domingo, 26 de agosto de 2012

¡A pagar Cancunenses!; ciudadanía pagará con más impuestos los nuevos 100 MDP que Julián va a gastar


Julián Ricalde va a endeudar a los cancunenses con 100 millones de pesos y nada se puede hacer para evitarlo, porque los regidores –supuestos representantes ciudadanos-, ya lo aprobaron. En cambio, la ciudadanía debe irse preparando para pagar este dinero a través del incremento del predial y de nuevos impuestos, tal como lo advierte, Lorena Martínez Bello, la única de los 15 concejales que votó en contra de este nuevo endeudamiento.


Por: Esmaragdo Camaz

Según Julián Ricalde, el préstamo de 100 millones de pesos que ya le autorizó el Cabildo, lo va a pagar en seis meses, o sea, a razón de unos 20 o 25 millones de pesos mensuales; ¿cómo le va a hacer si hoy dice no tener dinero ni para pagar la quincena?, bueno, pues aumentando el impuesto predial y creando nuevos gravámenes, es la advertencia de la regidora Lorena Martínez Bello, la nica de los a ra, el impuesto predial y creando nuevos gravincena?, buenola econoendeudamientos
 haya mstad en los que insiste qúnica de los 15 regidores que votaron en contra del nuevo endeudamiento.


La concejal advierte:

“No espero que en 180 días pague ese crédito, tendría que pagar, más o menos como 20, 25 millones de pesos mensuales, si así se dificultó para estar pagando la nómina, pues entonces realmente que así sea, y si no es así, para recaudar se van a tener que subir los ingresos, se va a tener que subir el predial para que haya más recaudación y más ingresos y la ciudadanía ya no quiere más impuestos”.


Ricalde, quien originalmente prometió no endeudar más la ciudad, va a gastar 100 millones de pesos que le va a pedir prestado al Banco HSBC, de los cuáles, la mitad los va a usar para pagar a los proveedores, y el resto, para gasto corriente y obras públicas, aunque a decir verdad, esto es sólo un plan de palabra, pues en la realidad, no existe un proyecto sobre este nuevo endeudamiento.

Así lo conforma la regidora Martínez Bello, quien dice que, aún cuando sí hubo pre-cabildeo, nunca les fue presentado un proyecto de recaudación que garantice el pago de esos cien millones de pesos de acuerdo a la promesa del propio Ricalde.


Sobre las razones que Julián Ricalde tiene para pedirle prestado 100 millones de pesos a nombre del Ayuntamiento de Benito Juárez, hay inconsistencias y contradicciones.

El alcalde les dijo a los regidores el viernes pasado durante la sesión de Cabildo en la que éstos aprobaron el nuevo endeudamiento, que una de las razones por las que el Ayuntamiento no tiene dinero, fue el descuento que les hizo FONHAPO por 112 millones de pesos.

Pero antes, el mismo Ricalde había afirmado que el FONHAPO le devolvió la quita que le había hecho a finales del año pasado, tras el episodio aquel en el que el munícipe se desentendió de una deuda que los presidentes municipales vienen arrastrando hace más de 20 años.

La regidora Martínez Bellos confirma que esa entidad Federal realizó una importante aportación de dinero al Ayuntamiento de Benito Juárez, y también plantea la duda de las razones del nuevo endeudamiento de Ricalde:

“El dinero de FONHAPO se recuperó casi en su totalidad, se devolvieron como 85 millones, es lo que se va a ocupar para obra pública, estaban por ahí volando como 25 millones de pesos, que nos faltó de los 112 que nos había quitado FONHAPO”.

Entonces, ¿porqué no hay dinero en la Comuna, qué pasa?, es la pregunta lógica.


“Pues es lo que nos preguntamos, son 25 millones menos que dice el acalde que nos retiró FONHAPO, más las demandas que ha perdido el Municipio, que eso ha afectado la economía y la liquidez del Ayuntamiento”.

Lo peor de todo esto es que, como es claro verlo, ni siquiera los propios representantes populares saben bien a bien qué está pasando. Saben lo mismo que todos, es decir, lo que “Julián dice”, pero no hay documentos ni balances financieros confiables, reales, de las finanzas del Ayuntamiento de Benito Juárez.


La ciudadanía no conoce los documentos con los que Julián y HSBC van a transar, ni los detalles de las comisiones, el manejo financiero de ese dinero, así como el procedimiento para ejercerlo, ni los funcionarios que participarán en esta operación.

La ciudadanía sólo sabe que le toca pagar este nuevo endeudamiento y ahora se entera que será a través de más impuestos y el incremento de otros que ya existen.


Lorena Martínez Bellos, la regidora que votó en contra de que Julián se gaste 100 millones de pesos, dice que el revés al alcalde no por una cuestión personal, sino que votó así porque su partido está en contra de los endeudamientos en los municipios.

Y aunque también dice que la ciudadanía ya no quiere pagar más impuestos, termina reconociendo que sólo a través de la recaudación de más gravámenes, la ciudadanía podrá pagar el nuevo endeudamiento de Julián Ricalde.


Y da señales de lo que esto se podría traducir en más impuestos:

“Pero insisto, hay otros métodos de recaudación, en Desarrollo Urbano, en Tránsito, en Seguridad Pública, en Catastro, hay áreas que realmente, si desarrollamos programas de recaudación, alcanza para el Municipio, para el Ayuntamiento”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario