lunes, 14 de septiembre de 2020

Reapertura Arqueológica: Tulum, Coba, Muyil y San Gervasio funcionando, anuncia Carlos Joaquín

Por: Esmaragdo Camaz

Tulum.- Las zonas arqueológicas de Tulum, Coba, Muyil y San Gervasio, fueron reabiertas al público lunes como parte de la reactivación económica tras casi seis meses cerradas por la pandemia de coronavirus, una apertura de gran beneficio para el Turismo y para los trabajadores de esa industria, destacó el gobernador Carlos Joaquín, quien presidió el evento de la reapertura.


En el evento también, el director del INAH, Diego Prieto Hernández, y el titular de FONATUR, Rogelio Jiménez Pons.


La reapertura llega en la segunda semana del semáforo epidemiologico amarillo, cuando las playas ya están abiertas al público y los hoteles ya reportan un 30 por cierto de ocupación.


El gobernador Carlos Joaquín destacó la importancia de la reapertura de las zonas arqueológicas tras casi seis meses cerradas por la pandemia de COVID-19. 


Hizo mención de la gradual reapertura económica y de los avances de la misma, como el aumento de las operaciones diarias del Aeropuerto Internacional de Cancún, que este fin de semana superó 250 vuelos en un día.


Esta reapertura de las zonas arqueológicas es parte de la reactivación económica de Quintana Roo, expresó el mandatario.


Las zonas arqueológicas ya están abiertas al público con todas las medidas sanitarias.



Mensaje del Gobernador Carlos Joaquín


Buenas tardes, que gusto en saludarles en esta extraordinaria imagen, con este extraordinario escenario, siempre es un gusto venir a Tulum y tener la oportunidad de apoyar y trabajar en bien de nuestro tulumnenses y bueno, ahora en este momento tan importante para Quintana Roo de reapertura de la economía, de trabajo en conjunto, en equipo en búsqueda precisamente de lograr mejores propósitos, nuestras metas de crecimiento y desarrollo económico.

Me da muchísimo gusto tener al antropólogo Diego Prieto Hernández, director general del INAH aquí con nosotros habíamos estado platicando desde hace varios días ya sobre la posibilidad de esta apertura que hoy se hace realidad, muchas gracias por acompañarnos don Diego.

Encantado de recibir a don Rogelio Jiménez Pons con quién venimos trabajando permanentemente con el tema del tren y con otros muchos proyectos que Fonatur tiene en el estado, gracias Rogelio.

Saludar al señor presidente municipal de Tulum don Víctor Mass con quien también tuvimos hace unos momentos algunas sesiones de trabajo, a Margarito Molina director del Centro Instituto Nacional de Antropología aquí en Quintana Roo, gusto verte Margarito.

Saludar a todos los funcionarios federales, estatales, municipales, saludar a los invitados especiales don Rufino, don David Ortiz Mena, la señora Celia Aguilar, don Eduardo Ortiz Jasso y muchos más quienes están con nosotros a todas y a todos bienvenidos, amigos de los medios de comunicación también me da mucho gusto verles, hacía un buen rato que no teníamos la oportunidad de vernos de forma presencial, que bueno saludarles.

Sin duda lo que hemos escuchado en este día es lo que ha venido ocurriendo en Quintana Roo desde el 13 de marzo primer contagio que tuvimos en el estado y lo que el Covid ha representado para Quintana Roo, una depresión económica muy fuerte, una crisis de salud, las necesidades de incrementar nuestra infraestructura hospitalaria, de llevar en primer instancia genera un plan al que le llevamos juntos saldremos adelante.

Ese plan tenía como principal situación el tema de salvar vidas, salvar vidas humanas que nos llevaba a la necesidad de tener el número suficiente de camas, de ventiladores, de médicos, de personal de enfermería, crecimos 600% por cierto en infraestructura hospitalaria en cuatro meses, hoy contamos con casi 1,000 camas definidas o destinadas hacia Covid, contratamos más de 838 profesionales de la salud en búsqueda precisamente de atender una situación que se veía complicada que prácticamente sin historia y viendo lo que venía ocurriendo en otros lugares del mundo es como fuimos trabajando en fórmulas matemáticas que nos fueron dando esos números para alcanzar precisamente una cobertura que se pareciera a lo que estaba ocurriendo en estos países.

Lo logramos y tuvimos que entrar a una segunda fase de este plan que fue la de apoyar a las familias quintanarroenses, 106,000 empleos perdidos en lo que duró este problema o esta crisis, el espacio de confinamiento en el que 97% de los negocios relacionados con la industria turística cerraron.

En fin cerca de 190,000 familias más que aunque no están registrados ante el Seguro Social trabajan en diferentes aspectos principalmente relacionados con el tema de los servicios principalmente turísticos.

Esto nos daba más de 300 mil familias que habían visto perdido sus ingresos, disminuidos en muchos de ellos y que caían en una gran problemática, por ejemplo aquí en la zona arqueológica de Tulum con nuestros guías de turistas, con muchas de las personas que tienen que ver directamente en el trabajo de todos los días.

Y por ello entraron en un proceso de ayuda y de apoyo a las familias quintanarroenses en donde además de pedirles que se quedarán en casa, que tuviéramos ese confinamiento, pues había que apoyarles precisamente ante esa situación en lo que lo hicimos con el agua, con la energía eléctrica, con el gas, con alimentos y con la propia salud.

Y entramos después a la tercera fase de ese plan al que le hemos llamado Recuperemos la economía de Quintana Roo.

Recuperemos Quintana Roo este proceso de recuperación económica nos ha llevado a de nuevo rehacer el producto turístico que Quintana Roo tiene como principal sector en donde sin duda las zonas arqueológicas son una parte fundamental de ese producto turístico que el estado tiene porque además demostrarnos de recordamos lo que significa nuestra cultura maya sus enormes potenciales, sus capacidades, su talento, además pues es sin duda un espacio de gran atractivo turístico para rehacernos, para promoverlos y por supuesto para avanzar en esta recuperación.

Y esta recuperación se basa en tener de nuevo vuelos que lleguen a nuestros aeropuertos, hemos incrementado ya el número de esos vuelos a el sábado pasado en el que tuvimos ya el mayor número de ellos que fue de 253 el promedio, el promedio normal que tenemos en el estado va entre 300 y 350 vuelos diarios, con picos que llegan hasta 600 en estamos en 253.

Llegamos en un día a tener de nuestro confinamiento a tener 8, 8 vuelos en el aeropuerto entonces pues el crecimiento sin duda empieza a ser importante.

Hoy en todo el estado está ya en color amarillo de nuestro semáforo estatal y eso también nos permite el tener posibilidades de mayor ocupación hotelera, de mayor ocupación en nuestros restaurantes en prácticamente todos nuestros servicios lo que nos permite también el crecimiento y el desarrollo de nuevo.

Por supuesto hay que trabajar mucho en el esquema de promoción.

Hoy el Covid nos ha permitido ver también la necesidad de implementar, impulsar una diversificación económica, que bien lo dijo Rogelio hace un momento, puede basarse sin duda desde el inicio en la propia industria turística, pero también buscando lograr el esfuerzo, la separación de la misma para lograr entonces un crecimiento principalmente hacia la zona centro y sur del Estado que nos permita seguir también con actividad económica aun cuando tengamos situación como la que hemos vivido en estos momentos.

Nos complace muchísimo la apertura de las zonas arqueológicas en este caso 4, sí, Tulum, Cobá, Muyil, San Gervasio que seguramente nos va a permitir de nuevo atraer un mayor número de turistas.

Esta es una de las zonas más visitadas de México y esperamos que así siga siendo, que siga siendo un espacio de atractivo turístico fundamental y que al mismo tiempo le de ese esquema de cultura y sobre todo de reconocimiento a nuestra cultura maya que bien lo merece y que por supuesto nos permite tener imágenes como ésta, que son extraordinarias y que suman a nuestro producto turístico.

Así que nos da mucho gusto que se reabran las zonas arqueológicas de Quintana Roo, hay que seguir trabajando en ellas, bien lo dijo don Diego hace un momento, hay todavía un trabajo muy importante por hacer en ese sentido, zonas arqueológicas extraordinarias que aún no se pueden abrir y no solamente hablo de abrirse por el Covid sino por abrirse desde un inicio porque no han podido abrirse nunca y que esperamos que ahora puedan hacerlo y también darle fortaleza a otras más que tienen todavía un potencial de crecimiento muy importante y muy fuerte en bien del turismo, de los servicios que Quintana Roo y México ofrecen a los visitantes tanto nacionales como extranjeros.

Por supuesto el trabajo del Tren Maya, hemos venido trabajando con Rogelio desde hace un buen rato, buscando precisamente que se haga realidad el tema del tren, que aquí haya progreso, que funcione, que sirva para generar inversiones adicionales, que sirva también para comunicarnos mejor, sin duda acercará al norte con el sur de Quintana Roo y eso es uno de los grandes propósitos y metas que hoy tenemos ante los crecimientos tan grandes de nuestras ciudades como el que Tulum tiene y que tenemos que ordenar, en el que tenemos que trabajar juntos para evitar crecimientos que después se conviertan en grandes problemas tanto ambientales como de desarrollo social que después se convierten en otras cosas más que son de peor nivel y en el que debemos sin duda ponernos todos de acuerdo para lograrlo.

Así que felicidades por la reapertura de estas zonas arqueológicas hay que seguir trabajando en nuestros programas de reapertura económica de Quintana Roo, lograr de nuevo el desarrollo económico, los primeros lugares como Quintana Roo los ha tenido desde hace mucho y también los primeros lugares de generación y creación de empleo que ha hecho que tantas familias de tantos lugares de México hayan venido para acá en búsqueda de mejorar su nivel de vida.

Así que felicidades, gracias al INAH por su ayuda, por su apoyo en la reapertura de estas zonas arqueológicas.

Muchas gracias
















No hay comentarios.:

Publicar un comentario