domingo, 10 de febrero de 2019

Borge se dice preso político de Peña Nieto y pide a Gertz Manero revisar su caso



Ciudad de México.- El exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, acusó a la administración de Enrique Peña Nieto, en espacial al exprocurador Raúl Cervantes, de haber llevado a cabo una persecución política en su contra, reportó el diario Reforma.

El medio da cuenta el sábado de la audiencia que se llevó a cabo en el Centro de Justicia Penal Federal de Ciudad Nezahualcóyotl, en la que el mandatario compareció vía videoconferencia desde el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (Ceferepsi) de Morelos, en donde se encuentra recluido.
"Por primera vez haré uso de la palabra. Primero que nada, recordándole a la audiencia que el 1 de diciembre del año pasado hubo un cambio de gobierno. En cuanto a mi situación durante el tiempo en que se investigó por parte de la anterior administración de la PGR, hoy quiero manifestar que me declaro inocente, preso político de la administración anterior y hago responsable a la PGR, cuando fue dirigida por Raúl Cervantes, porque hubo motivos políticos", acusó Borge.
"No habían podido acreditarme siquiera el motivo del lavado de dinero. Le quiero hacer patente que por lo demás, me declaro inocente, hago un exhorto al señor fiscal Alejandro Gertz Manero para que pueda (revisar) la causa penal", agregó el mandatario, según cita Reforma.
A nivel federal, Borge fue acusado de peculado y lavado de dinero por la Procuraduría General de la República (PGR), hoy Fiscalía General (FGR). La institución le atribuye una red de complicidades para enajenar bienes del estado y de privados para venderlos a familiares y cercanos a precios por debajo de su costo real, así como la adquisición irregular de una empresa de embarcaciones turísticas. A la par, el exmandatario a nivel local enfrenta más acusaciones.
Durante la audiencia realizada el viernes y con una duración de 41 minutos, intervino el Juez de control Artemio Zúñiga Mendoza, para explicarle del alcance que podían tener sus manifestaciones y la concedió a Borge dos meses más de plazo para presentar pruebas de descargo contra la imputación de un presunto lavado que derivaría de un quebranto de 900 millones 99 mil 418 pesos al patrimonio de Quintana Roo. De esta manera, la fecha de cierre de la investigación bajo control judicial será el próximo 8 de abril.

Al mismo tiempo, el juzgador rechazó enviar al Centro de Justicia Penal Federal de Cancún el proceso contra Borge, al estimar que ya era un tema juzgado. Dijo que cuando se asumió la competencia del caso en Nezahualcóyotl, se argumentaron motivos de seguridad y ante estos no proceden las incompetencias.
Con información de ADNPolítico

No hay comentarios.:

Publicar un comentario