martes, 18 de marzo de 2014

Prevén adecuación de cárceles de Playa del Carmen y Cozumel para recibir internos de Cancún y Chetumal


Chetumal.- Las cárceles de Playa del Carmen y Cozumel sufrirán adecuaciones para convertirse en centros penitenciarios de Mediana y Baja Seguridad, para recibir internos de lo penales sobrepoblados de Cancún y Chetumal, y reducir así el problema de hacinación, informó este martes, Jesús Armando Liogon Beltrán, subsecretario de ejecución de penas y medidas de seguridad de la Secretaría de Seguridad Pública.

Reconoció que actualmente la cárcel de Cancún tiene una sobre población de más de 550 internos que generan graves problemas de hacinamiento y la necesidad de realizar constantemente traslados a otras cárceles del país a pesar de que muchas veces los internos no son de alta peligrosidad.


Recordó que tras llevarse a cabo la décima conferencia regional penitenciaria, el pasado 7 de Febrero, se acordó buscar mecanismos para abatir el sobre cupo en los reclusorios del país, incluyendo Quintana Roo, con infraestructura adecuada que además de recluirlos, cumplan con la reinserción a la sociedad, para quienes cumplan una condena menor a 10 años. 
“Se acordó un nuevo concepto penitenciario que consiste en diseño de centros de media y baja seguridad, no es posible seguir pensando en el traslado de internos a otras cárceles del país fuera de Quintana Roo para abatir rezago o sobre población, se va a adecuar la infraestructura de Cozumel y Playa del Carmen que son los lugares más adecuados que cuentan con una superficie para construir adecuaciones y una dignificación penitenciara, en Cancún ahorita hay sobre población penitenciara de 550 internos más, en Chetumal es mínimo pero sí hay y preocupa”.
Detalló que actualmente el 90 por ciento de la población interna de los reclusorios de Quintana Roo son del fuero común y un 10 porciento del fuero federal, que en número representan alrededor de 180 internos por delitos de alto impacto.
Dijo que la mayoría de estos reclusos deberían contar con espacios dignos y programas que en realidad logren la reinserción social de quienes pagan una condena menor de 10 años.
“Es grave y preocupante el traslado de internos, es mejor pensar en darle seguimiento al acuerdo para que los reclusorios de Cozumel y Playa sean proyectos pilotos de media y baja seguridad y los internos sentenciados que no excedan de 10 años de su pena, sean trasladados a estos centros para tratamiento intra y extra muros, y así abatir la sobrepoblación de las cárceles de Cancún y Chetumal, y hablamos programa reales para la reinserción social porque la represión en las cárceles de Quintana Roo y país no es la solución y mucho menos los traslados”.
Insistió en que en el mes pasado se lograron acuerdos para iniciar con este programa piloto para empezar con el diagnostico de la infraestructura penitenciaria, ya que se busca crear espacios dignos, como comedores, cocinas, aulas, talleres, dormitorios, centros deportivos, entre otras cosas más que ayuden con el estudio de perfiles de los internos que no excedan los 10 años de pena y cuyos delitos no sean de alto riesgo de peligrosidad para trabajar sobre ello.

Destacó que el número de internos en todo el país es superior a 247 mil, de los cuales sólo 900 son de alta peligrosidad, por lo que la mayoría debería estar en centros de menor seguridad y asistidos con programas de reinserción social.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario