jueves, 29 de noviembre de 2012

Clausuran tres plantas purificadoras de agua en Bacalar; operaban en ambientes contaminados


Chetumal.- El coordinador de la Comisión de Protección Contra Riesgos Sanitarios en la zona sur de Quintana Roo, Jorge Gonzáles Orlayneta, informó que en las primeras 10 revisiones a plantas purificadoras de agua, tres han sido clausuradas por ser insalubres para la población.

Aseguró que por el momento las verificaciones se han enfocado en el municipio de Bacalar, en donde se han clausurado tres establecimientos expendedores de agua purificada por falta de higiene en la elaboración y empaque del producto, además de contar con áreas contaminadas con diversas bacterias.

“Nosotros estamos haciendo verificaciones de plantas procesadoras de agua en los poblados de Bacalar, Felipe Carrillo Puerto, Othón P. Blanco y José María Morelos, se han detectado algunos problemas en las embotelladoras, se les ha suspendió y llevamos tres por tener áreas contaminadas, por no llenar las condiciones adecuadas para su elaboración y están en proceso de dictaminación, probablemente adquieran unas sanciones en el lugar, hasta el momento sólo llevamos 10 supervisadas y de estas tres clausuradas”.

Estas plantas de agua purificadoras que se han expandido y proliferado de manera preocupante para las autoridades de salud, se mantienen bajo vigilancia para evitar daños a la salud de los consumidores.

Sin embargo, muchas carecen de infraestructura adecuada y representan un foco de insalubridad y han causado diversas enfermedades para quienes beben agua contaminada.

“Varía según el grado de falta que se esté cometiendo, se han encontrado una mala adecuación de las áreas de procesamiento como de agua con calidad no aceptable para su ingesta, presencia de bacterias que son nocivas para la salud y pueden causar problemas de gastroenteritis, vómitos, diarreas, calenturas y malestares en general”.

De acuerdo al coordinador de la Cofepris en el sur del estado, Jorge Gonzáles Orlayneta, hay poco más de 60 plantas purificadoras, de las cuales se estima que al menos el 30 por ciento incumplen con la normatividad establecida por las autoridades sanitarias y representan un riesgo para la población.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario