domingo, 8 de diciembre de 2019

Panismo en acción: Carlos Joaquín llama al PAN-QR a movilizarse de cara al 2021 y 2022



Expediente
Por: Esmaragdo Camaz

Este domingo Carlos Joaquín pidió al panismo quintanarroense movilizarse con miras a mantener el poder en Quintana Roo en el 2021 y 2022. Una parte de su discurso suena como un mensaje anti-chairo. Lo dijo así: “En muchos de los casos estamos viendo cómo el fanatismo y el individualismo y la violencia pareciera que están ganándole la batalla a quienes creemos en la democracia, el diálogo y la honestidad”. Estas palabras suenan como música para los oídos de miles de quintanarroenses decepcionados con los gobiernos municipales de Morena. También para la ascendente ola Anti-4T que está a la espera de que alguien pueda erradicarla. Carlos Joaquín -me parece- dio en el clavo. En el Anti-Morenismo quintanarroense hay cientos de miles de votos disponibles y ya es el momento de ir por ellos.


En otra parte de su discurso Carlos Joaquín hizo una clara referencia a la 4T al pronunciarse en contra del populismo.  

“No debemos aceptar la cultura del individualismo ni tampoco la cultura del populismo, porque en medio está la ética que siempre nos ha caracterizado...hoy la dirigencia, sus sectores y las organizaciones del partido tienen la gran responsabilidad de armonizar y conducir los esfuerzos en un solo objetivo que es México y Quintana Roo”.

Carlos Joaquín habló durante la toma de protesta de Faustino Uicab, nuevo presidente del Partido Acción Nacional en Quintana Roo. El discurso del gobernador, quien llegó al poder abanderado por la alianza PAN-PRD, cierra una semana de destapes a la gubernatura por Morena. Primero del diputado federal Luis Alegre y apenas ayer de la senadora Marybel Villegas.

Hace tiempo que el gobernador no fijaba postura política. Pero hoy lo hizo en Chetumal. Directo, Carlos Joaquín llamó a la movilización panista de cara a las elecciones del 2021 para renovar el Congreso local y para el 2022, cuando los quintanarroenses vayan a las urnas para elegir nuevo gobernador. Lo dijo así:

“Les pido a los dirigentes del partido, a las actuales autoridades electas, a los diputados y regidores, a cada panista en el estado, que trabajen en la inclusión, con deseos de servir, caminando cercanos a la gente, tocando puertas, gastando los zapatos para refrendar nuestra vigencia y promoviendo los derechos y libertades políticas, de oportunidades y realizaciones para los mexicanos y los quintanarroenses”.

Y agregó:

“Es momento que el partido se vea y se escuche en todos los rincones del país, el estado y los municipios... es momento de que las dirigencias municipales, estatales y nacionales se articulen como un solo puerto que caminan en una misma dirección”.

El discurso de Carlos Joaquín es particularmente significativo si se considera que prácticamente ningún actor político quintanarroense ha mostrado el tamaño para cuestionar el fanatismo manifiesto de los seguidores de López Obrador y de la agresividad innata que envuelve al partido del presidente.

Y en este contexto, Carlos Joaquín plantea al panismo quintanarroense no dejar de luchar para repetir el triunfo electoral del 2016. 

“Debemos pensar en política y gestionar al estado para incluir a todos los que están excluidos del sistema... porque como una vez se dijo, sólo está derrotado aquel que dejó de luchar, un PAN que en el 2016 con alianza con el PRD puso fin a un autoritarismo y un saqueo rapaz”.

Las palabras de hoy de Carlos Joaquín no sólo son de un personaje abanderado por Acción Nacional, son más bien las de un gobernador a quien la morenista 4T le ha recortado programas sociales y de infraestructura que frenan el desarrollo de Quintana Roo, algo nunca visto en la política de ningún gobierno federal del México contemporáneo.

Pese al fanatismo de los seguidores de AMLO y el replicar de miles de bots en las redes sociales, la realidad es que hay miles de mexicanos y de quintanarroenses que desean dar paso a un sistema democrático hoy monopolizado en las cámaras legislativas por personajes que se acomodaron en Morena para beneficiarse en la urnas hace un año con el entonces “efecto” López Obrador.

Alguien tenía que levantar la voz y Carlos Joaquín es lo que hizo hoy.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario