martes, 7 de mayo de 2019

Expedientes X: ¡Qué quemón!...



Expedientes X 7 de Abril 2019.- ¡Qué quemón!... El “reconocido” empresario Francisco “Pancho” Córdova Lira -dueño de “Río Secreto”- salió bien tatemado del “tamal” familiar que -dicen- ya se había armado para agenciarse los jugosos contratos de la limpieza del sargazo. Se supone que el Gobierno Federal iba a entregarle a FONATUR mil millones de pesos para esos menesteres y que con ese dinero, ésta entidad iba a pagar a una empresa para que hiciera la chamba. “Casualmente” el sobrino de Pancho Córdova trabaja en FONATUR. Se trata de Pablo Careaga Córdova, quien “casualmente” es al mismo tiempo el encargado del Tren Maya en Quintana Roo. “Casualmente” fue Pablo quien decidió que la empresa adecuada para encargarse del sargazo fuera “Escudo del Caribe”. “Casualmente” esa empresa se formó hace apenas seis meses, no tiene experiencia ni equipo para lidiar con el sargazo y “casualmente” está conformada por personajes ligados a la familia Córdova. El presidente AMLO les tumbó el “negocito” al destaparse el tamal y sólo queda saber si habrá consecuencias para quienes tramaron tan corrupto plan…

Como ya se sabe, el presidente López Obrador prefirió recurrir otra vez a las fuerzas armadas -en quienes confía plenamente- para resolver esta vez el problema del sargazo en vez de dejarlo en manos de quienes ya se lamían los bigotes pensando en los millones que se iban a embolsar.

Llama la atención que en su momento, fue el propio Francisco Córdova Lira, quien participó como ponente de la problemática del sargazo en la reunión que el sector y autoridades sostuvieron con el presidente Andrés Manuel López Obrador en su pasada visita a Quintana Roo.

Por lo que a Pablo Careaga Córdova respecta -su sobrino funcionario de Fonatur-, los personajes antagónicos a Pancho Córdova -entre ellos prominentes empresarios locales- sólo lo perciben como un alfil de éste y no le dan mayor importancia. 

Pero en cambio ahora ven con recelo a Pancho Córdova y creen que así como a través de su sobrino quiso despacharse con la cuchara grande aprovechando el sargazo, igual pensará hacerlo con el Tren Maya, pues el tal Pablo Careaga Córdova es el encargado del súper proyecto del presidente AMLO.

¿Dejará el presidente López Obrador vivos a los Córdova después de este quemón o los echará de Fonatur?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario