jueves, 3 de enero de 2019

Chatarra transportista: Turicun, Autocar, Maya Caribe y Bonfil circularán 10 años más gracias a opaco proceso de prórroga de autoridades de Morena



Por: Esmaragdo Camaz

Cancún.- El pulpo camionero -conformado por Turicun, Autocar, Maya Caribe y Bonfil- se salió con la suya y este jueves continuaron circulando con las mismas chatarras de siempre y creando su acostumbrado caos vial, al iniciar hoy una larga prórroga de diez años que le fue concedida con la complacencia de autoridades de Morena, las mismas que prometieron un “excelente” servicio al público a cambio de esa extensión que se entregó con un proceso poco claro.

Las concesiones de estas empresas vencieron el 2 de enero. Pero antes -el 30 de octubre pasado- los transportistas se reunieron con Mara Lezama en la oficina de la presidencia municipal.

“Si se amparan tendrían que hacerlo no con nosotros sino con el Congreso”, expresó Mara Lezama tras la reunión. Y ese “consejo” de Mara fue precisamente lo que los transportistas hicieron. Se ampararon contra el resolutivo del Congreso del Estado, entidad que rechazó el acuerdo del Cabildo de Benito Juárez del 4 de septiembre de 2018, cuando comandados por el regidor de Morena, Antonio Meckler, los concejales aprobaron extender por diez años la concesión al pulpo camionero.

Los diputados locales intervinieron porque de acuerdo a la ley, una acta del Cabildo debe ser ratificada por el Congreso si incluye la autorización de una concesión que excede el tiempo de la administración en turno, como fue este caso.



Las negociaciones entre regidores y transportistas fue operada por el morenista Antonio Meckler, quien fue el coordinador de la campaña de Mara Lezama y quien hasta poco antes de la llegada de la locutora al cargo, se perfilaba para ser el secretario de la Comuna, aunque al final fue marginado del nuevo gabinete municipal.

También tuvieron parte activa en la aprobación de la extensión de la concesión del transporte público, los regidores morenistas Reyna Durán Ovando y Julián Ramírez Florescano, este último premiado por Mara Lezama con el cargo de director de Educación municipal, donde sirve actualmente.


En este proceso de entregarle al pulpo camionero la extensión de las concesiones, Remberto Estrada pretendió lavarse las manos. En la primera intentona de los regidores morenistas, la sesión de Cabildo del 29 de agosto abortó por la ausencia del alcalde.

Pero en el segundo intento el 4 de septiembre, el entonces presidente municipal Remberto Estrada, sí se presentó a la sesión de Cabildo y con ello abrió la puerta para que los regidores otorgaran la prórroga de diez años a favor de los transportistas.

Remberto Estrada pudo ausentarse del Cabildo tan sólo 26 días más y la extensión de la concesión nunca hubiera sido autorizada. El entonces alcalde entregó el cargo el 30 de septiembre.

El gobierno de Mara Lezama resultó ser una extensión de la administración de Remberto Estrada, pues al menos el 80 por ciento de los altos funcionarios del gabinete de la actual alcaldesa fueron en el pasado reciente importantes funcionarios también del hoy ex alcalde.


En este opaco proceso es difícil diferenciar una línea entre dónde empieza la actuación del gobierno de Remberto Estrada y su Cabildo, y dónde la de Mara Lezama y sus regidores.

“Hay un amparo y tenemos que esperar, la autoridad nos dice que tenemos que esperar a que pues el proceso del amparo y en ese tenor estamos esperando la resolución…lo tienen los abogados entre sus manos, el departamento jurídico”.

Estas palabras son la justificación de Mara Lezama cada vez que se le pregunta sobre este proceso poco claro que al final resultó en la extensión de la concesión del transporte público por 10 años más a los mismos transportistas que prestan un pésimo servicio desde hace años.


“Si va a estar en un camión una hora, que esté lo más cómodo posible y que les den su cambio, que no vaya a exceso de velocidad y que haya cámaras para vigilancia, lo que como usuarios sabemos que se necesita”. Estas también son palabras de Mara Lezama, una perorata recurrente de la alcaldesa y que dista de la realidad del transporte urbano que los cancunenses tendrán que sufrir por lo menos diez años más.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...