viernes, 14 de agosto de 2020

Desgaste en Comedor de Dios: “Me siento muy cansado”, dice su fundador y pide ayuda ante escasez de donantes


Por: Román Martínez

Cancún.- Ricardo Villalba Villar, impulsor del Comedor de Dios, ubicado enfrente de La Torcasita sobre la avenida López Portillo donde regalan desayunos y comidas desde hace 112 días sin ninguna cuota de recuperación, dijo que ya se siente muy cansado y preocupado porque hay gente que ya no lo está apoyando.


Dijo: “se nos está complicando la situación, nosotros estamos totalmente altruistas, me siento muy cansado, no he parado para nada, ahorita las rodillas me duelen, siento que me está dando gota por el estrés y la tensión  porque se nos está acabando el gas y nos dura una semana, porque hacemos 400 raciones de comida al día”, señaló.

Indicó que tan sólo en insumos son 25 kilos de arroz, 25 de frijol, 10 de sopa, verdura, tortilla ya no les regalan, diario son entre 10 y 15 garrafones de agua. 
Y lo bueno es que ya muchos albañiles que encontraron trabajo ya no van a pedir comida, pero a cambio está llegando gente de clase media que trabajaba en las Plazas Comerciales, donde todavía no abren todos los locales.

Ricardo manifestó que esa gente que vivió varias semanas de sus ahorros ya se les acabaron, porque ya son cinco meses de que no tienen ingresos y les ayuda mucho que acudan por su desayuno y comida gratis y lo que se ahorran lo usan para su renta, “si vas a las plazas comerciales ves locales vacíos”, señaló.

El exhorto, dijo, es que aquellos que tienen recursos, aunque sea los apoyen de 200 o 300 pesos semanales, “la satisfacción es que hemos evitado que gente se suicide por la desesperación, estamos apoyando a mujeres que están quedando viudas, muchos hombres ha muerto, a esas señoras las estamos ayudando con pañales y leche en polvo para sus hijos y también les hemos dado para su camión, para que se regresen a su tierra, con su familia”, indicó.

Precisó que esto va para largo, al parecer a mediados del próximo año nos levantaremos, por lo pronto para seguir regalando comidas y desayunos está vendiendo sus zapatos, incluso con su marca, “de borrego, especial para diabéticos, su costo de 750 lo estamos rematando a costo a 350, son especiales  para obesos e hipertensos, todos los días de nueve de la mañana a siete de la noche”.

Por último, El Ángel de Dios, como se le conoce, indicó que también está ofertando zapatos de piel de cocodrilo a 400 pesos, tenis 150 y 200 pesos, zapatos de mujeres a 180 pesos, mayones a 60 pesos, ropa de 30 pesos, “que venga la gente y apoye para seguir dando atención a gente vulnerable, porque también estamos construyendo un asilo para ofrecer talleres de manualidades, el cual va con muy buen avance, en el que estamos terminando los baños”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario