miércoles, 9 de septiembre de 2020

Reconocen a periodistas: En vez de quedarse en casa arriesgaron sus vidas, dice “Comedor de Dios” 


Por: Esmaragdo Camaz

Cancún.- Imágenes de la convivencia en el “Comedor de Dios” la tarde de este miércoles en Cancún. Es un sentido evento de reconocimiento a periodistas y medios de comunicación que realizaron una amplia cobertura informativa durante los días más difíciles de la cuarentena por la pandemia de COVID-19. Es el final de una etapa del “Comedor de Dios” y el inicio de una nueva. 
Ricardo Villalva, el iniciador de este comedor comunitario, informa que ante las pocas donaciones y con el cambio de circunstancias, el “Comedor de Dios” va a dar un giro.

Ya no habrá reparto masivo de alimentos como se hizo en la etapa más difícil de la cuarentena, cuando daba hasta 500 comidas gratis al día a todo aquel que se formaba en la línea en la banqueta de su zapatería.

El “Comedor de Dios” cumplió a cabalidad en aquel momento su cometido. Y con la ayuda de los donantes de entonces, se puede concluir que el comedor comunitario cumplió su misión.

Ahora las comidas son servidas en un comedor que se ubica en la parte posterior de la zapatería y el acceso es por una pasaje lateral que evita atravesar por el interior de la tienda de zapatos.

En un momento en que las circunstancias han cambiado y cuando Cancún se encuentra en el proceso de reactivación económica, a partir de ahora los alimentos gratuitos son para aquellas personas vulnerables, muchas de ellas madres solteras con sus hijos.

Estas imágenes muestran el espacio que poco a poco se está convirtiendo en un centro asistencial para personas vulnerables.

Ricardo Villalva explica que a partir de ahora “El Comedor de Dios” va a vender comida al público y que de ahí saldrán los recursos que permitan al mismo tiempo dar de comer de forma gratuita a las personas vulnerables que ya forman parte de la comunidad a la que ellos atienden.

Actualmente “El Comedor de Dios” da albergue a algunas madres que se encuentran ahí con sus hijos. Es un espacio que continúa en construcción y poco a poco va mejorando los servicios.

Hoy el “Comedor de Dios” recibe a los reporteros como invitados. Los comunicadores son los festejados. Ricardo Villalva ofrece un inédito y sentido discurso de reconocimiento al gremio.

Asisten por cierto, muchos menos periodistas de los que durante meses dieron cobertura informativa al “Comedor de Dios”. En la mayoría de los casos el ajetreo de las noticias impide la presencia de muchos compañeros a la hora del convivio.

Ricardo Villalva dice que su deseo es agradecer a los medios de comunicación y periodistas la difusión que dieron al “Comedor de Dios”, pues de otra forma, esta iniciativa no hubiera trascendido, lo que fue factor principal para obtener las donaciones que permitieron alimentar de forma gratuita a tanta gente.

Ustedes -los periodistas- estuvieron aquí en los momentos más difíciles, y en vez de quedarse en casa, arriesgaron sus vidas, expresó Ricardo Villalva. Palabras llenas de verdad. 

Y no dejó pasar la oportunidad para recordar que en el gremio periodístico tuvimos varias bajas por el virus. Un momento también para la reflexión. Un discurso que no debe pasar desapercibido, pues en efecto, los compañeros se han mantenido firmes en su encomienda informativa.

Un mariachi apareció súbitamente en el “Comedor de Dios”. Le puso alegría al evento. Un detalle más ofrecido para los compañeros de los medios de comunicación.

En tanto, en la cocina el chef Rodrigo Rojo preparó deliciosos platillos para los festejados. Ayudado por los voluntarios de la cocina, el gastronómico diseñó un menú a base de Pozole clásico y con deliciosos chiles capeados rellenos de picadillo. Un manjar. Y para beber, aguas frescas.

En esta nueva etapa, el “Comedor de Dios” se enfila al desafío de lograr su autonomía. Sin embargo, en este proceso también mantiene la esperanza de continuar recibiendo donaciones, pues éstas siempre serán bienvenidas.

El “Comedor de Dios” está ubicado en la Av José López Portillo (Zapatería Villalva), a unas cuadras de la zona del Crucero, en el centro de Cancún. Ricardo Villalva, su fundador, está disponible en sus redes sociales.

En este nuevo proceso, el “Comedor de Dios” está por terminar su proceso que lo llevará pronto a convertirse en una Asociación Civil que también le permitirá aceptar donaciones deducibles de impuestos.





























No hay comentarios.:

Publicar un comentario