lunes, 19 de agosto de 2013

Nueva manifestación de Policías despedidos por Control y Confianza; piden indemnización


Chetumal.- Los ex policías que fueron despedidos de la Secretaría de Seguridad Publica, acompañados de sus familiares, marcharon de nueva cuenta por las calles de esta capital para manifestar su inconformidad con las autoridades policiales, quienes no han querido entregar los resultados de las pruebas de control y confianza que según reprobaron y causaron la baja.
Los cerca de 30 inconformes, una vez más exigieron una liquidación justa y conforme a la ley para los ex policías que brindaron de 5 hasta 25 años de servicio.



“A mí me están dando 161 mil pesos, pero yo considero que es una miseria para los 25 años que le di a la corporación, qué voy hacer con eso”.
Las madres de familia afirman que han tenido que trabajar más para poder mantener a sus familias, ya que no cuentan con los ingresos de sus esposos.

Mientras que las mujeres que eran parte de la corporación y también causaron baja, han tenido que auto emplearse para subsistir.
Aseguraron que muchos de sus hijos han dejado de estudiar en este ciclo escolar debido a que no tienen los recursos para pagar colegiaturas y útiles escolares al estar sus padres sin empleo.

“Yo me dedico a labores del hogar y aparte lavo y plancho, y con eso no puedo juntar para pagar una colegiatura de mil 350 pesos, aparte mi otro hijo va en la carrera, ustedes saben que para una carrera se necesita de dinero y pues de dónde vamos a obtener ese dinero si a mi esposo lo tienen desde el 9 de Marzo en la calle porque según no pasó el examen, pero deben tener un solución, si no pasó que le den una reubicación en otra dependencia, porque no es justo lo que les quieren dar, a mi esposo le están dando 90 mil pesos por 20 años de servicio que ya dio”.
El grupo de manifestantes, tras caminar con mantas y pancartas por las principales avenidas de esta ciudad, acudieron a la escuela Secundaria Técnica Número 2 “Justo Sierra Méndez”, en busca de dialogar con el gobernador del estado, quien se encontraba en la ceremonia realizada por el inicio del ciclo escolar.

Sin embargo no se le fue permitido el acceso y su derecho de libertad fue coartado por elementos de seguridad.
Según identificaron a una de las agresoras como Mirely, una policía escolta comisionada a la casa de gobierno, quien será denunciada ante la Comisión de los Derechos Humanos, dijeron los manifestantes.


Por su parte, Teresa Isabel Escamilla Jiménez, ex policía despedida, dijo que al no tener empleo y no poder conseguirlo por estar boletinada como mal elemento, está a punto de perder su vivienda y todas sus pertenencias y patrimonio que consiguió con el esfuerzo de muchos años de servir como policía.
“No es justo lo que nos están haciendo, tengo dos hijos tengo una casa de Promocasa, para Diciembre si no pago me la van a quitar por una deuda en el banco y no es justo, no me muestran el examen, no me dan oportunidad, simplemente me notifican que estoy afuera desde el primero de Enero, es injusto lo que están haciendo, soy madre soltera y la vida no es fácil”.
Los inconformes externaron que es injusto que luego de obtener diplomas y diversas capacitaciones por 25 años, les fueron informados de la noche a la mañana que ya no eran aptos para la corporación por reprobar los exámenes de control y confianza.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario