadores ni genera patentes.

El director general del Consejo Quintanarroense de Ciencia y Tecnología (COQCYT), Víctor Alcérreca Sánchez, informó que en un intento de posicionar mejor a la entidad se inició un taller dirigido a cuatro mil alumnos de educación básica para que se interesen en las diversas ramas de la ciencia y tecnología para que con ello se pueda  iniciar el proceso para revertir las cifras actuales.


Inclusive puntualizó que a nivel Latinoamérica México se encuentra en el quinto lugar  en cuanto al número de científicos en relación a la población, aunque de acuerdo al Sistema Nacional de Investigadores existen más de 30 mil científicos clasificados en todo el país. 

 “No estamos de lo mejor, hay países que no supera y deberíamos estar en el primero no tenemos por qué no hacerlo y en el ámbito local estamos  en el último lugar a nivel nacional, la innovación a nivel  de los sectores productivos es indispensable porque al final de cuentas si dedicamos nuevo conocimiento e impulsamos la innovación en los sectores productivas y al tener más empresas productivas eso significa nuevos empleos nuevos mercados y bienestar”.

El director general del COQCYT, Víctor Alcérreca Sánchez, señaló que invertir en ciencia y tecnología representa la posibilidad de generar sectores productivos y empresas más competitivas que al final generan mayor empleo, economía y bienestar en los ciudadanos.

“En la ciencia y la tecnología el gusto el convencimiento el darle la prioridad que requiere la ciencia se refleja en los recursos que se radican para crear infraestructura científica como para formar recursos humanos altamente calificados”.

Añadió que una forma de ir involucrando  a los niños, niñas y jóvenes en la ciencia y tecnología es por medio de talleres y con ello fomentar su interés en estas áreas.

Resultados En el subíndice de Innovación y Sofisticación en los Sectores Económicos.

En el subíndice de Innovación y Sofisticación en los Sectores Económicos la entidad se ubicó en último lugar; esto indica que la entidad no propicia la formación de investigadores ni genera patentes, así como tampoco crea empresas e instituciones de carácter científico y tecnológico, y tampoco certifica la calidad de los procesos.

De acuerdo con cálculos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en los países más desarrollados la innovación contribuye entre dos terceras y tres cuartas partes a las tasas de crecimiento del PIB observadas entre 1995 y 2006.

En el documento titulado “The OECD Innovation Strategy: Getting a Head Start on Tomorrow”, publicado en 2010, se explica la necesidad de que los gobiernos opten por la innovación como una prioridad para salir de la crisis.

En 2011, México estableció el Plan Nacional de Innovación, cuyo objetivo era establecer políticas públicas destinadas a promover y fortalecer la innovación en los procesos productivos y de servicios, con el fin de incrementar la competitividad de la economía nacional en el corto, mediano y largo plazos.

Actualmente, el Programa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación 2014-2018 (PECiTI) que se desprende del Objetivo 3.5 del Plan Nacional de Desarrollo que a la letra dice: “Hacer del desarrollo científico, tecnológico y la innovación pilares para el progreso económico y social sostenible”, y se basa en cinco estrategias:

1. Contribuir a que la inversión nacional en investigación científica y desarrollo tecnológico crezca anualmente y alcance un nivel de 1% del PIB.

2. Contribuir a la formación y fortalecimiento de capital humano de alto nivel.

3. Impulsar el desarrollo de las vocaciones y capacidades científicas, tecnológicas y de innovación locales, para fortalecer el desarrollo regional sustentable e incluyente.

4. Contribuir a transferencia y aprovechamiento del conocimiento, vinculando a las instituciones de educación superior y los centros de investigación con los sectores público, social y privado.

5. Contribuir al fortalecimiento de la infraestructura científica y tecnológica del país.

El indicador del objetivo 1 es el Gasto en Investigación Científica y Desarrollo Experimental (GIDE) como porcentaje del PIB. Hay que tomar en cuenta que los países desarrollados dedican entre 1.5% y 3.8% de su PIB al GIDE. De acuerdo al Banco Mundial, el promedio mundial del GIDE era del 2.17% en el año 2012, en el que México destinaba sólo el 0.43% del PIB a este rubro.

Los grupos de interés que confluyen en la innovación y la tecnología son múltiples, de conformidad con una lógica transversal multisectorial. Tanto el sector gubernamental como la iniciativa privada y el sector social son susceptibles de ser detonados y potencializados a partir del uso y la capacitación en competencias y habilidades en Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

Lo anterior debido a que las TIC son herramientas que pueden facilitar la inclusión social, reducir el aislamiento, abrir oportunidades laborales y de capacitación, ayudar a generar oportunidades e igualdad para los grupos vulnerables (tales como los pueblos y comunidades indígenas), ofrecer herramientas de transparencia, gestión y accesibilidad a los gobiernos e incrementar la competitividad del sector productivo. Por lo tanto, las TIC representan una gran oportunidad para diversificar la economía, mejorar el empleo, elevar la productividad del estado, reducir la brecha digital y posicionarse en un mundo cada vez más informado y conectado.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...