lunes, 6 de julio de 2020

Conato de bronca por alimentos en “Comedor de Dios”; “No se conforman con una ración”, piden apoyo policial


Por: Román Martínez

Cancún.- Ricardo Villalba Vidal, quien desde hace 90 días ofrece gratis   desayunos y comidas a personas de escasos recursos con el apoyo de voluntarios, informó que hoy estuvo a punto de suscitarse una pelea entre los asistentes que exigían más comida, por lo que pide el apoyo de elementos de Seguridad Pública, para que no se repita ni haya problemas, porque la repartición de los sagrados alimentos es equitativa.

El entrevistado, quien también está construyendo un asilo para gente vulnerable y rescate de niños de la calle, señaló que esta mañana unos trabajadores que fueron por su desayuno (de 150 que repartió) exigían más, “no se conforman con una ración, son gente muy agresiva, piensan que esto es una obligación o que el gobierno los está manteniendo o cosas por el estilo”, indicó.

Precisó que esa ayuda ya la ha solicitado a diferentes instancias, empezando por el Secretario de Seguridad Pública Municipal, el señor Santamaría, “pero no tenemos ese apoyo de parte del gobierno, es una lástima, por más que les he hablado que hay personas en estado inconveniente o que están muy agresivos, no nos han ayudado, incluso gente ha dejado de venir porque en la fila los han agredido, los extorsionan y les piden y quitan su dinero”, recaló.

Precisó: “supuestamente tengo línea directa con Santamaría, pero en los hechos no hemos recibido ese apoyo que tanto se necesita”, agregó el entrevistado, quien dijo que mandaron una vez una patrulla, cuando una chica estaba muy tomada y agresiva, a la cual sólo invitaron a retirarse; “se burló de los policías, les bailó un tango en la avenida parando el tráfico, cayéndose de borracha, pero no se la llevaron”, agregó.

Precisó que  es muy importante que diario le manden elementos de seguridad pública, para que inhiban a los asistentes que quieran pasarse de listos, ya que entre las nueve y diez de la mañana regala desayunos y en la tarde, de la una a las dos y media ofrece comidas, aparte de despensas con leche y pañales para mamás que tienen niños chiquitos.

Ricardo Villalba, a quien le llaman “El Ángel de los Pobres”,  se despidió al hacer un llamado a que se sumen voluntarios, porque la tortillería La Michoacana ya no puede darles el producto, pero siempre hay gente que desea ayudar y a esos les pide su respaldo para seguir en esta noble causa en el “Comedor de Dios”, en la avenida Portillo a la altura de la Torcasita.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario