jueves, 26 de marzo de 2020

Ley seca impactará “gravemente” a comerciantes del ramo, se queja líder de bares


Chetumal.- La suspensión temporal en la venta de bebidas alcohólicas en horarios extraordinarios que aplicará a partir del 27 de marzo en todos los municipios del Estado con motivo de la situación sanitaria del Coronavirus y para mantener el orden público, impactará drásticamente y de manera directa a los centros nocturnos, confirmó presidente de la Unión de Propietarios de Restaurantes, Bares y Similares de Quintana Roo (Uprobars), Joaquín Noh Mayo quien celebró la reconsideración de la medida anunciada por el Ejecutivo Estatal, porque ello contribuirá a que no proliferen establecimientos clandestinos.

Los horarios extraordinarios de venta de alcohol en la entidad que serán suspendidos durante 14 días a partir de este viernes, lo que generará pérdidas del 40 por ciento en las ventas a los negocios dedicados a este giro, mientras que, para los giros negros, discotecas y otros establecimientos similares el impacto económico será del 100 por ciento.

“De entrada no es ley seca, que quede completamente claro es una restricción de horas extraordinarias, porque el horario de los minisúper es de 9 de la mañana a 10 de la noche de lunes a sábado los domingos hasta las 5 o sea van a poder vender en ese horario en adelante ya no van a vender bebidas alcohólicas”.

La Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) anunció en las primeras horas de este jueves 26 de marzo, un ajuste en una las medidas anunciadas por el Ejecutivo Estatal en la que decía:
“A través de las secretarías de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN) y de Desarrollo Económico (SEDE) se establecerán horarios limitados en supermercados y el cierre de negocios no necesarios para el abasto. Se cancela la venta de bebidas alcohólicas por los próximos 14 días”.
El cambio se tradujo en un aviso a todos los propietarios y o responsables de establecimientos donde se expendan bebidas alcohólicas en todo el territorio del estado de Quintana Roo se les informa que se suspende temporalmente la venta de bebidas alcohólicas en todos los municipios en horarios extraordinarios señalados en el artículo 25 bis de la Ley Sobre Venta y Consumo de Bebidas Alcohólicas en el Estado de Quintana Roo de las 23:00 horas del 27 de marzo hasta el 23:00 horas del 10 de abril del 2020.
El presidente de la Uprobars, dijo que con este cambio ya no hay Ley Seca y que la medida solo tendrá impacto en los centros nocturnos porque no podrán operar en los horarios extraordinarios que son después de las 10 de la noche y que por lo menos unos 80 establecimientos de su agrupación que trabajan el giro de bares y discos son los que acatarán la disposición.
Detalló que los minisúper podrán laborar con normalidad, sin atender sus horarios extraordinarios, mientras que los giros negros, discotecas y otros tendrán que cerrar antes de la hora permitida, o en su caso cerrar temporalmente. 

“Aproximadamente en ese horario en días normales estamos hablando de un 40 por ciento por qué después de ese horario extraordinario porque muchas de las tiendas no venden inclusive los supermercados no venden ellos aprovechaban a vender debido a la contingencia ya no se permite trabajar en horarios extraordinarios”. 

La dinámica económica derivada por el cierre de actividades con motivo de las previsiones sanitarias por la pandemia del coronavirus está en plena contracción lo que representa una afectación total en los ingresos y eleva las deudas de los empresarios, pues los restaurantes abren, pero no venden, solo servicio a domicilio el cual es muy poco y no sostiene los costos operativos.
Noh Mayo mencionó que el sector de la micro y mediana empresa va a requerir del apoyo total de los tres órdenes de gobierno, incluyendo el compromiso decidido de SAT, IMSS y el Infonavit, que son entidades federales inflexibles en sus reclamos de pago. “Vamos a necesitar financiamientos blandos, y del apoyo de todas las empresas que nos prestan servicios de telefonía fija, celular, internet”.
Celebró que se haya prescindido de la Ley Seca porque ello sólo provocaría el surgimiento de establecimientos clandestinos.

Dijo que desde hace un par de días existe una afectación económica en el sector, ya que se ha reportado un 75% de trabajadores afectados de una plantilla de cuatro mil 750 empleados, algunos de ellos se les dio adelanto de vacaciones y una mínima parte fue despedida temporalmente. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario