lunes, 11 de marzo de 2019

Expedientes X: ¿El expediente Chanito?...



Expedientes X 11 Marzo 2019.- ¿El expediente Chanito?... Mauricio Góngora Escalante tendría en su poder un legajo documental de los 386 millones de pesos que habrían desaparecido de la Tesorería del Ayuntamiento de Solidaridad cuando José Luis “Chanito” Toledo manejaba los dineros de ese municipio en la administración del entonces alcalde Filiberto Martínez Méndez y durante el gobierno de Roberto Borge Angulo, este último padrino del tal “Chanito” y quien lo convirtió por esos años en diputado presidente del Congreso local. En noviembre de 2014 el entonces auditor del estado, Emiliano Novelo Rivero, advirtió irregularidades en las cuentas públicas de “Fili” y de su tesorero “Chanito”, quien para esos días ya lideraba la Cámara de Diputados. El asunto se diluyó por razones obvias, Borge hizo diputado federal a “Chanito” y lo perfiló como su candidato sucesor a la gubernatura…

Mauricio Góngora, quien como presidente municipal de Solidaridad tuvo que asumir las deudas que “Fili” y “Chanito” les dejaron, enfrentó a éste último en una campaña velada por la gubernatura, misma que Félix González decantó a favor de Mauricio, éste hoy recluido por delitos de desempeño irregular de la función pública. Peculado pues.

Góngora tiene conocimiento de los millones que pasaron por las manos de su antecesores en la administración municipal de Solidaridad. Incluso después de los 386 millones de pesos en cuestión, el sustituto que Filiberto Martínez dejó al cargo, Rafael Kantún Ávila, obtuvo un nuevo empréstito por 300 millones de pesos más, dinero que también se habría esfumado y del que Emiliano Novelo así mismo informó en su momento.

En esos años -que aún son muy recientes-, Roberto Borge ejercía el poder absoluto en Quintana Roo. Los alcaldes en turno obedecían a “Beto” so pena de “chingarlos” como los propios ediles se quejaban en secreto cuando tenían que romper acuerdos con quienes no gozaban de las simpatías del entonces gobernador.

No obstante, el único que tenía el consentimiento de Roberto Borge era “Chanito”. José Luis Toledo no sólo era el delfín de “Beto”, era su creación. Su hijo putativo. Su bro. Su sucesor. El próximo gobernador.

Ahora José Luis “Chanito” Toledo se empeña en alcanzar la gubernatura vía el Congreso local. Es candidato por MC en el Distrito 10 de Playa del Carmen y cuenta con los votos del capital político de su padre Marciano “Chano” Toledo para -según él- levantarse con la victoria.

Pero aún si “Chanito” no logra la victoria con votos propios, entonces está el Plan B, pues también está inscrito en las plurinominales de MC y eso casi le garantiza su eventual llegada al Congreso local. 

“Chanito” ya siente que va en caballo de hacienda directo al Congreso, tanto así que ha cerrado acuerdos en el sur del estado para afianzar su campaña que empezó semanas atrás.

En tanto todo esto pasa con “Chanito”, Mauricio Góngora sigue en la cárcel meditando qué hacer.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario