jueves, 3 de mayo de 2018

Obsesión en el GYM: Consumo de suplementos peligrosos por ignorancia, advierte experto



Chetumal.- El número de personas que se dedican a ejercitarse para bajar de peso o convertirse en   fisicoculturistas se ha incrementado de manera acelerada en la entidad y muestra de ello son la constante apertura de gimnasios y centros de entrenamiento, generando también diversos factores de riesgo para las personas.

El fisicoculturista Jaime Muñoz, reveló que los varones son quienes más se obsesionan con ganar masa muscular y definir su cuerpo por gusto y por interés de participar en competencias, aunque algunos utilizan suplementos para ganado o caballos que les permite alcanzar músculos enormes y otras metas en pocos meses sin importarles las consecuencias.


Mientras que en el caso de las mujeres buscan bajar de talla y peso, y para adelgazar hay quienes no comen o no cumplen una dieta balanceada y en el peor de los casos consumen pastillas reductoras que ponen en peligro su vida.     
Con tal de intentar alcanzar sus metas y sin considerar los efectos adversos, decenas de jóvenes y adultos recurren a esteroides y productos de uso agropecuario con tal de lograr potencia y masa muscular a corto plazo.

Debido a la falta de regulación, estos productos ilegales se comercializan con facilidad y en su mayoría son adquiridos en forma clandestina, generalmente a través de internet.

“Muchos sin saber o consultar un médico tienden a comprar suplementos que llegan a causar complicaciones en la salud, consultan páginas en internet que no son precisas y suplementos que les inducen a consumir pero no valen la pena”.

El fisicoculturista Jaime Muñoz recomendó a las personas a no poner en riesgo su salud con el consumo de productos piratas o ilegales, ya que además de reacciones adversas pueden ser altamente peligrosas ingerirlas o suministrárselas por los efectos secundarios. 

Entre las sustancias más recurridas destacan nandranola, boldenona, estanozol y oximetolona. El precio de cada producto es de entre 500 y 700 pesos según el laboratorio que le produce. Los efectos son alteraciones al estado de ánimo, daños renales, disfunción eréctil y disminución en la producción de espermatozoides.

En el 2016 un joven estuvo en riesgo de perder una pierna por abusar de los productos mencionados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...