lunes, 17 de agosto de 2020

Expedientes X: El “bisne” del Tren Maya…


Expedientes X 17 de Agosto 2020.- El “bisne” del Tren Maya… Que el negocio del Tren Maya está bajo el control del tabasqueño Rafael Marín Mollinedo, nos dice una fuente de alto nivel. ¿Quién es este personaje? Rafael Marín Mollinedo es amigo personal de AMLO. Fue su director de Servicios Urbanos del entonces Distrito Federal durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (2000-2006). Marín Mollinedo dejó el cargo en 2005 tras el desafuero de AMLO un año antes de que éste terminara su mandato en la capital del país. Rafael Marín Mollinedo es primo de Nicolás “Nico” Mollinedo Bastar, el famoso chofer que le manejaba el carrito blanco a López Obrador. Hoy, Rafael Marín Mollinedo es el encargado del proyecto “Corredor Transístmico” un megaproyecto de infraestructura que AMLO le puso en las manos y por las que corren millones y millones de pesos. Ese proyecto se ubica en el Istmo de Tehuantepec -entre Veracruz y Oaxaca- y desde ahí Rafael Marín Mollinedo mueve los hilos del proyecto Tren Maya. En Quintana Roo, Rafael Marín Mollinedo tiene operadores que están acomodando los negocios del Tren Maya para beneficio de ciertas empresas ligadas al grupo en el poder...
Pablo Careaga Córdova es el encargado del Tren Maya en Quintana Roo. Opera desde Fonatur. Este personaje tiene parentesco con el empresario Francisco Córdova Lira, dueño de Río Secreto, entre otros negocios. Por ahí va la madeja.

El proyecto del Tren Maya lo desarrolla Fonatur, pero los asuntos de los “negocios” relacionados con dicho proyecto los opera Rafael Marín Mollinedo

Originalmente, el presidente López Obrador aseguró que el costo del Tren Maya sería de 120 mil millones de pesos y que ese dinero lo iban a poner las empresas que iban a explotar los beneficios de ese transporte ferroviario.

Pero después de que nadie de la IP le entró por ser un proyecto inviable, el propio AMLO declaró el 16 de diciembre 2019, que su gobierno aportará el total del costo del Tren Maya.

Ahora se sabe que el Tren Maya elevó su costo. Pasó de 120 mil millones de pesos a 170 mil millones de pesos. Es un mundo de dinero. La cancelación de los fideicomisos es para tomar ese dinero e inyectarle fondos al Tren Maya. Es probable que sólo se salven 4 fideicomisos, no más.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario