jueves, 23 de enero de 2020

Reportan yucateca con coronavirus, tiene el tipo “HKU 1”, diferente al de los chinos


Mérida.- Ayer, mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador informaba que hay un posible caso de coronavirus en Tamaulipas, en esta ciudad una mujer ya había dado positivo a la enfermedad, aunque del tipo HKU 1.


Se trata de una ama de casa, L.E.R.O, de 58 años, quien desde el pasado jueves 9 fue internada en la Clínica de Mérida.

La mujer había ingresado por un presunto cuadro de neumonía, aunque la primera sospecha de los médicos fue que se trataba de coronavirus. Finalmente los resultados del laboratorio confirmaron que es el coronavirus HKU 1.

No es el mismo que se originó en China 

El coronavirus HKU 1 no es el mismo que se originó en China hace unas semanas y tampoco es tan fuerte y peligroso. Es, de hecho, uno de los cuatros coronavirus más comunes. Fue identificado en Hong Kong en 2005.

Se desconoce cómo la paciente adquirió el virus, pues en las semanas previas no había salido de viaje ni visitado ningún sitio turístico, aunque en la temporada decembrina estuvo de compras por el Centro.

Paciente con estrés

De hecho, comentaron sus familiares, la mujer siempre había estado bien de salud, aunque reconocen que una semana antes de contraer la enfermedad estuvo un tanto estresada por la boda de una de sus hijas, el 3 de enero, “y creo que de allí se le bajaron las defensas”.

Días antes de la boda, L.E.R.O. ya presentaba algunas molestias, pero tanto ella como sus familiares pensaron que se trataba de una gripe normal, hasta que el jueves 9 tuvo dificultades para respirar, y fue llevada de inmediato a la clínica.

“Se empezó a ahogar y sentía que no podía respirar a pesar de que se le estaban poniendo medicamentos para que se le dilaten los bronquios. Cuando caminaba, de repente se cansaba y era raro, pues ella es muy activa”.

Al ver que no mejoraba y que iba empeorando, a las 10 de la mañana del jueves 9 la llevaron al hospital, donde en primera instancia les indicaron que era neumonía, aunque ese mismo día les dijeron que podría ser coronavirus.

La mujer estuvo en un principio en el área de urgencias de la clínica, donde la atendía un médico quien les dijo que estaba muy grave. Posteriormente fue trasladada a un cuarto y la empezó a atender el doctor Gonzalo Rosel Gómez, quien le dio otro tipo de tratamiento.

Actualmente ya está estable, pero se encuentra en una habitación aislada y no recibe visitas, más que la de su esposo y sus hijas. Además, tiene oxígeno porque no puede respirar por sí sola y tampoco puede mantener una plática porque se agota. Recibe terapia pulmonar para que sus pulmones se expandan y se normalicen.

La familia ya ha sido entrevistada por personal de la Secretaría de Salud del Estado, el cual les dijo que es necesario incrementar las medidas de prevención, desinfectar áreas de uso común como el baño y la cocina, utilizar tapabocas y no tocarse los ojos, la nariz y la boca, aunque de momento no es necesario que se hagan análisis.

Testimonio yucateco

Pilar Segura Fernández, quien ha vivido en China por más de seis años, compartió con el Diario su experiencia y percepción sobre cómo es la vida en el gigante asiático con el tema del coronavirus de Wuhan.

Con un cubrebocas en la mano, platica que no se percibe una situación de pánico o algo fuera de control en Shenzhen, ciudad donde ella radica. Pilar trabaja en una empresa china como desarrolladora de negocios en tecnología para Latinoamérica, y comenta que dicha compañía ha facilitado cubrebocas a los empleados que no han conseguido comprarlos ni en línea.

“Por fuentes oficiales aquí en China sé que no se ve como un problema de la dimensión del SARS, aunque sí deben monitorearlo”, dice.

“Fuera del margen”

La baja afluencia de viajeros procedentes de Asia que llegan a Yucatán y la poca conexión del Aeropuerto Internacional de Mérida con países del extranjero mantienen fuera del margen de riesgo la llegada del virus chino coronavirus al Estado, manifestó el administrador de la terminal aérea, Óscar Carrillo Maldonado.

Afirmó que las probabilidades de que entre el virus chino recientemente descubierto y que ha generado alerta mundial, es mínimo porque antes de que los viajeros asiáticos vengan a Yucatán, primero pasan varios filtros sanitarios en otros aeropuertos tanto de México, de sus países de origen, de Estados Unidos o de donde provengan.

Mérida no tiene vuelo directo hacia China, país donde se detectó el virus mortífero, por lo que mantiene al Aeropuerto Internacional “Manuel Crescencio Rejón” como una terminal aérea de poco riesgo. Incluso, la Secretaría de Salud federal y la organización Sanidad Internacional no han decretado la alerta contra el coronavirus en Mérida, pero ante la preocupación de su propagación, la administración del aeropuerto aplica el protocolo de vigilancia preventiva de forma más estricta.

“La verdad es poca la afluencia de pasajeros y turistas que vienen de China o de otros países asiáticos”, señaló Carrillo Maldonado. “Vienen en grupos bien coordinados, y cuando llegan a Mérida ya tocaron otros puntos de inspección. El primer contacto en México les realizan revisiones, y si vienen de algún país que tiene una alerta epidemiológica, hay un protocolo que aplica la Secretaría de Salud para detectar algún posible factor de riesgo”.

Dijo que sí llegan visitantes asiáticos a Yucatán por cuestiones de turismo, académico o de trabajo, pero son pocos y por ello “nos mantenemos fuera de ese margen de riesgo por el virus”.

Riesgo mínimo

Cuando llegan a Yucatán ya pasaron varios filtros, desde su salida de su aeropuerto, hasta los puntos de conexión, por lo tanto es muy mínimo el riesgo de que traigan el virus, reiteró.

“Los vuelos directos de China son desde Ciudad de México, Tijuana y Monterrey, y en esos aeropuertos hacen el primer contacto antes de venir a Mérida por avión. Esos aeropuertos sí aplican los protocolos de seguridad internacionales, pero el Aeropuerto de Mérida realiza sus protocolos normales, aunque un poco más estricto porque ya se detectó un caso de coronavirus en los Estados Unidos”.

“Los pilotos de los aeropuertos de México que tienen vuelos directos a China tienen que reportar la documentación de la aeronave, decir de dónde viene, de dónde son los viajeros, en qué estado se salud llegaron al país y prácticamente los agentes sanitarios son los que abre la puerta del avión”, señaló. “Si el capitán o la tripulación reportan que alguien viene con síntomas de tos y calentura, en ese momento la Secretaría de Salud aplica otro protocolo. Si el viajero con esos síntomas proviene de Estados Unidos, se aplica otro tipo de protocolo y se aplica una encuesta para conocer si tuvo contacto con animales o personas enfermas, si estuvo en hospitales... es un protocolo extraordinario en vuelos internacionales”.

“Estas recomendaciones son generales para todo viajero, pero en el caso de que viajen a China, deben cuidar con quién tienen contacto”.

El Comité Local de Seguridad entró en sesión permanente y hoy, a las 11 horas, tendrá una reunión para conocer la información más actualizada sobre las medidas preventivas y el avance del virus chino.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario