martes, 23 de junio de 2020

Aumenta hambruna en Cancún, Comedor de Dios amplía horarios de desayunos y comidas


Por: Román Martínez

Cancún.- Aunque parezca que todo está regresando a la normalidad, en el comedor de Dios de Ricardo Villalba Vidal, en la avenida López Portillo casi esquina con la Torcasita, se siguen dando desayunos y comidas en dos horarios a familias enteras y trabajadores en general, a gente humilde que el gobierno no ha atendido como debiera.

Ricardo, quien lleva 78 días apoyando a la gente, dijo que la situación está empeorando porque los ojos engañan y la gente piensa que solo los albañiles era la única gente necesitada, hoy en día le llegan más familias que piden apoyo a gritos por no tener una tarjeta de elector o porque no se encontraban en el momento que pasaron a su casa por estar buscando un trabajo.

Señaló que madres que acaban dar a luz, por pagar su renta y agua no tienen para comer, son muchos testimonios que le llegan todos los días y la necesidad de alimento va a la alta, cada día hacen más comidas, al grado que ya tienen dos horarios, los desayunos los otorgan a las 9 y a las 10 y las comidas a la una y dos de la tarde, porque desgraciadamente las autoridades dejan otra vez que los comerciantes saquen sus mercancías a la banqueta.

Recalcó que los inspectores de Fiscalización deben ver que la banqueta esté totalmente libre, para que no haya más brotes y contagios de COVID, “esto no es un tianguis para estar en la banqueta, se debe de procurar la sana distancia, no hay tapetes sanitizadores, los comerciantes no traen careta, eso va a provocar que muera más gente”, agregó.

Manifestó que ahora ya no tienen colas grandes, porque les dan brazaletes, cada uno es una orden de comida, eso se hace para que no lleguen niños, ni ancianos, solo gente en estado vulnerable. A las señoras embarazadas las apoyan con leche, vitaminas, ropa, a los discapacitados con sillas de ruedas, bastones, todo a través de amigos, porque el gobierno no ha ido a ofrecer su apoyo, incluso ahora puso un aljibe para que cualquier gente que pase se pueda lavar las manos.

Por último, Villalba Vidal señaló que la gente del DIF y la Guardia Auxiliar Ciudadana ya no van, sólo lo hicieron para la foto y desgraciadamente un hermano de él, desde Campeche, que le mandaba dinero murió y otro que vive en Mérida está mal de COVID, pero él seguirá en su lucha con el Comedor de Dios apoyando a quienes menos tienen con el patrocinio de tres amigos que no lo han dejado de respaldar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario