domingo, 8 de abril de 2018

Cómo llegó Chanito al Frente y otras historias de la neo-política quintanarroense




Por: Esmaragdo Camaz

Ante la necesidad del Frente PAN-PRD-MC de tener un candidato suficientemente competitivo para Cancún, el PRD -partido al que le toca esa candidatura-, se dio a la tarea de buscar entre la clase política local al personaje adecuado. Tras varios análisis y sondeos previos, la cúpula perredista puso cuatro nombres en la mesa. Gregorio Sánchez Martínez, dirigente del PES en Quintana Roo y conocido de todos. Eloy Peniche, empresario y ex dirigente de COPARMEX Cancún. Emiliano Ramos, diputado local perredista con licencia. Y José Luis “Chanito” Toledo, diputado federal, ex priista, y ampliamente conocido en el estado.

En Marzo ya con el tiempo encima para tomar una decisión, los resultados de una última encuesta dieron la clave al CEN del PRD para decidir a cuál de los cuatro personajes iba a entregar la candidatura del Frente para la presidencia municipal de Benito Juárez.

La encuesta fue favorable para Gregorio Sánchez Martínez. Con este resultado los consejeros acordaron invitarlo para hacerlo su abanderado. Pero justo al siguiente día Greg se registró como candidato de Encuentro Social para la diputación federal Distrito III (Cancún), candidatura por cierto que al final le negó la alianza MORENA-PES-PT. Pero esa ya es otra historia.

El caso es que ante este nuevo escenario, Greg quedó descartado en la mesa del Frente. Eloy Peniche no obtuvo números suficientes para ser considerado y la designación de la candidatura quedó entre dos, Emiliano Ramos o “Chanito” Toledo.

Chanito” resultó mejor en la encuesta que Emiliano y por eso el CEN del PRD decantó a su favor. Desconozco cuál es la distancia entre uno y otro, pero intuyo que por respeto al diputado perredista, José Luis “Chanito” Toledo Medina se reserva ese dato.

Y hace bien. Es congruente con el llamado a la Unidad que hoy pregona, ésta la máxima premisa en la agenda del neo-frentista, quien comparte un café en una mesa con periodistas.

Chanito” quiere contar la historia de cómo ingresó al Frente. Quiere mandar un mensaje de unidad y tiene el firme propósito de aportar a favor de Cancún. 

En algún momento José Luis Toledo estuvo considerado para la Secretaría de Gobierno de la actual administración estatal. En otro punto pudo ser candidato a la presidencia municipal de Solidaridad. Pero en ese inter, “Chanito” se planteó junto con sus promoventes cuál era la mejor forma de aprovechar su capital político en favor de la ciudadanía y en coadyuvancia con el grupo gobernante en la búsqueda justamente de la Unidad que hoy es su prioridad.

Y de ahí surgió, que ante la oportunidad de establecer en Cancún un gobierno municipal coadyuvante con el gobierno estatal en favor de la ciudadanía, se planteó la idea de que “Chanito” fuera el abanderado del Frente PAN-PRD-MC.

Como nunca antes, el ejercicio de la política en Quintana Roo se ha transformado al extremo que las reglas de ayer no son válidas hoy. Para bien o para mal, debemos acostumbrarnos a que hora los personajes se mueven con su capital político hacia la mejor oferta y que los partidos políticos buscan sin recato más allá de su militancia, también mejores ofertas para el electorado. Ésta también una estrategia para conservar su influencia y registro. 

En este contexto, la incursión de José Luis Toledo al Frente parece justificada. Tanto como la frustración de Emiliano Ramos y los perredistas que esperaban ser tomados en cuenta para una candidatura de su partido. Incluso “Chanito” lo entiende así.

“Si yo fuera Emiliano estaría haciendo lo mismo que él hace en este momento”, dice “Chanito” al responder al tema de la molestia de los perredistas que el sábado se manifestaron en contra de su designación como abanderado del Frente en Cancún.

“Está sintiendo lo mismo que yo sentí cuando le dieron la candidatura a Mauricio (Góngora)”, dice Chanito respecto a Emiliano Ramos.

En 2016 previo a las elecciones para gobernador, José Luis Toledo Medina, entonces diputado federal por el PRI, tenía 18 puntos porcentuales arriba de Mauricio Góngora Escalante y de Carlos Joaquín González. Góngora a su vez, tenía 10 puntos arriba del actual gobernador.

Estos números fueron mostrados a Enrique Peña Nieto y le dijeron, presidente con cualquiera de los dos gana la elección en Quintana Roo. Y entonces le dieron la candidatura a Mauricio, cuenta hoy “Chanito”.

Por eso el neo-frentista dice entender el sentir de Emiliano Ramos e insiste en su llamado a la unidad y a la reconciliación para trabajar juntos por un Cancún que necesita urgentemente atención, especialmente en el tema de la seguridad.

Al día de hoy el escenario electoral para Cancún está así. 

La ampliamente conocida comunicadora Mara Lezama, de la alianza MORENA-PES-PT. Isaac Janix, independiente. Y José Luis Toledo por el Frente PAN-PRD-MC. El candidato de la coalición PRI-PVEM-PANAL está por ser designado pronto.

Una encuesta en Febrero puso a Mara Lezama a la cabeza con 6 puntos por encima de José Luis Toledo, reconoce “Chanito”. Pero aclara que en ese entonces él todavía no era candidato a la presidencia municipal de Benito Juárez. Y retoma el proceso electoral que él vivió en el 2016 para explicar cómo pueden transformarse esos números. 

Cuando José Luis Toledo tenía 18 puntos arriba de Carlos Joaquín, “Chanito” era conocido entre el 80 por ciento de los votantes y el hoy gobernador era conocido más o menos entre un 40 por ciento de ellos sólamente. Pero cuando el hoy mandatario fue conocido por el 90 y pico de los votantes, le dio vuelta a la tendencia y obtuvo el triunfo en las urnas.

Hoy Mara Lezama es conocida al menos por el 90 por ciento de los votantes en Cancún y “Chanito” por menos del 50 por ciento de ellos. Una vez que arranque la campaña, José Luis Toledo espera llegar a más cancunenses y revertir la tendencia de intención de voto a su favor. 

Se necesitan unos 130 mil votos para ganar la presidencia municipal de Benito Juárez (Cancún). Esa es la meta mínima común de los candidatos.

En la mesa surge el tema de la seguridad. El mayor reclamo de los cancunenses. “Chanito” reconoce la gravedad del caso Cancún y anticipa que de llegar a la presidencia municipal de Benito Juárez, dará paso al mando único, de tal forma que todas las policías puedan trabajar coordinadamente.

Y sostiene que hacer grandes despliegues policiales mediáticos no eliminan la acción de la delincuencia organizada. Más bien se pronuncia por una limpia en los cuerpos policíacos y por la disposición de coadyuvar con todas las fuerzas de seguridad para restablecer el orden y replegar a los criminales.

Chanito” reconoce no sólo los riesgos de combatir al crimen organizado, también reconoce las amenazas personales y se dice dispuesto a enfrentar el reto por hacer regresar el orden que tanto necesita Cancún.

En la mesa entre los periodistas surge el planteamiento de que Mara Lezama en el pasado proceso electoral se retiró anticipadamente de la contienda tras ser objeto de amenazas. ¿Cómo va a gobernar Cancún alguien que se retira si la amenazan?, se cuestionan los comunicadores respecto a la candidata de MORENA.

José Luis Toledo cierra la mesa con un recuento del Acapulco de los setentas. Entonces potencia turística mundial, los turisteros acapulqueños nunca alcanzaron consensos y confiados en la riqueza y la fortaleza del destino, cada uno jaló para sus intereses sin la búsqueda de la unidad y del bien común, narra “Chanito”.

El resultado de esa política y desunión entre los diversos sectores de la sociedad acapulqueña es el Acapulco de los noventas que degradó en el Acapulco de hoy, sumergido en la violencia que lo está llevado casi a la extinción como destino turístico.

Esa es la preocupación de “Chanito” por el caso Cancún. Y no parece ser una simple postura de un candidato en campaña. La mesa del café está situada en uno de los salones de eventos de la cadena hotelera de su familia. Sabe de Turismo y está consciente de las consecuencias para los cancunenses si el orden no se restablece pronto en Cancún.

A final de cuentas lo que está en juego en las próximas elecciones municipales de Benito Juárez es el futuro inmediato de la industria del Turismo ante esta desafortunada y preocupante ola delictiva en ascenso.

De esta industria vivimos los cancunenses y sin ella no hay empresas, no hay empleo, no hay dinero. Una conclusión que preocupa entre café y café a los de la mesa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...