domingo, 29 de marzo de 2020

COVID-19 en Quintana Roo: Un panorama actual con 42 casos positivos y los efectos de la contingencia



Por: Esmaragdo Camaz

Cancún.- Con 42 casos positivos de COVID-19 hasta este domingo, cinco municipios en toque de queda, patrullajes policiales en las playas pidiendo a bañistas retirarse e ir casa, una ola delictiva que continúa operando en Cancún, un operativo policial reforzado que ha detenido a sicarios y a incitadores de saqueos, el cierre del ingreso a Chetumal, calles semi desiertas, hoteles cerrados, la ausencia de turistas y la pérdida masiva de empleos, es el actual panorama de Quintana Roo en tiempos de pandemia. En tanto, el gobierno del estado mantiene el llamado a quedarse en casa mientras prepara el plan de ayuda alimentaria que llevará comida a 400 mil familias a partir de Abril.

La pandemia le ha cambiado el rostro al Quintana Roo líder del Turismo. No es que tengamos una alta cifra de casos positivos de COVID-19, sino que habiendo contingencia también en el resto del mundo, ¿quién va a estar en condiciones de venir a turistear? Pues evidentemente nadie.

Este domingo la secretaria de Salud, Alejandra Aguirre Crespo, actualizó las cifras del COVID-19 en Quintana Roo.

El panorama hasta el domingo es de 208 casos notificados como sospechosos, con estos resultados: 

141 negativos
24 en estudio 
42 positivos
1 defunción

Cancún sigue a la cabeza con 29 casos. Playa del Carmen tiene 8. Tulum tiene 2. Cozumel 1. Bacalar 1 y Chetumal 1.

Si bien la propagación del virus no ha sido a gran escala en Quintana Roo, esto no frenó en los municipios la decisión de pasar a medidas drásticas para protegerse. 

Cozumel, que registra este domingo su primer caso positivo de COVID-19, está en toque de queda nocturno desde hace una semana. Otros están siguiendo esta medida. La Zona Maya completa está en toque de queda también. Esto es en lo municipios de Tulum -que hoy registró sus primeros dos casos positivos-, Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos y Lázaro Cárdenas, éstos últimos tres mantienen retenes sanitarios a la entrada y salida del municipio. De hecho aquellos que presentan cuadros sospechosos son rechazados. Y el sur del estado, para entrar a Chetumal, es necesario presentar en el retén un documento que lo acredite como residente de la capital, pues de otra forma no se le permite la entrada. Y en Bacalar, donde apenas el sábado apareció el primer caso de coronavirus, la cosa es más o menos la misma. 

En el corredor turístico del norte de Quintana Roo, es decir, Isla Mujeres, Cancún, Puerto Morelos, Playa del Carmen y la Riviera Maya, mantienen el tránsito, pero la Policía patrulla las playas pidiendo a los pocos bañistas que aún van a los arenales, retirarse del lugar y regresar a casa. 

Por las noches, la Policía Quintana Roo intensifica su presencia y patrullaje en las zonas más conflictivas, que indudablemente están en el norte del estado, principalmente Cancún y Playa del Carmen. 

Los operativos de la Policía Quintana Roo han dado resultados. Pero la delincuencia siempre activa, también ha logrado algunos. Es una batalla constante, un juego del gato y el ratón que no cesa pese a la contingencia que ya de por sí pone en riesgo la vida de las personas.

Apenas el viernes un enfrentamiento a balazos entre presuntos secuestradores y policías en la SMZA 69 de Cancún, abrió una jornada violenta que se ha mantenido hasta este domingo. Un recuento de este fin de semana en eventos delictivos diversos arroja:

4 presuntos secuestradores detenidos y uno muerto en SMZA 69. 
22 incitadores de saqueos identificados en redes sociales y en proceso de denuncias penales.
1 ejecutado y 3 heridos en R-101.
2 ejecutados y 1 detenido en Pok Ta Pok, Zona Hotelera.
3 detenidos por saqueo a súpermercado en R-259.
1 ejecutado en R-95.
1 asalto en R-94.

En tanto, las ciudades de Quintana Roo ya se ven semidesiertas. Los casos más evidentes y contrastantes son Cancún y Playa del Carmen, donde por una parte, se nota la ausencia de quienes han aceptado quedarse en casa y por la otra, la carencia de turistas. 

El turismo se desplomó. Las cifras de ocupación están por debajo del 10 por ciento. Algunos de los resorts de la Riviera Maya y Cancún están prácticamente cerrados. Y otros ya esperaban el cierre definitivo este fin de semana tras la partida de los últimos pocos vacacionistas rezagados. 

A Quintana Roo la contingencia del COVID-19 le pega doble. Por una parte, la presencia del virus aquí obliga a la industria del Turismo a tomar medidas que les afecta, y por la otra, los turistas que procedente de todas partes del mundo, no están en condiciones de vacacionar pues en sus países la continencia por el coronavirus es aún mayor.

Todo esto ha pegado en el empleo. Se habla de al menos 60 mil trabajadores de la industria del Turismo que ya sienten el impacto en el bolsillo. Muchos de ellos ya fueron despedidos, otros retenidos con un sueldo ínfimo y otro más de plano retirados temporalmente sin sueldo.

No obstante, el gobernador Carlos Joaquín ha hecho un llamado a los empresarios para ser solidarios con sus empleados. Los reportes más recientes en este sentido señalan que 600 empresas han atendido el llamado del mandatario. Empresas como Xcaret han informado que cierran las puertas de todos sus parques, pero que mantendrán a sus empleados. Lo mismo casos como Delphinus, entre otros.

Pero el Gobierno de Quintana Roo también ha advertido que revisará el caso de aquellos trabajadores que fueron despedidos sin justificación. El propio gobernador ha expresado que algunos empresarios se apresuraron a despedir a sus empleados pese a todos beneficios que Quintana Roo les ha dado. Incluso el gobierno estatal ha hecho un llamado a los trabajadores despedidos para interponer denuncias en la Secretaría del Trabajo.

De hecho las cadenas españolas como RIU, fueron las primeras en anunciar desde la Península Ibérica, el cierre temporal de sus hoteles en Cancún y la Riviera Maya ante la contingencia del coronavirus. En lo local, los empleados de los grandes resorts han reportado despidos o descansos forzados sin goce de sueldo.

En medio de esta contingencia sanitaria que ha derivado en un desastre económico, el gobernador Carlos Joaquín ha anunciado un plan alimentario que será aplicado a partir de Abril. La meta es llevar comida a 400 mil familias que se ven afectadas por la pérdida del empleo. Los fondos para este proyecto -unos 100 millones de pesos iniciales-, han surgido de recortes a los sueldos de la alta burocracia. A parte la secretaria de Finanzas, Yohanet Torres, había anunciado con antelación un fondo de 70 millones de pesos para enfrentar la contingencia.

Pero lo más importante es quedarse en casa. Carlos Joaquín ha reiterado este domingo que la permanencia en el hogar es prácticamente indispensable para evitar el avance del contagio.

“Quedémonos en casa, aumentemos las medidas de prevención, las medidas de higiene y distanciamiento social. Pidamos a nuestros amigos y vecinos que lo hagan. Cuidémonos todos y juntos saldremos adelante”, expresó el mandatario.

¿Qué sigue?

Las autoridades advierten que a partir de aquí estamos entrando al periodo más delicado de la pandemia en México. Permanecer en casa es la indicación. Lavarse las manos y aplicar todas las medidas de higiene y protección ya conocidas por la población es lo único que podemos hacer, nos han dicho.

Algunos trabajadores de los hospitales de Quintana Roo se han manifestado por la falta de insumos y capacitación para enfrentar la pandemia. No obstante, el gobierno se declara listo con su sistema de Salud para recibir casos de COVID-19, como de hecho ya lo está haciendo.

La capacidad médica instalada en Quintana Roo puede atender un cierto número de casos a la vez, pero será difícil hacerlo si miles se contagian al mismo tiempo, por eso quedarse en casa es una manera de protegerse y de proteger a los demás.

Los servicios públicos y privados, como recolección de basura, suministro de agua potable, luz, gas, combustibles, cable, internet, telefonía y otros, se mantienen.

El gobierno de los Estados Unidos ha anunciado el reinicio de actividades para el próximo 19 de Abril. Ésto no se puede tomar como el fin de la contingencia. Las escuelas en México se supone que regresan a clases el 20 de Abril, pero ésta fecha tampoco se puede tomar como algo definitivo. El gobernador Carlos Joaquín comentó la semana pasada en una rueda de prensa en Cancún, que los eventos masivos suspendidos por la contingencia serían re-programados para octubre o noviembre.

En resumen, no es posible en este momento determinar una fecha específica para el final de la contingencia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario