jueves, 11 de junio de 2020

Laguna de Bacalar muestra recuperación ecológica tras cuarentena por COVID-19


Chetumal.- Tras el cierre de la  actividad turística en la laguna de Bacalar desde el 1 de abril pasado debido a la pandemia del Covid-19, la laguna de Bacalar ha comenzado a mostrar signos de recuperación ecológica  en lo que respecta a flora y fauna que han permitido tras muchos años, el avistamiento de cocodrilos, aves, tortugas y otras especies cerca del centro urbano, sin embargo, la tala de mangle  y el cambio en las características fisiológicas del territorio ya san provocado daños permanentes.
Marco Jericó Nava Martínez integrante del Colectivo Consejo Bioregional de Bacalar, vio como positivo que se hayan suspendido las actividades acuáticas, al ser uno de los principales problemas de contaminación que sufre este cuerpo de agua.

“Hemos visto avistamiento de flora y fauna sobre todo fauna que normalmente no estábamos viendo comenzaron aparecer comenzaron a acercarse al centro urbano al no  haber movimiento de lanchas, empezamos a ver tortugas, mas aves la isla de las aves esta repleta de aves migratorias no se había visto tantas aves en varios años también tortugas cocodrilos hay una recuperación de la laguna.

Explicó que con el cese a la actividad turística en  el país las más de 250 embarcaciones que recorrían la laguna se vieron obligadas a parar, permitiendo en poco más de 2 meses que aves, cocodrilos, tortugas y algunas de especie de flora recuperen el espacio que les pertenece, aunque resaltó existen daños irreversibles ante la falta de regulación ambiental en el décimo municipio.

“Sin embargo el impacto que genera una actividad turística sin regulación sin normatividad a veces puede generar daños permanentes en la laguna ha habido afectaciones en el manglar hay zonas que están disminuyendo su capacidad de retención incluso de carbono y el turismo llega va generando degradación del ecosistema hay compactación del suelo un cambio en la características fisiológicas del territorio por el uso turístico que degradan la capacidad de sostener a especies de flora y fauna”.

Resaltó que el municipio de Bacalar carece de instrumentos normativos ambientales y que regulen de manera sustentable la actividad turística, por lo cual una vez que se reabran  en su  totalidad las actividades turísticas en el pueblo mágico, incluyendo la marítima, todo lo ganado se volverá a perder ante la falta de regulación, por lo cual dijo la pandemia ha brindado la oportunidad de ver el daño que se le ha hecho a la laguna y con ello corregir todas las irregularidades que se vienen dado o de lo contrario se está condenando al deterioro irreversible de este cuerpo de agua y con ello el fin de las actividades turísticas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario