lunes, 2 de septiembre de 2019

Reportan 516 esculturas bajo el mar en el MUSA de Cancún



Por: Román Martínez

Cancún.- Debido a que están desapareciendo los corales  en el mundo, como en Australia y el año pasado el 40% de los de Puerto Morelos, una opción muy viable es apoyar el Museo Acuático de esculturas hechas por el hombre,  de las que desde  el 2008 a la fecha han sumergido   516, que representan un gran atractivo de Cancún, además de que mundialmente genera mucha publicidad en diversos países donde hay anuncios espectaculares y camiones rotulados que le favorecen a nuestro destino.

Así lo manifestó el impulsor de dicho museo, Roberto Díaz Abraham, quien dijo que 40 mil turistas visitan el museo al año, el cual en sus primeros años recibió el apoyo del Consejo de Promoción Turística de México pero como ya desapareció ahora  tienen que ver la manera de generar recursos económicos para seguir haciendo esculturas  que la gente y los turistas las pueden  ver en el kilómetro cinco de la zona hotelera  y las que están dentro del mar se encuentran en tres salones, el más grande el de manchones con 476 a 10 metros de profundidad.


 Las otras están en Nizuc, a tres metros de profundidad, ahí están 39 esculturas y 9 más en Punta Sam, cerca de las ruinas del Meco y a pesar de que este museo ha dado mucho prestigio a Cancún, no reciben apoyo oficial; “subsistimos  vendiendo tours en internet y con 200 dólares al mes y donativos de algunas empresas. El futuro es muy interesante y la idea es seguir con este proyecto”, señaló.

 El entrevistado, quien junto con el escultor Elier Amado,  originario de Cuba, están haciendo más obras, dijo que con o sin apoyo de políticos seguirán  con este ambicioso proyecto  que llama la atención de todos los que visitan Cancún, porque las esculturas sirven para que se reproduzca la fauna marina y para que los peces  se cubran del sol y las tengan como sitios donde ponen sus huevecillos.


Roberto Díaz Abraham, quien dio una plática a estudiantes de la Universidad Anáhuac,  concluyó al declarar que aproximadamente en todo este museo y esculturas han invertido un millón de dólares, que “es poco dinero y mucho esfuerzo”,  en el que gracias a la gente que sigue creyendo en que es algo positivo y atractivo para el destino, es un   valor agregado  de Cancún, donde en 10 años cuando no haya corales, serán más valorados 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario