lunes, 17 de diciembre de 2018

Asiste Carlos Joaquín al inicio del programa de construcción del Tren Maya; Ritual en Tulum



Palenque, Chiapas.- El gobernador Carlos Joaquín acompañó al presidente Andrés Manuel López Obrador en el “Ritual de los pueblos originarios a la Madre Tierra para la anuencia del Tren Maya”, acto que marca el inicio del programa de construcción del proyecto, que se estima que entre en operación en el año de 2020 y cuya licitación arrancaría en dos meses.

“Esta obra significa, para el sur del estado, movilidad y modernidad en las comunicaciones con el norte. Nos permite avanzar juntos en áreas de crecimiento, generación de empleo, desarrollo urbano y ecológico, lo que contribuye a disminuir la desigualdad”, señaló el gobernador Carlos Joaquín.

Asimismo, agregó que el proyecto del Tren Maya significa más y mejores oportunidades para el desarrollo económico y para la diversificación de productos turísticos, principalmente para la zona maya de Felipe Carrillo Puerto y el municipio de Bacalar. Por ello Quintana Roo se suma a la obra que se impulsa en conjunto con el gobierno federal.

En el caso de Quintana Roo, el Tren Maya tendrá seis paradas: Cancún, Puerto Morelos, Playa del Carmen, Tulum, Felipe Carrillo Puerto y Bacalar; de ahí continúa la ruta hacia Calakmul. En total, el circuito tendrá 15 estaciones distribuidas en cinco estados: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

El proyecto, de acuerdo con la información vertida durante el evento, tendría una inversión de alrededor de 150 mil millones de pesos para la construcción de más de mil 525 kilómetros de vías férreas, donde se contemplan recursos federales y privados.

El Tren Maya es un proyecto integral de infraestructura y desarrollo del sureste del país, y estaría en condiciones de iniciar su licitación en dos meses.

Su prioridad es el bienestar de las comunidades y los pueblos originarios, con el objetivo de crear condiciones que propicien crecimiento económico en beneficio de la sociedad como la generación de empleo, la creación programas sociales, y la integración de los circuitos económicos, culturales, turísticos y sociales.

En el evento, realizado en la antigua pista aérea de Palenque y ante la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, se realizó una ceremonia indígena donde los representantes de los 12 pueblos originarios de Chiapas pidieron el consentimiento a la Madre Tierra para la realización del proyecto.

Los servicios que contempla el Tren Maya son de carga, de turismo y de pasajeros. Este último con precios económicos para los habitantes de las zonas por las que atravesarán las vías, informó López Obrador.

De forma simultánea, se realizaron ceremonias en Edzná y Becán, Campeche; Chichén Itzá, Yucatán; Tenosique, Tabasco, y Tulum, Quintana Roo.

Se lleva a cabo en Tulum el ritual de los pueblos originarios a la Madre Tierra para la anuencia del Tren Maya

Tulum.- Con un recipiente en las manos, que simboliza la bebida sagrada, y en medio de una nube de incienso, el sacerdote Teófilo Poot Cahum se dirigió a los cuatro puntos cardinales donde habitan las deidades para iniciar la ceremonia en la que se les pidió su anuencia para la construcción del Tren Maya.


La petición de anuencia en la ceremonia a la Madre Tierra es una tradición ancestral en lengua maya para que todo lo que se inicie tenga un feliz término. En Tulum, participaron los sacerdotes de los centros ceremoniales mayas y la actividad concluyó con mayapax (música maya).

En la ceremonia maya, se pidió a los asistentes respirar profundo y levantar las manos hacia el norte y después hacia el sur.

Para iniciar la construcción del Tren Maya, se realizaron ceremonias análogas, a la misma hora, en las ciudades mayas de Edzná y Becán, en Campeche; Chichén Itzá, en Yucatán; Tenosique, en Tabasco; Tulum, en Quintana Roo y Palenque, en Chiapas, donde se reunieron los gobernadores y el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador.

En representación del gobernador Carlos Joaquín, el director general de la Agencia de Proyectos Estratégicos del Gobierno del Estado (AGEPRO) Eduardo Ortiz Jasso dijo que una de las prioridades de esta administración es disminuir la desigualdad con más y mejores oportunidades para que la gente viva mejor, a través de un crecimiento sustentable que promueva el cuidado del medio ambiente y un desarrollo social incluyente.

El Tren Maya es un proyecto integral de infraestructura y desarrollo en el sureste del país, con el que se le dará prioridad al avance social de las comunidades y los pueblos originarios para generar un incremento económico en la región con amplio sentido incluyente.


El mencionado tren recorrerá mil 500 kilómetros en 15 estaciones en los estados de Chiapas, Campeche, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo.

Además de proteger los recursos naturales de la región, otro de los objetivos del proyecto es conservar el patrimonio histórico y cultural de los pueblos originarios. Por ello, Eduardo Ortiz Jasso convocó a trabajar juntos y a avanzar para seguir impulsando el desarrollo turístico de la entidad.

Asimismo, señaló que el Gobierno del Estado trabaja en el programa “300 Pueblos” para mejorar la imagen urbana y dar más y mejores servicios públicos a las comunidades mayas rurales para que sus habitantes tengan una mejor calidad de vida.

José Pat Chablé, originario de Tihosuco, señaló que se trató de una ceremonia sagrada en la que se pide permiso a la Madre Tierra para la construcción del tren preservando en todo momento las tradiciones, los usos y las costumbres de las comunidades mayas.

En la ceremonia también estuvieron presentes Arturo Abreu, en representación del presidente de México Andrés Manuel López Obrador, Víctor Mas Tah, presidente municipal de Tulum, y Delta Amada Moo, directora del Instituto para el Desarrollo del Pueblo Maya de Quintana Roo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario