domingo, 19 de julio de 2020

Juez ordena suspensión definitiva de Tren Maya T1, atenta contra salud de comunidades y pueblos indígenas


Ciudad de México.- Tras demostrar que las actividades que conllevan a la construcción del proyecto Tren Maya atentan contra la salud de comunidades y pueblos indígenas en Chiapas, Yucatán, Campeche, Quintana Roo y Tabasco, una juez federal determinó la supresión definitiva de las obras en el tramo 1, que va de Palenque, Chiapas, a Escárcega, Campeche.

“La suspensión definitiva tiene por efectos detener cualquier actividad relativa a la implementación del proyecto, salvo la relacionada al mantenimiento de las vías, hasta en tanto el juicio de amparo no sea resuelto de manera definitiva”, señala el resolutivo provisional ordenado por la Juez Segundo de Distrito de Amparo y Juicios Penales Federales del estado de Chiapas, quien concedió, el 22 de junio pasado, la suspensión definitiva a un grupo de personas pertenecientes al pueblo Maya-Ch’ol, de las comunidades de Palenque, Salto de Agua y Ocosingo, quienes se ampararon frente a dicho proyecto.

El proyecto del Gobierno federal, conocido como Tren Maya, pretende conectar las principales ciudades y circuitos turísticos en los cinco estados del sureste mexicano de la región maya (Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Chiapas y Tabasco), por medio de mil 460 km de vía férrea y 18 estaciones de tren.

Los días 14 y 15 de diciembre de 2019, se realizó en 84 municipios de esos cinco estados del sureste involucrados en el trazo de la vía del tren, la fase deliberativa de la consulta sobre el Tren Maya, después de una sesión de información que se tuvo unos quince días antes.

Fue hasta el 21 de abril de 2020 cuando 290 organizaciones, colectivos, comunidades y personas exigieron el cese de las actividades del proyecto del Tren Maya por riesgo sanitario, además de solicitar las garantías de participación equitativas para las comunidades afectadas.

Esto, luego de que el 6 de abril del presente año, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el Acuerdo por el que se establecen los Lineamientos Técnicos para atender la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2, acordado el 31 de marzo del 2020.

Ahí se señala que todas las actividades de producción de acero, cemento y vidrio que tengan contratos vigentes con el Gobierno federal, deberán continuar para cumplir con los compromisos a corto plazo de los proyectos Dos Bocas, Tren Maya, Aeropuerto Felipe Ángeles y el Corredor Transístmico, aun cuando los acuerdos en la materia establecen el cierre de todas las actividades no esenciales.

En ese sentido, las organizaciones, colectivos y comunidades manifestaron que esta determinación, pone en riesgo la salud y la vida de las y los trabajadores que tendrán que continuar con las obras derivadas del citado proyecto, así como de la población, mayoritariamente indígena, afectada por el mismo.

Precisaron que, continuar las actividades relativas a la construcción del Tren Maya en el actual contexto, genera un estado de indefensión hacia aquellas personas y comunidades que han manifestado su rechazo u oposición al proyecto. 

Señalaron que el acuerdo que ordena mantener la construcción del llamado Tren Maya a pesar de la contingencia, se suma a la opacidad y falta de información con la cual el Gobierno federal ha manejado este proyecto.

Organizaciones, comunidades y colectivos hicieron un llamado al Presidente de la República para que suspenda la construcción del denominado Tren Maya y, con posterioridad a la emergencia sanitaria, inicie un proceso de diálogo real, serio, informado y equitativo que garantice los derechos a la información.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario